Las ambiciones de Chávez, por ahora a salvo de la caída en el precio del crudo

Por Venezuela Real - 29 de Enero, 2007, 13:20, Categoría: Petróleo/Energía

 Países vulnerables a la fluctuación de los precios del crudo, como Irán, Rusia y Venezuela, podrían verse afectados, sí el petróleo continúa moviéndose a la baja durante el 2007.

David Luhnow, en Ciudad de México,
Bill Spindle, en Teherán,
Guy Chazan, en Moscú,
The Wall Street Journal / El Nacional
29 de Enero de 2007


El descenso del precio del petróleo en los últimos meses ha alentado las esperanzas de la Casa Blanca de que los gobiernos a los que considera preocupantes, como los productores de crudo Venezuela, Rusia e Irán, se debiliten al contar con menos ingresos.

Los tres países son potencialmente vulnerables: los ingresos por crudo y gas representan entre 66% y 75% de los ingresos de los gobiernos de Venezuela e Irán, y un poco menos en Rusia. Por ende, una caída más abrupta en los precios del petróleo desacelerará el crecimiento económico y golpeará las finanzas de esos estados. Esto los forzaría a bajar sus gastos sociales, los que les ayudaron a obtener popularidad interna y les han dado fuerza para ser más osados en el ámbito internacional.

Sin embargo, aún es demasiado temprano para esperar que la cambiante economía del petróleo tenga grandes repercusiones políticas. Aunque el precio del crudo ha caído 28% desde alcanzar su cima de US$77,03 en julio, según estándares históricos todavía está en niveles altos. Además, los tres países han acumulado reservas sustanciales de divisas para amortiguar una caída más pronunciada en los precios. "Con el crudo en US$50 ninguno (de los tres países) está en peligro", afirma Michelle Billig, directora de riesgo político de la consultora PIRA Energy Group.

"Después de todo, hace tan sólo unos años hablábamos de una bonanza petrolera cuando los precios alcanzaron los US$30 el barril".

Además, no hay certeza de que estos países alteren radicalmente sus políticas en caso de apuros económicos. Bajo el mando de Vladimir Putin, una de las prioridades de Rusia es restablecer su poder político y recuperar la influencia global que tenía durante la era de la Unión Soviética. Asimismo, sin importar el precio del crudo, generaciones de líderes en Teherán se han fijado como meta el desarrollo de tecnología nuclear y, posiblemente, un arma de este tipo.

Problemas en Caracas Sin embargo, el presidente de Venezuela Hugo Chávez podría tener más problemas para continuar su política exterior en caso de que el petróleo caiga más. En los últimos años, Chávez ha usado los ingresos petroleros para contrarrestar lo que, según él, es la dañina influencia estadounidense en América Latina.

Así, Caracas ha ayudado a financiar la deuda de algunos países de la región y ha entregando petróleo con descuento a docenas de países, incluyendo Cuba y también algunos estados de Estados Unidos.

A diferencia de Rusia y, en menor grado Irán, Venezuela ha sido mucho más imprudente en el uso del dinero petrolero. Según cálculos de Morgan Stanley, sólo el año pasado el gasto fiscal creció 43%, aumentando la brecha entre los ingresos fiscales totales y los gastos en cerca del 1,5% de la economía total.

De momento, la baja en los precios no ha hecho mella en los gastos de Chávez. La semana pasada anunció un programa para enviar cada año a 100.000 venezolanos pobres de vacaciones a Cuba. Y hace dos semanas ofreció los servicios del ejército venezolano para construir una carretera en Nicaragua por un costo estimado de US$350 millones.

Aunque los economistas concuerdan en que los gastos liberales de Chávez podrían quebrar a la economía venezolana, aseguran que, si es que ocurre, ello no sucederá en al menos otro año. ¿La razón? El país ha acumulado más de US$36.000 millones en reservas.

Incluso si el crudo no sigue cayendo, hay señales de que Chávez está teniendo problemas. Hace poco, ordenó una subida en los precios de la gasolina para aumentar los ingresos fiscales. Algunos economistas piensan que la reciente nacionalización de la mayor compañía telefónica y eléctrica del país es una señal de que el gobierno está ansioso por recaudar más dinero con el fin de continuar su tren de gastos.

Si el precio del crudo sigue en picada, Chávez tendrá que decidir dónde recortar y la política exterior probablemente esté en lo alto de esa lista. El más beneficiado de la generosidad de Chávez es Cuba, que recibe 103.000 barriles de crudo al día.

Los analistas calculan que la ayuda venezolana a Cuba asciende a unos US$3.000 millones al año.

Para Washington sería un alivio si Caracas tiene que reducir esa ayuda.

También sería una buena noticia para los propios venezolanos, muchos de los cuales resienten la ayuda a otros países mientras que ven poco progreso en el combate a la pobreza interna. De hecho, un estudio reciente de Claudio Loser, un ex funcionario del FMI, muestra que el ingreso per cápita de Venezuela ha crecido sólo 1% desde 1998, el año en que Chávez asumió el poder.

Además de recortar la ayuda a otros países, Chávez podría verse forzado a recortar gastos internos.

El año pasado, Venezuela tuvo la inflación más alta de América Latina, cerca de 17%, y se espera que este año aumente aún más.

Irán por su parte, ha seguido una política de expansión fiscal parecida a la de Venezuela, por lo que también podría estar en la cuerda floja si el crudo se desploma.

Rusia, en cambio, es mucho menos vulnerable. El país ha acumulado reservas en divisas por US$300.000 millones y un fondo de estabilización del petróleo de US$89.000 millones, además de lograr superávit fiscales todos los años.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog