El presidente Chávez se apropia tareas del Banco Central, dice ex funcionario del emisor venezolan

Por Venezuela Real - 12 de Febrero, 2007, 20:35, Categoría: Prensa Internacional

VALENTINA LARES MARTIZ
EL TIEMPO-COLOMBIA
11 de Febrero de 2007

El economista Domingo Maza Zavala abre por primera vez fuego directo contra los errores económicas del gobierno de Chávez.

El economista Domingo Maza Zavala, que hace tres días el finalizó su ciclo como miembro del directorio del BCV, al que perteneció por 13 años, habló con EL TIEMPO.

Esto en momentos en que abre el debate por los elevados índices de inflación, que dejaron ver que la economía venezolana no anda tan saludable.

Su voz es casi la única con autonomía que ha servido de puente entre la institución y la opinión pública, que en estas últimas semanas ha presenciado escasez y encarecimiento de productos, y espera con incertidumbre el plan antiinflacionario que será presentado en los próximos días por el Gobierno. Maza acota que hace algunos años conversaba con frecuencia con el presidente Hugo Chávez, pero ya no ocurre tanto.

- ¿Cómo se explica que el país, con tal nivel de reservas y enormes ingresos de la renta petrolera, haya cerrado el año pasado con 17 por ciento de inflación?
-Hay ciertas cosas de la economía venezolana que para un extranjero son inexplicables. Una es cómo, habiendo esa afluencia de ingreso en términos nominales, el fisco nacional incurra en déficit y tenga que recurrir a la deuda, que genera más deuda, pues al final el Gobierno tiene que pagar intereses por ella. Segundo, el empeño en crear programas de orden económico y social (las misiones) que implican gastos elevados y crecientes, que han hecho que los recursos fiscales ordinarios en los últimos años sean insuficientes. La tercera es que, aun cuando se logró abatir la inflación parcialmente, se pensaba que el año 2006 iba a cerrar con 12 ó 13 por ciento, pero llegó hasta 17.

-¿Qué pasó?
-Hay diferentes explicaciones. Unas muy puntuales indican que el año pasado, a través de los programas sociales, el Gobierno puso en manos de la gente ingresos adicionales y ello ha determinado un aumento de la demanda, sobre todo de bienes esenciales. La escasez de productos como la carne, la leche, el pescado, el pollo y el azúcar se explica porque la producción nacional no ha adquirido el nivel necesario para hacer frente a las necesidades del consumo, y se ha recurrido a las importaciones.

-¿Qué papel ha jugado el control de precios y divisas?
-Al principio, el control de precios fue eficiente y hubo un acatamiento elevado de los intermediarios, pero a partir de los dos últimos años se ha notado un deterioro y una cierta especulación. El control de cambio ha tenido algunos contras, como la previsible escasez de los productos no incluidos en la lista preferencial de la Comisión Nacional de Divisas.

-¿Qué significa que el dólar paralelo supere los 4.000 bolívares, casi el doble que el dólar oficial?
-Que el represamiento monetario es bastante elevado y que hay ineficiencias en el mecanismo de control, como en el caso de productores que no reciben oportunamente divisas que requieren para sus operaciones.

-Según voceros del Gobierno, las transacciones que se hacen en el mercado paralelo son marginales, no son más del 5 por ciento.
-Es verdad, pero ese mínimo, que no conozco y no ha sido cuantificado todavía, tiene mucha influencia en las expectativas y en el cálculo económico.

En consecuencia, los efectos son mucho mayores que las ponderaciones que se tengan. Y esa disparidad, en gran medida, obedece al anuncio de la profundización del proceso revolucionario socialista del Gobierno.

La expectativa de mayor inflación (ya el mes de enero fue un buen indicador, aumentó 2 por ciento), mantenida casi como una constante, genera una expectativa de devaluación. La gente prefiere comprar y mantener divisas en el exterior, pero no creo que esa devaluación ocurra este año.

-¿Cómo ve la propuesta de un plan antiinflacionario?
-Creo que ese plan ha debido estar en vigencia desde hace bastante tiempo, aunque sigue siendo necesario y oportuno. La inflación ha sido una constante en la economía venezolana durante los últimos 20 años, con sus altas y bajas. En el pasado siempre hubo acuerdos parciales entre empresarios, comerciantes, el Estado y los consumidores, a través de sus representaciones institucionales, para concordar sobre precios, costos y salarios, y esa práctica en este Gobierno no ha ocurrido.

-¿Hasta qué punto el BCV es responsable de lo ocurrido?
-Aunque en los últimos tiempos ha habido un acercamiento más estrecho con el Gobierno para luchar contra la inflación, la palanca principal está en manos del Gobierno. El Banco lo que ha hecho es ajustarse a los efectos de la política fiscal. Pero el Gobierno se toma atribuciones que el BCV tiene por ley. Por ejemplo, en materia de tasas de interés, las ha estado fijando por disposiciones propias y el BCV no ha tenido actuación directa y efectiva. El Gobierno también emite crédito público, y a veces se recaba la opinión del BCV, pero esa opinión no es obligante.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog