Sin resultados efectivos medidas del Gobierno para reducir importaciones

Por Venezuela Real - 28 de Enero, 2007, 9:09, Categoría: Economía

 Las políticas gubernamentales producen efectos negativos en los productores nacionales, de ahí la muy triste realidad, que cada día importamos más. Los lamentos vendrán, cuando este carnaval petrolero termine, desaparezcan las divisas para las importaciones, sin que se hayan tomado las previsiones para sustituirlas con productos nacionales.

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
28 de Enero de 2007    


Las compras externas de insumos y materia prima se elevaron en 117,3% en ocho años de Gobierno, al pasar de 14,4 millardos de dólares en 1999 a 31,3 millardos de dólares el año pasado, según cifras del BCV. El Ejecutivo ha querido reducir la adquisición de productos de otros países, pero se ha convertido en uno de los principales compradores de bienes de otras naciones

Desde que el presidente Hugo Chávez llegó al poder, en febrero de 1999, anunció medidas para reducir las importaciones y fortalecer la producción nacional. Se promovió desde el Ejecutivo la aplicación de medidas de salvaguardia comercial o protección para reducir la entrada de algunos productos industriales como textil, calzado y algodón de otros países, con la imposición de tasas o aranceles de aduanas. Y también se crearon cupos de importación que se continúan usando para la compra de alimentos como leche, queso, aceite, maíz amarillo y sorgo, entre otros, que se activan de acuerdo con la demanda nacional.

Luego del paro petrolero de 2003, la imposición del control de cambio le dio un nuevo giro a las importaciones del sector privado. A través de providencias que maneja Cadivi se definen los productos y los sectores reciben dólares al tipo de cambio oficial de 2.150 bolívares, lo que ya es una restricción a las importaciones. No así para el sector público que ha elevado la compra de bienes terminados en el extranjero, en parte para abastecer la Misión Alimentación y para tratar de solventar la escasez que se ha presentado en algunos rubros estratégicos como leche, carne y azúcar.

Desde el punto de vista de los comerciantes, imponer nuevas restricciones a las importaciones frenará el libre comercio y generará problemas como escasez y alza de precios que termina pagando el consumidor. Pero para los industriales, el aumento indiscriminado de las importaciones de productos terminados ha sentenciado la desaparición de pequeñas y medianas empresas que no pueden competir con compras exentas de impuestos y a un tipo de cambio oficial que estaría sobrevaluado.

Socialismo independiente

En 8 años, las importaciones tanto del sector público como del privado se elevaron en 117,3% al pasar de 14,4 millardos de dólares en 1999 a 31,3 millardos de dólares el año pasado, según las cifras del Banco Central de Venezuela.

Cadivi autorizó en 2006 para importaciones 16,8 millardos de dólares, los sectores más beneficiados fueron el automotor, de alimentos, comercio en general, salud y telecomunicaciones.

En el nuevo socialismo del siglo XXI, que conlleva ahora la modificación a través de la habilitante de una serie de leyes y de la Constitución, es muy probable que se transforme el concepto económico referido al comercio exterior. Un informe del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio destaca que "se fomentará la independencia económica con la creación de más industrias que produzcan lo que tradicionalmente se ha importado en Venezuela". De allí que se elevaron en 15% los aranceles a productos de lujo. Pero, por otro lado, se exoneraron del pago del arancel de aduana la importación de bienes de capital no fabricados en el país como maquinaria, plantas, equipos y otros componentes que requiere la pequeña y la mediana industria.

Lo que dicen unos y otros

"No estamos de acuerdo con las políticas de sustitución de importaciones, pero sí con medidas que recuperen el aparato productivo interno y que promuevan una mayor competitividad entre las empresas sin cerrar las importaciones", aclaró el presidente de Consecomercio, Noel Álvarez.

Explicó que las medidas de sustitución crean una especie de monopolio en el mercado en el que los productores tienen el control de la producción, y sin una competencia sana terminan generando bienes y servicios de menor calidad y a mayor precio.

El sector comercial depende en más de 80% de las importaciones de electrodomésticos, equipos de computación, carros, piezas y repuestos, vestido y calzado y otros bienes de consumo masivo. Para sustituir alguna de estas importaciones, el Gobierno creó un plan llamado La Canasta Familiar, que pretendía incentivar la fabricación de neveras, cocinas y otros artículos del hogar que luego se venderían sin recargo del IVA. No obstante, este proyecto está prácticamente paralizado porque no hay suficientes industrias que fabriquen estos productos en las cantidades que requiere el mercado.

Miguel Pérez Abad, presidente de Fedeindustria, señaló que en el sector de la pequeña y la mediana industria, aunque las medidas aplicadas por el Gobierno han arrojado resultado favorables, la producción no ha sido suficiente para atender la demanda.

"Hay más poder adquisitivo por el crecimiento económico y evidentemente la industria venezolana no estaba preparada para atender ese consumo. Creemos que deben seguir las medidas de apoyo a la industria, pero sin cerrar de forma dramática las importaciones. Debemos ir progresivamente disminuyendo las importaciones en la medida en que aumente la oferta nacional de bienes.

La estrategia debe ser aumentar las capacidades productivas y disminuir las importaciones", dijo.

Pérez Abad explicó que 47% del valor de la producción de las industrias depende de las importaciones de insumos, equipos y materia prima, principalmente porque en el país no se ha desarrollado la tecnología necesaria para elevar la producción de las empresas.

Otra posición tienen los agricultores, quienes han criticado las compras discriminadas de alimentos por parte del Gobierno para surtir las bodegas de Mercal. Luego de tres años de aumento de las importaciones de productores alimenticios, el Ejecutivo le puso freno y logró reducir en 42% esas compras, pero se encuentra con el problema de desabastecimiento en la red de Mercal. Un tema que para muchos es por casos de corrupción y no por falta de productos.

Para el presidente de Fedeagro, Gustavo Moreno, "las importaciones desmedidas han afectado la colocación de la producción interna porque desestabilizan el aparato productivo venezolano". Comenta que cuando se favorece la entrada de productos sin el pago de aranceles, prácticamente el Gobierno está subsidiando a los productores de los países de origen de esas importaciones; es el caso de Brasil con la compra de pollo, aceite y mantequilla.

"Las importaciones tienen que tener un equilibro para que se autorice la compra de aquellos rubros en los que tengamos desabastecimiento y además que estas compras no se realicen durante la colocación de la cosecha", agregó Moreno.

Carlos Machado Allison, profesor del IESA y experto en negocios agrícolas, alerta que en el afán del Gobierno de regular las importaciones se pueden imponer medidas restrictivas similares a las que aplicó en su momento el presidente Jaime Lusinchi, época en la que desaparecieron frutas exóticas, pañales, leche en polvo y otros productos que no se fabricaban en el país.

En 2006, las importaciones agrícolas llegaron a 3,3 millardos de dólares, lo que demuestra, según Machado, una ineficiencia en el programa de sustitución de importaciones. "No ha habido un plan de sustitución de importaciones sino una sustitución de la producción nacional. Tenemos un alto flujo de importaciones, por ejemplo de pollo de Brasil, y la industria nacional avícola comienza a sentir los efectos negativos de esa competencia", señala.

Considera que no hay una inversión nacional importante para lograr elevar la producción y esto fundamentalmente porque la agroindustria está sometida a una política de control de precios que no le permite ser competitiva.

"La capacidad de consumo de la población aumentó y la producción de bienes y servicios se quedó rezagada en relación con la capacidad de compra, y de allí que un valor importante de las importaciones lo tengan vehículos y alimentos", dijo.

Comentó que las medidas proteccionistas ya se ensayaron en otros gobiernos y lo que generaron fue escasez y alza de precios. A su juicio, el país está entrando en una etapa delicada por cuanto se quieren imponer medidas que fracasaron.

"En los años 80, a finales del gobierno de Jaime Lusinchi, los SKU o la cantidad de productos por códigos de barra en los supermercados eran de 900 unidades, con la apertura económica de los años 90 se elevó a 11.000, representando un incremento en la variedad, calidad y precio conque cuenta el consumidor a la hora de elegir su compra; pero estamos retrocediendo y se ha reducido la diversidad en la oferta de productos", señaló el profesor del IESA.

Para Eduardo Gómez Sigala, presidente de Conindustria, el problema es que a las empresas venezolanas "se les ha puesto tantas trabas y dificultades que evidentemente su capacidad productiva se ha recuperado, pero no lo suficiente para decir que hay un crecimiento sostenido".

Asegura que durante mucho tiempo se han estimulado las importaciones en sustitución de la producción nacional y, en la actualidad, lejos de promover la manufactura nacional, se crean nuevas medidas restrictivas como la exigencia de solvencia laboral y de certificados para obtener dólares para importar bienes y materia prima que requiere la industria local, como las ensambladoras de vehículos, farmacéuticas y empresas de alimentos.

"Cualquier programa para sustituir importaciones será inútil si no se estimula la producción nacional y para eso hace falta combatir la corrupción, la burocracia y que se simplifiquen los trámites", sentenció el industrial.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog