El más ineficaz de los totalitarismos

Por Venezuela Real - 31 de Enero, 2007, 9:28, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Roberto Giusti
El Universal
30 de Enero de 2007

Si la soberbia le gana al sentido común, Chávez hará colapsar su proyecto político

Para establecer un régimen totalitario no basta, ni mucho menos, la existencia de una mentalidad totalitaria. Un requisito básico pero, por suerte, insuficiente porque además de otros atributos, como la voluntad y la ausencia de escrúpulos el gobernante debe armarse de un cierto tipo de locura insensible ante la posibilidad de la propia autodestrucción.


No afirmamos con eso que la personalidad de Chávez esté desprovista de tales características. Todo lo contrario evidentemente anidan en su mente y se proyectan en su discursos, en sus intenciones y en buena parte de la realidad. Ahora bien, si la deriva totalitaria ya la ven hasta los ciegos que durante años consideraron a Chávez un demócrata a carta cabal, aún es largo el trecho que nos separa del dominio absoluto de mentes, almas y cuerpos por parte de un régimen que aplaste a toda la sociedad y confisque hasta los más íntimos derechos individuales.

Para llegar a ese extremo hay que dejar por el camino la apariencia democrática con la cual Chávez pretende legitimarse ante el mundo. Y eso implica la creación de un Estado policial, tremendamente eficaz en la represión de cualquier forma de disidencia, incluso la interna, ya perceptible, pero sofocada por el terror de una dirigencia oficialista incapaz de manifestar la menor señal contraria a la voluntad sacrosanta del todopoderoso.

En otras palabras, a menos que estemos ante un totalitarismo light, una especie inédita, algo así como el socialismo del siglo XXI, fatalmente el régimen pasará de la agresión verbal a la material, del asesinato político al físico y de las muertes figuradas a las reales. No hay otra manera conocida de imponer un sistema político que por liquidar, no digamos las ideas, sino el instinto libertario, siempre provocará la rebelión de los oprimidos.

Insistimos, en teoría Chávez es capaz de eso y de mucho más, pero uno duda, en la práctica, de la capacidad de un gobierno para imponer un régimen de terror que demanda una eficacia, un orden y una organización que no se ven por ningún lado.

De hecho todos los totalitarismos, a excepción de la implacable maquinaria represiva, están condenados a su desaparición o transformación, a causa de una ineficiencia estructural a la hora de administrar la suma total de los poderes. Y no digamos éste, en embrión, que incapaz de recoger la basura o de garantizar la seguridad personal, ¿cómo podrá manejar las telecomunicaciones, la televisión, la energía eléctrica, la faja petrolífera del Orinoco, el turismo y lo que le venga en gana al señor sin provocar una catástrofe?

En otras palabras, si la soberbia pudo más que el sentido común, Chávez se dispone a provocar el colapso de su proyecto. Es decir, chacumbele.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog