Bolivia: Crece la influencia venezolana

Por Venezuela Real - 6 de Febrero, 2007, 17:05, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Marco Zelaya y Mónica Saucedo*
Semanario PULSO - Bolívia
Enero 2007

• La sombra de Hugo Chávez está en distintas áreas de la actividad nacional.
• La meta del presidente venezolano, ahora es dar un viraje hacia un
"socialismo del siglo XXI".

Para consolidar ese proyecto de alcance regional refuerza sus relaciones con los países que se han adherido a su idea de construir toda una plataforma que se fundamentó hace poco en discursos integracionistas "bolivarianos" y, por supuesto, en un porcentaje nada despreciable de los millones de petrodólares –se asegura que son más de 130 mil millones de dólares– que ingresaron a Venezuela en sus ocho años de gestión.

En Bolivia, la influencia de Chávez es creciente y está en áreas como la producción de hidrocarburos, las finanzas, las Fuerzas Armadas, los acuerdos comerciales, los programas sociales –en salud y educación, principalmente–, los servicios básicos de agua potable y alcantarillado, el programa de carnetización y en el agro, entre otros.

El propio presidente Evo Morales ha admitido que está bajo la tutela de Chávez, porque considera que tanto en Venezuela como en Cuba, como declaró en el momento de sumar a Bolivia a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), "podemos encontrar solidaridad incondicional".

En el ALBA, participan Venezuela, Cuba, Bolivia y, con la llegada al poder del sandinista Daniel Ortega, también Nicaragua. Y podría seguir el mismo camino Echador, tras la posesión del mandatario Rafael Correa. Las tres primeras naciones nombradas firmaron el Tratado de Comercio delos Pueblos (TCP), que fue propuesto por Morales en sustitución del Tratado de Libre Comercio (TLC) de la Casa Blanca y que se fundamenta en la búsqueda de objetivos sociales y de equidad antes que comerciales.

Esa "solidaridad incondicional" no es tal para los partidos opositores,especialmente para Podemos, que están convencidos que ese "tutelaje" responde a la estrategia de articular un proyecto regional de poder de orientación populista.

El senador de Podemos, Oscar Ortiz, dice que el Gobierno de Morales está bajo el tutelaje de Chávez, quien está malgastando los recursos de su país sin rendir cuentas y llevando a Bolivia a que ponga en riesgo sus relaciones comerciales con Colombia y Perú, que son mercados estratégicos para las exportaciones de soya y derivados, y con Estados Unidos, que es el principal comprador de productos con valor agregado como los textiles, las manufacturas de madera y en cuero y la joyería en oro.

Asegura que el polémico convenio militar firmado con Venezuela viola la soberanía nacional y admite la injerencia de oficiales de ejércitos extranjeros, por lo cual presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Para el jefe de bancada del MAS, Gustavo Torrico, la relación bilateral entre Bolivia y Venezuela busca mejorar el comercio entre ambos países y descarta una intromisión política del país caribeño.

Afirma que no comprende por qué los opositores se rasgan las vestiduras sobre el acuerdo militar firmado con Venezuela, puesto que es complementario al convenio básico de cooperación técnica suscrito en Bolivia el 3 de abril de 1973, es decir, hace 33 años.

Los convenios militares

En mayo de 2006 se suscribió un acuerdo que permite a Venezuela enviar soldados a solicitud de Bolivia en casos de conflicto interno, lo cual ha sido censurado y rechazado por los partidos de oposición. Podemos impugnó este convenio ante el Tribunal Constitucional, pues alega que hubo irregularidades durante su aprobación en el Senado.

El artículo primero del acuerdo castrense Venezuela-Bolivia explica que el fin es "mejorar y complementar las capacidades de defensa del país", además de un "control de armas".

También señala que "las partes promoverán contactos necesarios con la finalidad de mejorar la capacidad de material bélico terrestre y naval".

Venezuela está interesada en construir una terminal fluvial en Puerto Quijarro, al sureste de Bolivia, cuya zona franca está exenta del pago de impuestos, con el fin de fortalecer un polo de desarrollo nacional. También apoyará, en el marco de otros convenios con 20 países, en la construcción de puestos militares de frontera para que haya un mayor control migratorio en la Aduana y en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico.

A 10 meses de firmado el acuerdo militar, arribaron 30 militares venezolanos, denominados "pilotos y técnicos" para brindar apoyo a dos helicópteros Superpuma que fueron prestados por Chávez a Morales.

El ministro de Defensa, Wálker San Miguel, reconoció que los militares venezolanos ingresaron por el aeropuerto de Viru-Viru, en Santa Cruz, pero rechazó la acusación opositora de que se violaron las leyes del país. "El respaldo legal es el Reglamento de Operaciones y de Sobrevuelo y Aterrizaje", afirmó San Miguel.

Sin embargo, días antes el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general Wilfredo Vargas, dijo "no tengo ningún reporte official acerca de que hayan ingresado militares venezolanos en el país, al menos en esa fecha (28 de diciembre de 2006)".

El agro y el sector productivo

Bajo el TCP y ALBA, Venezuela otorgó 100 millones de dólares a los ministerios de la Producción y la Microempresa y de Desarrollo Rural y Agropecuario para que sean destinados a la mecanización del agro, a los pequeños y microempresarios, para la industrialización de la hoja de coca y el desarrollo de las cadenas productivas de la soya, los cereales, la quinua y la coca. Estos 100 millones de dólares fueron otorgados tras la suscripción de un convenio, que no determina cuánto deberá ser gastado por
estas carteras de Estado.

El 2006 el Ministerio de Desarrollo Rural y Agropecuario accedió a 17 millones de dólares de este crédito, que tiene una tasa a10 años plazo y tres de gracia. El dinero fue entregado para que llegue a las organizaciones campesinas, colonizadores y pequeños productores.

Para el sistema de mecanización del agro, el presidente Hugo Chávez otorgó 320 unidades de tractores nuevos. Inicialmente se dijo que estos recursos provenían de un crédito, pero ahora en la propia Embajada de Venezuela no se sabe si corresponde a un préstamo o donación, puesto que el primer mandatario Evo Morales aseguró en la comunidad de Ayo Ayo que corresponde a una donación.

De los 320 tractores se han entregado, durante 2006, 209 unidades, de las cuales 160 han sido destinadas a La Paz y el resto a organizaciones campesinas de Cochabamba y Santa Cruz. En febrero llegarán 70 tractores a los 35 municipios de Oruro.

En el Ministerio de la Producción y Microempresa, se gastaron 6 millones de dólares de los 100 millones de dólares que fueron destinados a 272 proyectos viables de los pequeños y micro empresarios.

En salud y educación

La relación entre Venezuela y Cuba se fundamenta en la cesión de 90 mil barriles diarios de petróleo a precios subvencionados y el pago cubano en servicios, tanto de salud como de educación, por este salvavidas energético. En 2006 el intercambio comercial entre las dos naciones signatarias del ALBA superó los 3.200 millones de dólares y, simultáneamente, Cuba ha enviado más de 20 mil médicos al país del presidente Hugo Chávez, quien impulsa "misiones" –programas sociales– para la población de bajos recursos, en las cuales sólo en 2006 se registraron 175 millones de consultas gratuitas y se declaró a ese territorio como liberado del analfabetismo.

Al ingresar al ALBA, el Gobierno del presidente Evo Morales se ha beneficiado con los servicios cubanos en salud –especialmente oftalmólogos–y educación –alfabetizadores rurales–, que llegan con auspicio de Venezuela.

Los gremios nacionales de médicos han protestado por la presencia de estos profesionales extranjeros, pero los programas de cooperación no se han detenido. Venezuela apoya con equipamiento de hospitales, incluso con laperspectiva de construir algunos, y con la "Operación Milagro" a cargo de facultativos cubanos; en unos tres años, asegura el Gobierno de Evo Morales, se erradicará el analfabetismo, que alcanza 10 a 15 por ciento de la
población. En la actualidad, se han entregado 250 becas de las 5 mil ofrecidas para la formación de profesionales, fundamentalmente en el área dehidrocarburos.

PDVSA pisa cada vez más fuerte

La compañía Petróleos de Venezuela (PDVSA) no tiene precisamente prestigio como exploradora y explotadora –como operadora en upstream–, por lo que, en general, ha recurrido a contratistas. Puede, entonces, que conozca más sobre petróleo, pero Bolivia tiene más expertisse en gas natural. El ingreso de la estatal venezolana al país, por tanto, tiene fines más políticos que corporativos. El presidente Hugo Chávez sueña con la constitución de Petroamérica, un gran holding petrolero que reemplace a las transnacionales de EE.UU. y Europa en Latinoamérica y que tiene tres "brazos": Petrosur (Argentina, Brasil, Venezuela y Uruguay), Petrocaribe (14 países caribeños) y Petroandina (Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela).

En el país, está en marcha la constitución de dos empresas mixtas: Petroandina E&P y Petroandina Gas; la primera actuará en exploración y producción, en tanto que la segunda en la constitución de plantas extractoras de GLP del gas de exportación rico en licuables (Yacuiba y Río Grande, con casi 200 millones de dólares de inversión). En ambos casos, Bolivia tiene el 51 por ciento y Venezuela el 49 por ciento. Se espera que el Poder Legislativo apruebe el aporte de capital para el arranque de
operaciones.

Hay cierta fatalidad cuando los expertos nacionales hablan sobre esta alianza, que responde a los acuerdos de integración energética firmados por Chávez y Morales y que también incluye, por ejemplo, la cesión de 200 mil barriles mensuales de diesel a cambio de un crédito pagadero en efectivo y en especie.

El mejor de los escenarios es que se pueda atraer a un tercero, por lo cual se trataría de un "avance". Mientras tanto, Bolivia, adherida al proyecto Gasoducto del Sur, cuya primera fase fue ratificada por los presidentes Inácio Lula da Silva y Chávez, tendrá también que aportar los mercados naturales para su gas (Brasil, Argentina y otras potenciales plazas) y unirse a la estrategia panregional chavista. "Brasil no tiene de qué preocuparse porque todo el gas que necesita está en Venezuela y podemos enviarlo al norte y al nordeste (brasileño)", aseguró el mandatario venezolano. Se consolida Petrosur.

El programa de carnetización

Venezuela donó Bs 7 millones a Bolivia para que ponga en marcha el programa de cedulación gratuita para todos los bolivianos, con una contraparte del Tesoro General de la Nación (TGN) de Bs 3 millones. El objetivo es que más de 800 mil personas cuenten con su cédula de identidad. Este programa se inició oficialmente el 22 de marzo de 2006 en el Plan 3.000 de Santa Cruz.

El coordinador general del programa de cedulación gratuita para todos los bolivianos, Percy Paredes, explicó que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, donó Bs 7 millones por solidaridad con Bolivia, mediante la firma de un convenio, y regaló 800 computadoras portátiles de segunda mano, además de una cantidad similar de impresoras para las cédulas de identidad y otros insumos.

Explicó que durante un mes un equipo de venezolanos que participó en este mismo proceso en su país trabajó en la organización y dijo que no intervino en la elaboración del software de informaciones Sirepol, a cargo la Policía Nacional. "Este programa fue realizado por expertos bolivianos; en ningún momento se contó con el asesoramiento de los venezolanos, en honor a la verdad". Asegura que, gracias a este software, se evitará la doble carnetización. En Venezuela, fueron denunciadas fallas que incidieron en los procesos electorales.

"Es cierto que existen estos problemas (de doble carnetización) y no se los puede tapar con un dedo, pero trabajaremos para aminorarlos. La base de datos que buscamos aplicar hasta diciembre de este año será trabajada de forma conjunta por este programa e Identificaciones, pero como se requieren de otros recursos estamos tocando las puertas de gobiernos interesados en este plan y de otros proyectos que cuentan con recursos de USAID", afirmó Paredes.

El BIV es propietario de Prodem FFP

En una operación que se cerró a fines de 2006, el Banco Industrial de Venezuela (BIV) compró a la fundación Prodem el paquete controlador del fondo financiero privado (FFP) Prodem. En Caracas, el presidente del BIV, Luis Quiaro, informó que para el "desembarco" venezolano en el Mercado financiero nacional se prevé una inversión global de 49 millones de dólares.

Prodem FFP sedujo a los caribeños porque en realidad se trata de una de las estrellas de la pujante industria de las microfinanzas, que otorga pequeños créditos a sectores que antes eran considerados "no bancables" por el sistema bancario tradicional. La expansión de las actividades del BIV responde a la estrategia de consolidación del Banco del Sur, que tiene
proyección latinoamericana.

Es posible que el "ataque" contra las microfinancieras se dé por el flanco de la tasa activa; se puede reducir hasta un 14 por ciento al mes, dijo una importante fuente del sector, pero insistentemente se afirma que los venezolanos operarían con tasas mucho más bajas, lo cual inclusive sería un incentivo para la ruptura de la cadena de pago.

El agresivo ingreso del BIV es oportuno para el Gobierno, que ha decretado la creación de un Banco de Desarrollo Productivo (BDP), constituido como una sociedad anónima mixta (SAM), y que estará bajo la dependencia directa del presidente Evo Morales; el BDP operará desde un segundo piso –intermediará recursos para las instituciones financieras del mercado o de primer piso– y será el resultado de la fusión de Nafibo, el Fondesif y el FNDR, señala un documento al que accedió PULSO. El BDP privilegiará operaciones con el estatal Banco Unión y, ahora, con Prodem FFP.

Dentro de la órbita del ALBA y del TCP

Aunque las exportaciones sobrepasaron, en 2006, los 4 mil millones de dólares, los tres principales mercados, según un informe de la Cámara de Exportadores (CAMEX), en los dos últimos años (2005-2006) son los mismos:
Brasil (1325 millones de dólares), Estados Unidos (331 millones de dólares)y Argentina (300 millones de dólares).

A Brasil y Argentina exportamos gas. Es interesante el repunte venezolano como cuarto mercado, pues en 2005 importó productos nacionales por 176 millones de dólares y en 2006, casi 300 millones de dólares; no figura, entre los diez principales mercados, Cuba. No obstante, Bolivia se ha adherido a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), que el presidente Hugo Chávez ha planteado como sucedánea del extinto Acuerdo de
Libre Comercio para las Américas (ALCA) y de los tratados de libre comercio (TLC), ambos promovidos por Estados Unidos; los signatarios del ALBA son Venezuela, Cuba, Bolivia y, recientemente, Nicaragua. Además, Morales ha establecido un Tratado del Comercio de los Pueblos con Venezuela y Cuba en
oposición al TLC.

El ingreso de productos de las textileras nacionales al mercado de EE.UU. está garantizado por el ATPDEA, que feneció en diciembre de 2006, pero que fue ampliado hasta junio de 2007; es una actividad que ha creado entre 45mil y 50 empleos en el país; la opción planteada por la Casa Blanca es un TLC, como los que negocian Colombia y Perú, pero el Palacio Quemado la rechaza.

Hace poco Bolivia ha solicitado su adhesión plena como país miembro al MERCOSUR, lo cual ha sido criticado como un "eco" de la política exterior de Chávez, empeñado en ejercer influencia en todo el Cono Sur. Lo cierto es que el tiempo para negociar un acuerdo comercial con EE.UU. es corto y avanza.

El Gobierno ha presentado los lineamientos de un Acuerdo de Largo Aliento, ahora denominado "Acuerdo de Comercio Justo y Cooperación Productiva entre EE.UU. y Bolivia", pero todo indica que el camino, para Washington, es un
TLC.

"Padrino" de un servicio público de agua

Venezuela otorgó un crédito blando de 5,5 millones de dólares como capital de arranque para que la Empresa Pública Social del Agua y Saneamiento (EPSAS) opere en La Paz y El Alto en reemplazo de Aguas del Illimani, que salió del país luego de suscribir un acuerdo amigable con el Gobierno de Evo Morales.

El Ministro del Agua, Abel Mamani, informó que en 2006, en Viena, se reunió por dos horas con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a solas y le solicitó ayuda; según el Ministro de Estado, el presidente caribeño estuvo de acuerdo hasta incluso con otorgar 17 millones de dólares en cuotas a ser establecidas en nuevos encuentros que sostengan en 2007. "Al momento, tenemos los 5,5 millones de dólares, el resto lo negociaremos con calma".

¿Es un préstamo que no exige nada a cambio? "El Mandatario de Venezuela es el único que ha ofrecido ese préstamo; no se debe olvidar que no es fácil conseguir recursos y mientras estábamos en litigio con Aguas del Illimani peor aún, porque la cooperación internacional estaba atenta sobre cómo saldría la empresa francesa para disponer o no la otorgación de nuevos préstamos. En segundo lugar, mi gestión como Ministro del Agua está muy aparte de la política, no estoy de acuerdo que el tema del Agua sea politizado, pero si tengo que hacer lo que sea para dar agua a la población
lo haré", dijo Mamani.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog