¿Suerte o mala suerte?

Por Venezuela Real - 19 de Febrero, 2007, 11:40, Categoría: Testimonios

Fátima Castillo Overman
Gentiuno.com
19 de Febrero de 2007

Señor Laureano Márquez, ante todo mi saludo cordial y solidario.
 
Le escribo estas líneas (espero que le lleguen porque no conozco su correo) porque desde que conocí la sentencia de su caso, en mi mente han aparecido muchas interrogantes, muchas preguntas y  sin conseguir una respuesta lógica y después de tanto pensar al respecto la conclusión para mí es la siguiente: O la hija del mandamás (ahora la innombrable) de este país, es decir Hugo I, tiene suerte de vivir en el estado Lara o mi hija tiene mala suerte de vivir en el estado Zulia, o usted tiene mala suerte que lo hallan juzgado en el estado Lara, porque si lo hubieran juzgado en el estado Zulia, quizás la suerte hubiera estado a su favor.
 
Esto parece un acertijo, pero no lo es, ya le explico y espero que usted entienda porque tanta confusión me acosa.
 
El día 01 de noviembre del 2006, como a las 11:15 de la mañana un contingente de la GN (aproximadamente 30), acompañaban a la Dra. Maria Elvira Reina Hernández, juez de ejecución de la Costa Oriental del Lago, junto a un representante  de PPTSA, abogado Jaime Joaquín Castellano, titular de la cedula de identidad Nº 8.779.801, en su carácter de apoderado Judicial de la parte demandante,  se presentaron en mi hogar ubicado en un campo petrolero de Lagunillas, con una orden decretada por el Doctor Carlos Frías, juez del municipio Lagunillas de la circunscripción judicial del estado Zulia, para  ejecutar una medida de Secuestro, por un juicio de INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO DE ARRENDAMIENTO, el cual yo desconocía porque no era arrendataria, es bueno aclarar que el mismo es ilegal porque yo al igual que mis compañeros de GdP teníamos estas casas asignadas porque la empresa exigía de nuestra disponibilidad en el área y estaba estipulado como un beneficio contractual, nos descontaban por nomina un monto por mantenimiento y servicios. Nosotros tenemos unas demandas laborales y nuestros casos aun no se han resuelto legalmente (si es que se puede hablar de legalidad hacia nosotros) y de acuerdo a una sentencia de amparo introducida por un compañero (No.1678-031006-06-0647), el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Doctor Francisco Carrasqueño, sobre el conflicto de competencia planteado entre el Tribunal Laboral y el Tribunal Civil para nuestras demandas, el magistrado deja claro que nuestros casos son de índole y naturaleza Laboral, por lo que las acciones en material civil sobre las que se soporta las actuaciones de PPTSA no son validas. Así que después de exponerle todo el “proceso legal” que han aplicado hacia nosotros continúo:
 
En el momento que ellos llegan a mi casa, yo no me encontraba, estaban mi hija de 14 años y una señora acompañándola, mi otra hija de 18 años estaba en la universidad (en estos 4 años en los campos residenciales los PPTSOS han tenido una guerra sicológica y de amedrentamientos en nuestra contra, ellos utilizan fuerzas de choque “del pueblo rojo, rojito”  y en algunos casos han atacado verbal o físicamente a compañeros), por esta razón nunca deje sola a mis hijas y la orden era no abrir la puerta a “extraños”. Cuando tocan el timbre  la señora se asoma por la ventana  y se asusta al ver la casa rodeada, le preguntan por mi y ella le dice que no me encuentro, me llama por teléfono  me dice que le están exigiendo que abra la puerta, que ella estaba muy asustada porque la niña estaba durmiendo, yo le digo que no tranque la llamada , que se asome por la ventana y le informe a la juez que yo estaba a 15 minutos de mi casa y que ya iba en camino, yo oigo cuando ella les habla y sin embargo ellos decían que si no abría tumbaban la puerta, ella llorando me pregunta ¿qué hace?, le dije que no abriera que fuera al cuarto de la niña y se quedara allí, llame a mi vecina y le informe que yo estaba en camino, ella empezó a gritar que no rompieran la puerta que adentro estaba una menor y que yo estaba por llegar, sin embargo la GN, no dejó que se acercara a la casa, ella busco una filmadora y la GN amenazó con quitarle el equipo si se atrevía a filmar.
 
Esos 15 minutos para mi fueron una eternidad porque no le podría decir cuantas llamadas me hizo mi hija llorando y aterrorizada porque al momento de despertarse había un montón de gente extraña y armada dentro de su casa. No se si usted conoce esta zona, le explico que los campos residenciales tienen una sola entrada  que sirve de entrada/salida, la entrada estaba tomada por la GN y el paso era restringido  (estaban desalojando a el compañero Samer S., en el mismo campo) y si en mi casa habían como 30 GN  en todo el campo calculo que habían unos 80 efectivos. Al llegar al campo en la entrada no me dejaban pasar porque era una orden de PPTSA que nadie pasara, estuve como 5 minutos discutiendo y les dije que mi hija estaba al teléfono llorando porque había gente extraña dentro de la casa, así que si ellos no me dejaban pasar por las buenas tendrían que dispararme porque con el carro arrastraría la barra de seguridad, el GN decidió  dejarme pasar, al llegar a mi casa y tratar de entrar un GN me apunto con un FAL y me dijo que no podía entrar le dije que yo era la madre de la niña  que estaba llorando dentro de la casa y sin embargo no me dejó pasar, los vecinos empezaron a gritar que yo era la dueña de la casa (el muy cobarde me apuntaba y en todo momento tapo con el chaleco su nombre, pero le puedo decir que su rostro nunca se me olvidará...)

Con el escándalo de mis vecinos la juez se asomó, ella me conocía porque yo había acompañado a mis compañeros desalojados en Tamare, entonces le dio la orden de dejarme pasar, al entrar a mi casa casi toda la sala/comedor estaba embalada sin supervisión de nadie de mi confianza,  ya que la señora estaba encerrada con mi hija en su cuarto,  cuando mi hija me vio me abrazo y lloró desconsoladamente porque ella creía que la iban a matar y no vería más a su hermanita y a mi, yo le explique lo que haríamos, que recogiera sus cosas para enviarla a casa de unos amigos, ella se calmó y cuando me avisó que ya estaba lista, yo la acompañe desde su cuarto hacia la salida y sorpresa para mi cuando ella se paro en la sala mirando lo que estaban haciendo y les dijo “POR AMOR ME ESTÁN QUITANDO MI CASA, EN LA QUE VIVÍ 11 AÑOS”, en ese momento sólo me quedó abrazarla y decirle que los mirara a todos que no se le olvidara lo que veía, porque por eso es que su mamá lucha por construir un mejor país y para que ningún venezolano sufra la persecución que nosotros hemos vividos por pensar diferentes.
 
Luego que ella salió de la casa llame a la LOPNA, hable con  la doctora Carolina Blanco le explique todo lo que había pasado y le pedí que me asesorara y le brindaran el apoyo a mi hija, para mi sorpresa la respuesta fue que ellos eran administrativos y que no tenían potestad al respecto y que si yo acudía a ellos lo único que podían hacer era brindarle albergue a mi hija si yo no tenia donde ir “lo ultimo que haría es darle al gobierno el cuidado de mis hijas”.
 
Entonces viendo la sentencia que dictaron a su caso, pienso que mi hija hubiera tenido suerte si este campo residencial estuviera ubicado en el estado Lara, porque la LOPNA la hubiera apoyado y si a usted lo hubieran juzgado en  estado Zulia,  quizás hubiera corrido con mejor suerte.  ¿Será que nuestros hijos no tienen los mismos derechos que la “niña innombrable”?.
 
Ya decidimos que nuestros casos se llevaran a instancias internacionales y eso le recomiendo a usted, porque es mejor morir parado que vivir arrodillado. Nunca olvide que “el tiempo de Dios es perfecto” y la justicia llegará.
 
Un abrazo y de parte de la Gran Familia de GdP nuestra solidaridad y a pesar de nuestra situación económica, muchos de nosotros pondremos nuestro granito, para colaborar a que pague “la multa”.
 
Atentamente,
Fátima Castillo Overman





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog