En Washington causó escozor

Por Venezuela Real - 23 de Febrero, 2007, 12:27, Categoría: Prensa Internacional

LA NACION-ARGENTINA
22 de febrero de 2007


WASHINGTON.– Las críticas que lanzó el presidente Néstor Kirchner ayer, en Venezuela, causaron escozor en esta capital, donde de todos modos tampoco sorprende su alianza con el venezolano Hugo Chávez. Pero el gobierno de Bush mantuvo su silencio oficial, en línea con la visión más pragmática que impulsa en las relaciones bilaterales.

"Con el presidente Kirchner tenemos visiones diferentes sobre Venezuela", dijo a La Nacion una fuente de la administración Bush cuando el viaje presidencial estaba por comenzar. "El cree que Chávez puede ser moderado y nosotros creemos que pone en riesgo la democracia venezolana", comentó.

La Casa Blanca no confía, por lo pronto, en que Buenos Aires aporte soluciones para Venezuela, según dijeron a La Nacion fuentes cercanas al Partido Republicano en esta capital, que también detallaron la "molestia" percibida en algunos despachos oficiales.

El subsecretario de Estado para América latina, Tom Shannon, decidió apelar a Brasil, en especial, para abordar Venezuela junto a España y hasta México, mientras que sí cuenta con la Argentina, y también con Brasil, para aportar la ayuda externa que sea necesaria para estabilizar Bolivia.

La diplomacia norteamericana es consciente de que su país cuenta con una imagen pésima en América latina y que cualquier vínculo directo en ambos países, o en Ecuador o Nicaragua, podría despertar más rechazos que apoyos. Por eso apela a brasileños y argentinos, entre otros, por sus propios intereses estratégicos.

Brasil cuenta en Venezuela con inversiones multimillonarias de su petrolera, Petrobras, en la cuenca del Orinoco. La Argentina, en cambio, extrae de los dominios chavistas financiamiento para sus bonos y recién ahora se tejió una asociación entre las petroleras estatales Enarsa y Pdvsa.

Aun así, no se pasó por alto en esta capital el gesto de Kirchner de reunirse anteayer con directivos de la comunidad judía venezolana. Los embates chavistas contra ella son uno de los ejes de preocupación de la administración Bush y de la poderosa comunidad judía norteamericana, que a su vez mantiene una relación tensa con Kirchner.

En Bolivia, por el contrario, tanto Brasilia como Buenos Aires tienen intereses económicos en juego, con las importaciones del gas en la primera línea. Pero para la Argentina, según avizoran en Washington, también se trata de evitar un eventual flujo migratorio masivo si colapsa el gobierno de Evo Morales.

Bajo perfil

Shannon redujo, por su parte, su exposición mediática y evitó las críticas públicas para evitar los roces mediáticos con Chávez, Kirchner y otros mandatarios de la región. El rostro visible de la administración Bush para América latina optó por el bajo perfil y tender nuevos puentes con el hemisferio, que en el caso de la Argentina se solidificaron con la cena que mantuvo con Kirchner y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en Nueva York, en septiembre último.

Los analistas y ex funcionarios se dividen, por su parte, entre los más críticos de la Casa Rosada -Noriega y la columnista de the Wall Street Journal Maria Anastasia O Grady, entre ellos- y los moderados, como el vicepresidente del Interamerican Dialogue, Michael Shifter.

Así, mientras algunos expertos ven en Kirchner a un bully -su transcripción literal sería "matón", pero en rigor se aplica a los chicos más grandes que se aprovechan en la escuela de los más chicos-, en particular por su actitud en el conflicto con Uruguay, otros lo consideran un pragmático. Kirchner evitó ayer, como gesto, citar directamente a Estados Unidos al fustigar las "teorías paternalistas" y criticar a quienes piden que la región, y en especial la Argentina y Brasil, "contengan" a Chávez. Quedó claro que aludió al Departamento de Estado, pero no será él quien lo especifique.

Tras retornar de Buenos Aires junto al número 3 del Departamento, Nicholas Burns, Shannon dijo que las buenas relaciones vigentes entre Caracas y Buenos Aires no afectarán el vínculo argentino con Washington. Pero sin los límites propios de la diplomacia, en el Capitolio se permiten ironías. "Entendemos mejor cómo se define la «hermandad» en la Argentina de Kirchner: con 135 millones [de dólares] para SanCor y con miles de millones en deuda argentina", dijo a LA NACION un asesor del Comité de Relaciones Exteriores del Senado. "Burns y Shannon deberían haber llevado un contribuyente durante su visita. Quizá por el precio apropiado nos podría haber salido un romance."






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog