JUAN CARLOS REY dice que las cartas magnas deben debatirse

Por Venezuela Real - 25 de Febrero, 2007, 9:03, Categoría: Política Nacional

 Más claro que el agua cristalina del arroyo.

CELINA CARQUEZ
El Nacional
25 de Febrero de 2007    

"Es antidemocrático mantener en secreto la reforma constitucional"

El politólogo afirma que un poder sin límite de tiempo es un riesgo que conduce a una dictadura soberana. Alertó sobre la posibilidad de que la Ley Habilitante abra camino a un régimen totalitario "Chávez, por su formación militar, ha tenido siempre un desprecio total por los partidos, sólo quiere un aparato al cual meterle el acelerador para tener el poder"

Juan Carlos Rey, reputado politólogo y abogado, sopesa cada una de sus palabras y, sin estridencias, explica los peligros que entraña la reforma constitucional que adelanta el Gobierno, la cual se mantiene bajo una norma de confidencialidad. "Corremos el peligro de que no sea debatida, tal como ocurrió en 1999, y que la ciudadanía vote por un plebiscito".

Profesor de Ciencias Sociales de la Escuela de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela y ex director de la Unidad de Ciencia Política del Instituto de Estudios Avanzados, no titubea a la hora de advertir que estamos a las puertas de una dictadura.

Cuestiona el vasto poder que concentra el presidente Hugo Chávez con la Ley Habilitante, comparable a los amplios poderes que le concedió el Parlamento alemán a Adolfo Hittler en 1933.

Escritor de un libro imprescindible para los estudiosos de las Ciencias Sociales, El futuro de la democracia en Venezuela (1989), Rey teme que el socialismo del siglo XXI no sea democrático y se asemeje al de Cuba o Corea del Norte.

–¿No cree que la Constitución puede ser perfectible?
–Toda constitución puede ser perfectible, lo que pasa es que a veces no es para perfeccionarla sino para echarla a perder. La Constitución actual es muy mala, la peor que hemos tenido en la historia, no sólo por su contenido sino por la técnica jurídica. Una de las cosas más inquietantes y peligrosas es el secreto sobre la reforma constitucional. La comisión presidencial dedicada a este asunto está trabajando con una norma de confidencialidad y eso es totalmente antidemocrático. Una de las peores cosas de la Carta Magna de 1999 fue la ausencia de deliberación sobre su contenido; apenas 2 días antes del referéndum aprobatorio se tuvo acceso a ella. Una constitución debe ser debatida, reflexionada. En 1999 se votó a partir del carisma de Chávez y eso fue una aberración. Corremos el peligro de que pase lo mismo, que la ciudadanía vote por un plebiscito, como lo fueron los plebiscitos de Napoleón.
 
–En un estudio sobre el proyecto político de Chávez, usted se refiere a que un poder constituyente activado siempre equivale a lo que Carl Schmitt llamó una dictadura soberana sin límites de duración. ¿Puede explicarlo?
–El poder constituyente originario es soberano, no tiene límites jurídicos, no tiene nadie por encima y se supone que tiene un plazo de actuación. El poder constituyente al que se refiere Chávez está siempre activado y puede tomar las decisiones que quiera olvidándose de la Constitución. Es un peligro hablar de un poder constituyente sin límite de tiempo, porque es una dictadura soberana.

–En teoría, al aprobarse la Constitución, el poder constituyente originario entró en receso. ¿Cómo es que en su juramentación el presidente Hugo Chávez lo invoca? ¿Tiene una base legal para hacerlo?
–Es un capricho del Presidente, no tiene base legal. Hay sólo tres maneras para reformar la Constitución: enmienda, reforma y Asamblea Nacional Constituyente. Las dos primeras son mecanismo del poder constituyente derivado; es decir, está limitado y no puede cambiar los principios fundamentales de la Constitución. Si quiere cambiar la Carta Magna debe convocar una Asamblea Nacional Constituyente.

–O sea que es un error conceptual del oficialismo proponer una reforma constitucional para cambiar principios de la Carta Magna.
–Aseguro que 90% de los funcionarios no sabe eso, porque son totalmente ignorantes y no les importa nada el Derecho. La reelección indefinida sólo puede ser aprobada en una ANC, porque el texto constitucional establece la alternabilidad en el ejercicio del poder. Ahora, la gente irá al Tribunal Supremo a apelar y el TSJ dirá que está bien lo que el Chávez propone.

–Sin embargo, la oposición también propone la ANC...
–Porque son unos insensatos y creen que van a tener mayoría. Por eso me refiero a la táctica equivocada; es algo disparatado. Lo que decida esa ANC no tiene ni siquiera que ir a un referéndum aprobatorio, porque es de obligatorio acatamiento. Aunque teóricamente es el procedimiento para cambiar estructuralmente la Carta Magna, es peligrosísimo. Decían los ingleses que el Parlamento puede hacerlo todo menos convertir un hombre en mujer. En cambio la ANC venezolana puede cambiarlo todo: puede decretar la monarquía. No tiene límites jurídicos en su poder.

–Pero si la reforma es el procedimiento para modificar la Constitución, ¿por qué no debería utilizarse?
–Ninguna persona con sensibilidad democrática, aunque crea que va a tener mayoría, debe proponer una ANC. Ésta no tiene obstáculos legales para declarar, por ejemplo, que el Presidente es rey y sus hijas princesas.

–Entonces cuál es la vía. ¿Cómo ponerle cortapisa al Presidente?
–Bastaría con que se cumpliera la Constitución y que hubiese poderes autónomos e independientes.

–¿Y por qué entonces el Gobierno optó por la reforma?
–Porque tenía reparos en que se colara la oposición. Con la Asamblea Nacional que tiene puede hacer lo que quiere y él es el proponente. En una ANC se deben discutir todas las propuestas y pueden tener factores que no sean controlados por el Presidente.

–Usted siempre ha dicho que uno de los grandes problemas del país es la carencia de partidos políticos que sirvan como mediadores entre el Estado y la sociedad. ¿Cómo ve la propuesta del Presidente de crear un partido único?
–Chávez, por su formación militar, ha tenido siempre un desprecio total por los partidos, sólo quiere un aparato al cual meterle el acelerador para tener el poder. A él eso de un partido que discuta ideas y programas no le importa. El MVR no es un partido democrático y luego de ocho años hubo una elección para 30% de los cargos.

–¿Cómo interpreta usted la negativa del PCV de plegarse al Partido Socialista Unido de Venezuela?
–Es conmovedor, no saben qué hacer. A los comunistas con tradición le parece un horror lo que está planteado.

–¿Cree que el socialismo del siglo XXI que propone Chávez es incompatible con la Constitución?, ¿es democrático?
–Absolutamente. Un socialismo como el español o el británico se lección indefinida? Cuba, estalinismo. Punto. Es una dictadura; estamos ante el riesgo de una dictadura.

– O sea, que estamos ante algo así como una monarquía inconstitucional.
 –Ojalá. Porque las monarquías, aunque fueran inconstitucionales, tenían algún freno en las tradiciones y la religión. Un régimen totalitario es mucho peor.

–¿Considera que estamos cerca de un régimen totalitario?
–Quiero ser muy cuidadoso en esto: es un lugar común en cierto sector de la oposición comparar a Hugo Chávez con Adolfo Hittler.

Creo que son notables las diferencias personales y sus comportamientos. Sin embargo, hay algunos rasgos que son alarmantes, como la aprobación de la Ley Habilitante que le otorga plenos poderes a Chávez. Sólo conozco una igual: la que le dio el Parlamento alemán a Hittler en 1933 por 3 años. La Habilitante que aprobó la Asamblea Nacional puede abrir la vía para instaurar un régimen totalitario y puede abolir de hecho de la Constitución de 1999 sin necesidad de derogar la Carta Magna. Se puede alegar que Chávez es un demócrata y no es Hittler, mejor es no permitir a una persona la posibilidad de que lo haga, la democracia no se basa en las cualidades personales de la gente, sino en que las instituciones funcionen. El poder omnipotente sólo se puede otorgar a Dios, que es infinitamente sabio y bueno. Nadie debe tener tanto poder.

puede hacer con esta Constitución, pues autoriza la intervención del Estado en muchos ámbitos. Nadie ha dicho cuáles son los rasgos del socialismo del siglo XXI y si lo que se quiere es destruir los poderes establecidos y eliminar la propiedad privada hay que cambiar la Constitución. Ahora, que no diga que eso es socialismo cristiano o bolivariano. El hecho de que quiera cambiarla hace temer que no sea democrático. No temo al socialismo, pero me horroriza el socialismo de Corea del Norte o el de Cuba.

–¿Coincide con Gustavo Tarre Briceño en que se está estatizando y desmantelando el Estado?
–Lo grave es que no lo reemplaza por ningún mecanismo institucional sino por capricho. Algunas cosas son temibles, porque pueden dar lugar a un control totalitario de la sociedad, como el poder comunal.

–¿Cómo ve el panorama en la oposición?
– Los partidos están desechos. Al proyecto de partido del gobernador Manuel Rosales no le veo destino, es sólo su persona. Primero Justicia está en graves problemas y ojalá no se atomice o se desintegre. No veo que Rosales sea una persona de la categoría de Rafael Caldera, ni siquiera de la de Chávez. Con todos sus defectos, Chávez es un trabajador político insigne. No piensa en otra cosa, entrega su alma a la política.

–¿Cree que la sociedad está consciente del riesgo que corre?
–Cada uno de nosotros tiene el deber de contribuir a minimizar los males del país y llamar la atención.

–¿Cree que la ciudadanía está anestesiada?
Al revisar la historia y ver los cambios políticos, eso parece, pero, a veces, en 24 o 48 horas la sociedad puede dar un revolcón. No digo que estemos en esa situación; es muy difícil auscultar una gran conmoción política, eso no lo detectan las encuestas. Los buenos historiadores y políticos lo huelen. Lenin lo olía y tenía sentido de la oportunidad. Por eso son tan importantes los partidos, para detectar la euforia, el pesimismo o el descontento; el partido es el mecanismo fundamental de gobierno. Ese fue el gran secreto de Acción Democrática para dominar al país. Basta recordar cómo cayó Carlos Andrés Pérez; creía que podía prescindir de AD y lo despreciaba. Jaime Lusinchi, por ejemplo, le hizo caso al partido y cuando terminó su gestión tenía el nivel más alto de popularidad. Como CAP despreció a AD, le dieron un golpe y lo destituyeron.

–¿Cómo cree usted que va a terminar esto?¿Qué significa el fin de la pluralidad política, la democracia liberal y que se establezca la ree
–Sinceramente, no sé. Es impredecible.

La Facultad de Ciencias Políticas de la UCV tiene un foro de discusión para la reforma constitucional. Se han producido varios tres documentos y se pueden consultar en www.juri.ucv.cambio_contribucion.

 " Un socialismo como el español o el británico se puede hacer con esta Constitución. Nadie ha dicho cuáles son los rasgos del socialismo del siglo XXI "

" Se puede alegar que Chávez es un demócrata y no es Hittler. La democracia no se basa en las cualidades personales de las gente sino en las instituciones "










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog