Decreto sobre acaparamiento y especulación suspende de hecho garantías económicas

Por Venezuela Real - 26 de Febrero, 2007, 12:29, Categoría: Economía

El Impulso - Lara
23 de Febrero de 2007

La Comisión Técnica para la Modificación Constitucional de la Unidad Democrática, que analiza los cambios propuestos en la Ley Habilitante encabezada por Gerardo Fernández, se pronunció sobre el reciente decreto sobre acaparamiento considerando que es inconstitucional y constituye una suspensión de hecho de las garantías económicas.
 
El ex-miembro de la Corte Suprema de Justicia, Román Duque Corredor, al explicar la inconstitucionalidad dijo que el decreto Ley es una restricción a la libertad económica cuando declara "la utilidad pública, somete a expropiación todos los bienes y servicios necesarios para la producción, el abastecimiento y la comercialización de servicios básicos por el solo hecho de estar sometidos a control de precios".
 
Para Duque Corredor, solo es posible mediante una declaratoria de emergencia constitucional y decreto de restricción de garantías y no mediante un decreto producto de la Ley habilitante. "Ello es un fraude más a la constitución", agregó.
 
La protección al consumidor no requiere de leyes contrarias a la constitución y represivos, "La protección al consumidor necesita, por el contrario, de una garantía de seguridad agroalimentaria que no lo otorgan las sanciones, las penas o las persecuciones. Solo se protege al consumidor con una verdadera garantía a la producción de alimentos, sanos suficientes y baratos".
 
El acaparamiento la especulación y el boicot se combaten con una eficiente actividad de comercialización de productos nacionales y con el apoyo a los productores y al campesino que den seguridad a sus cosechas y al reconocimiento de precios justos a sus productos y a una transparente cadena de comercialización.
 
Estima que el decreto Ley es una consecuencia directa de la ausencia y fracaso de una verdadera política de protección a la producción nacional y de seguridad alimentaria.
 
Agregó que este decreto Ley se presta a todo tipo de abuso y permite una total discrecionalidad "lo que significa una mayor concentración de poder y autoritarismo al permitir al ejecutivo nacional, la expropiación de cualesquiera vienes y servicios por violaciones genéricas vinculadas a la actividad de producción y comercialización de alimentos.

Pan hoy y hambre para mañana

El coordinador Nacional de Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza, calificó de una "medida desesperada y disparatada" a la iniciativa económica del Ejecutivo Nacional para resolver el problema de escasez que aqueja a los venezolanos. 
 
Aunque aseguró que Un Nuevo Tiempo esta "de acuerdo con todas las medidas que entre la ley y la constitución" se tomen para proteger a los consumidores, señaló que el Gobierno debe entrar en una "etapa de revisión" de su política económica en materia de producción de alimentos.
 
"La única manera de combatir la inflación y la escasez es produciendo bienes y servicios en el país", dijo.
 
Indicó que el Gobierno pretende calcular los costos de los productos venezolanos al dólar oficial cuando "la gran mayoría de los pequeños y medianos productores nacionales trabajan con costos alrededor de 4 mil bolívares. Trabajando con esos costos los quieren poner a competir con productores extranjeros que tienen un subsidio".
 
Manifestó que la medida de subsidiar la producción extranjera al importar alimentos en lugar de apoyar la producción nacional producirá "pan para hoy y hambre para mañana".
 
Barboza propuso al Gobierno revisar los precios de los productos en función de los costos reales para un reajuste, aumento de los sueldos de los trabajadores y la reducción del Impuesto al Valor Agregado a 5%.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog