Escasez en el país de la abundancia

Por Venezuela Real - 13 de Febrero, 2007, 8:42, Categoría: Prensa Internacional

JOAQUIM IBARZ
La Vanguardia
11 de Febrero de 2007


Venezuela se enfrenta a una de sus mayores crisis de desabastecimiento: faltan medicinas y alimentos esenciales

Leche y azúcar llegan a las tiendas populares "y desaparecen en minutos", se queja Ernestina, modista

Dicen que no hay escasez pero yo no encuentro nada", comenta malhumorada Ana Díaz, un ama de casa de 70 años, al salir de un supermercado de la urbanización La Florida. En su cesto sólo lleva la mitad de lo que iba a comprar.

Los clientes de la cadena de 15.000 tiendas populares Mercal, creada por el presidente Chávez para facilitar alimentos a precios subsidiados, se desesperan porque muchas estanterías están vacías. Ernestina Suárez, modista, se queja de que cuando llega leche o azúcar "desaparece en minutos". El malestar de los consumidores aumenta porque muchos artículos se venden muy por encima del precio fijado.

Aunque desde hace cuatro años los precios de los alimentos están regulados, las palabras especulación y escasez forman parte de la vida cotidiana. Según las amas de casas, el control de precios no lo respetan ni los mercados del Gobierno. Escasean productos tan básicos como leche, pollo, carne, azúcar, frijol, cerdo, sardinas en lata, aceite de girasol, queso blanco, carne de pavo... Hay carestía total o parcial del 29,1% de los 150 artículos regulados. Algunos venezolanos empiezan a temer que se implantará la cartilla de racionamiento, como en Cuba. Además, pierden mucho tiempo en las odiadas colas.

Venezuela, el país de la aparente abundancia, que subsidia a gobiernos y a grupos sociales de media América, encara la que puede ser la peor crisis de desabastecimiento reciente. Los propietarios de supermercados ven cómo se ha ido reduciendo no sólo la oferta de productos, sino también la variedad de las marcas. La crisis alcanza a múltiples sectores. Por ejemplo, faltan repuestos automotores e industriales.

Lo más grave es la ausencia de medicinas. Según el presidente de la Federación Farmacéutica, Edgar Salas, la carencia de medicamentos de primera necesidad ascendió en febrero al 45%. De modo especial, escasean medicinas para tratamientos de asma, diabetes y artritis, así como antibióticos, antialérgicos o analgésicos. El presidente de la Federación Médica, Douglas León Natera, denuncia que el desabastecimiento en los hospitales públicos es escandaloso.

Los economistas culpan de la escasez a las restricciones para la adquisición de divisas, que permite comprar los componentes primarios para terminar el proceso de fabricación en Venezuela, y a los controles de precios (con un dólar anclado en 2.150 bolívares, cuando en el mercado negro hay que comprarlo a más de 4.000). Estos controles originan distorsiones en la cadena de producción y distribución.

Las quejas por la escasez de productos básicos se convirtieron en alarma cuando los supermercados decidieron suspender la venta de carne de res. ¿La razón? El Gobierno obligó a ofertarla a 9.164 bolívares el kilo (menos de dos euros en la cotización del mercado negro), precio establecido en el 2003 y no ajustado pese a que la inflación ha aumentado un 108,9% desde ese año.

La presión del precio real de la carne, unos 16.000 bolívares el kilo, provocó que durante meses los mercados la vendieran más cara de lo establecido, por lo que se exponían a duras multas. Por eso, el gremio decidió no venderla. Chávez quiere paliar su escasez con importaciones de Bolivia - donde se detectó fiebre aftosa-, con lo que golpeará aún más a los ganaderos venezolanos. El control de precios condena a la agroindustria a desaparecer ya que es más rentable importar y vender.

El economista José Manuel Puente considera que el control de precios condena al consumidor a la escasez de alimentos y limita la producción. Explica que los consumidores acaban pagando más y las empresas que elaboran alimentos regulados pierden rentabilidad.

Después de tres años de control de precios, dos años con el valor del dólar estático y la puesta en marcha de la distribución de alimentos subsidiados, Venezuela cerró el 2006 con una inflación del 17%, la más alta de América Latina. El precio de los alimentos se sale de control: en enero registró un incremento del 4% y en los últimos doce meses, del 31,1%.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog