Vicepresidente

Por Venezuela Real - 8 de Febrero, 2007, 12:46, Categoría: Historia Oficial

Víctor Hugo D'Paola
TalCual
Martes 06 de Febrero de 2007


Algunos se preguntan: ¿para qué sirve un vicepresidente. En ocho años de gobierno el Presidente ha designado a 5 vicepresidentes.

Designados, sí; nadie los eligió. Por ese cargo pasó Isaías Rodríguez; no se sabía cuántos desaciertos podía alcanzar un funcionario público.

También una señora llamada Adina; dicen que en su casa la conocen bien. Diosdado Cabello, sin gracia alguna, un imitador del jefe supremo.

José Vicente Rangel, político destacado de la llamada "cuarta república". Tres veces candidato presidencial, 25 años de parlamentario, columnista de opinión en un diario que ahora considera "de derecha" y con programas televisivos en canales "burgueses". Se creyó "eminencia gris" de Chávez, valido del régimen revolucionario. Rangel, con camisa roja en el Teresa Carreño, no era más que una impostura, el político devino en cortesano.

Hablaba mucho, declaraba sobre cualquier materia. "Los cortesanos de todas las épocas experimentan una grande e imperiosa necesidad: hablar para no decir nada". Son palabras de Stendhal.

Ahora es vicepresidente de Chávez, que no de la República, el Dr. Jorge Rodríguez. Moraleja: vicepresidente puede ser cualquiera, si el jefe lo quiere. En lista de espera, Barreto y Bernal, por el milagro caraqueño.

En varios países existe la figura del vicepresidente.

Este es electo en fórmula con el candidato a la presidencia. Puede darse el caso de un vicepresidente electo en fórmula distinta a la del Presidente elegido, lo cual obliga a una cohabitación.

En una verdadera democracia esto es posible. En un régimen tan excesivamente presidencialista como el venezolano el vicepresidente no sirve para mucho, sobre todo si el Presidente es un militar llamado Hugo Chávez. La Constitución de la República se refiere al vicepresidente en el artículo 185 y luego del 238 al 241. Sus funciones formales son: presidir el Consejo Federal de Gobierno, coordinar la administración pública, presidir el Consejo de Ministros. Nada de esto es posible en el gobierno de un solo hombre y quienes han sido designados vicepresidentes lo sabían. Hugo Chávez lo dirige todo y un funcionario –con credenciales como Rangel o sin ellas- puesto por él, no puede hacer sino el papel de comparsa. Ponerse la camisa roja, mostrar docilidad, estar presente en todos los actos presidenciales, aplaudir y reír los chistes del líder único. No hay tal Consejo Federal de Gobierno. La política gubernamental es la de ir sistemáticamente liquidando la descentralización.

Mientras se rinde culto a Zamora se ignora la propuesta federal. No hay un Consejo de Ministros deliberante. Eso no es posible en un gobierno de Chávez y mucho menos el vicepresidente puede resolver sobre los altos cargos de la administración pública. En definitiva, el vicepresidente en el esquema chavista de gobierno no es ni siquiera un adorno, un jarrón chino, es apenas un burócrata más, un lugar en la fotografía. Escribió el Cardenal Richelieu, valido y un verdadero estadista:
"Tener la capacidad de dejarse servir no es una de las menores cualidades de un gran rey".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog