Una patata caliente para Uribe

Por Venezuela Real - 9 de Febrero, 2007, 15:39, Categoría: Derechos Humanos

SALUD HDEZ. MORA
El Mundo - España
07 de Febrero de 2007

Se disparan en Colombia las solicitudes de asilo político por parte de ciudadanos cubanos llegados desde Venezuela

BOGOTA.- La ola de refugiados cubanos que llega a Colombia desde Venezuela buscando asilo puede enfriar las relaciones entre los gobiernos de ambos países. Una fuente del Ministerio de Exteriores colombiano admitió a este diario que para el Ejecutivo de Alvaro Uribe la masiva petición de asilo político es una patata caliente, puesto que puede levantar ampollas con Chávez. También se adelantó que el mero hecho de solicitar la condición de exiliado no es suficiente. «Tienes que probar que eres un perseguido político», adujo la fuente.

Sin embargo, la portavoz de ACNUR Marie Helene Bunet afirma que para los cubanos que toman la decisión de abandonar su país puede haber un peligro cierto si les obligan a regresar a la isla.

Los últimos desertores en alzar su voz desde Bogotá se han bautizado como el Grupo de los once. Piden a la UE que algún país del Viejo Continente -preferiblemente España- les acoja. Aseguran que a dos de ellos, primero EEUU y luego Colombia ya les negaron la condición de exiliados, aunque fuentes del Ministerio de Exteriores de este país lo negaron.

«Lo que pasa es que, debido a la presión de los medios de comunicación, les han dicho que el reloj se ha congelado, que ya no avanza el cronómetro. Pero les habían dado un plazo de 30 días para abandonar Colombia hacia cualquier destino y ya sólo les quedan 20», dice a EL MUNDO un artista que sólo da su nombre, Alain, para que no se le identifique en su patria.

Uno de los dos que aguardan un cambio de opinión del Gobierno de Alvaro Uribe es Giovanni Ciero, un preparador físico que cruzó la frontera el año pasado huyendo de Venezuela. Allí daba clases dentro del programa Barrio Adentro, uno de los pilares sobre los que el presidente Hugo Chávez está construyendo su revolución bolivariana. Desconoce las razones para negarle la condición de refugiado y confía en que en el Viejo Continente la decisión sea otra. «No hay una razón humana ni lógica para que nos rechacen en Europa. Estamos en total disposición para marchar a donde nos acepten y reunimos las condiciones de carácter humano y profesionales para que nos acojan».

A este pequeño grupo hay que sumar otras 38 personas, la mayoría médicos y enfermeros, que han ido llegando poco a poco desde 2006, la inmensa mayoría desde la vecina Venezuela. Al igual que Giovanni Ciero, trabajaban en las diferentes iniciativas de índole social que Cuba negoció con el ex coronel golpista a cambio de petróleo a precios preferentes. Los profesionales caribeños ganan salarios bajos, pero superiores a los que obtienen en Cuba.

Unos 20.000 médicos participan en misiones humanitarias en Venezuela y otros 10.000 en diferentes países alrededor del mundo. De ellos, medio millar han desertado, según dicen diversas organizaciones de disidentes cubanos de Miami. Sin embargo, el Grupo de los once es independiente. «A nosotros no nos ayuda nadie de EEUU, sólo los amigos de acá», asevera el artista Alain.

Desde el 11 de agosto pasado, con el fin de debilitar los programas sociales de Hugo Chávez, la Casa Blanca aprobó un decreto para promover la deserción. En la oficina de ACNUR en Bogotá admitieron que el número de solicitudes de asilo por parte de los cubanos se ha disparado. Entre 2006 y los primeros meses de 2007 llegaron 49, una cifra parecida al número de refugiados cubanos llegados en las últimas cuatro décadas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog