¿Por qué la gasolina?

Por Venezuela Real - 7 de Febrero, 2007, 9:08, Categoría: Economía

Editorial
El Nacional
07 de Febrero de 2007


Ya hemos advertido que quizás el más sorpresivo de los anuncios presidenciales del inicio de año fue el del aumento del precio de la gasolina al consumidor, aún por definir en cuánto y cómo. La sorpresa vino porque es una medida impopular y, dada la percepción de abundancia en el país, innecesaria. Razones de más para preguntarse porqué ahora. Incluso este semana comenzó una campaña oficial en la cual se le dice a los conductores que un litro de gasolina es más barato que 15 perros calientes, o cinco mensajes por celular, etcétera. Como si la gente fuera idiota para comer gasolina o algo por el estilo. Que es una medida impopular no cabe duda, sobre todo por que el propio discurso del Gobierno estigmatizó este precio como uno de los emblemas de las medidas de ajuste fiscal preconizadas por los organismos multilaterales, para sanear las finanzas públicas y el desempeño económico en general. Así la medida del Gobierno resulta de claro contenido neoliberal y antipopular. Si aceptamos que la medida la asume el Gobierno, muy en contra de lo que ha sido su propaganda durante años y su deseo, quizás la decisión se toma porque la situación de abundancia fiscal no es la que se percibe y es herencia del masivo gasto de 2006. Los precios internacionales del petróleo están cayendo y por más de un lado hay que buscar recursos, y qué mejor que aumentar el precio de un bien producido por el sector público, que nadie puede dejar de comprar y que, por donde quiera que se le mire, se vende a un precio ridículamente bajo. Pero ¿por qué la urgencia? Porque seguramente la situa ción de las finanzas públicas se está deteriorando mucho más rápido de lo que el público en general y muchos analistas especializados se imaginan. El precio promedio internacional del petróleo crudo en el mes de enero de 2007 fue 54 dólares por barril, comparado con 75 seis meses antes, en julio de 2006, o 69 dólares en promedio en 2006, 28% y 22% menos respectivamente.

No sólo el precio está cayendo, sino el volumen de exporta ciones de petróleo del país, por dos razones. Primera, porque se produce menos petróleo y, segunda, porque se consume más domésticamente. Según la Agencia Internacional de Energía, la producción de crudo del país el pasado diciembre fue de 2,5 millones de barriles diarios, 120.000 barriles por día o 5% menos que en diciembre de 2005, según la misma fuente. De mantenerse esta tendencia y, los recientes anuncios en cuanto a nacionalizaciones dan pie a pensar que esto sucederá, la producción en 2007 se debería contraer en unos 120.000 barriles diarios respecto a 2006.

No existen cifras públicas del consumo doméstico de combus tibles, pero las masivas ventas de vehículos durante el año pasado se deben traducir en un aumento de no menos de 10% o 60.000 barriles diarios; con lo cual las exportaciones se deben reducir cuanto menos en 180.000 barriles diarios, 120.000 por caída de producción y 60.000 por aumento del consumo doméstico, sobre una base de exportaciones de unos 2 millones de barriles diarios. Esto significa una reducción de 9%.

Aun si suponemos que los precios no caen más en lo que resta de año y se mantienen al promedio de enero, la caída en el ingreso por exportaciones de petróleo en 2007 respecto a 2006 puede estar en el orden de 30%, 2/3 por caída de precios y 1/3 por volúmenes. Esto, según cálculos del BCV para las exportaciones de petróleo de 2006, puede representar una caída de las exportaciones de más de 20 millardos de dólares en 2007. Caída de ingreso por exportaciones de petróleo que se tra duce en menor caja diaria para alimentar el gasto del Gobierno. Ahí está la respuesta a la urgencia en aumentar el precio doméstico de la gasolina. Para compensar, aun cuando sea muy parcialmente, el menor ingreso por exportaciones de petróleo. A los venezolanos nos suben la gasolina única y exclusivamente porque cae el precio internacional y el Gobierno necesita seguir gastando.

Sin embargo, hay una diferencia cualitativa muy importante. Mientras suben los precios internacionales, quien financia el crecimiento en el gasto del Gobierno venezolano es el consumidor, en un país importador que ve cómo le suben los precios en las gasolineras. Ahora cuando caen los precios internacionales será el consumidor nacional de gasolina quien verá subir el precio en la bomba para financiar el gasto del Gobierno y eso ya no nos gusta tanto. Quizás ahora que lo pagamos nosotros, le pidamos cuentas al Gobierno por sus gastos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog