Fracasarán reformas educativas que no cuenten con un maestro

Por Venezuela Real - 26 de Febrero, 2007, 12:48, Categoría: Educación

Alfredo Fermín
DIARIO EL CARABOBEÑO
25 de Febrero de 2007

Ninguna universidad pública es autónoma

En Venezuela, ninguna universidad pública es autónoma porque todas reciben dinero del gobierno y porque la autonomía académica no se practica cuando el maestro no acepta lo que plantea el estudiante, sino que considera que lo que dice es una verdad absoluta", afirma el profesor Reyes Montiel Troconis, rector de la Universidad privada Arturo Michelena.

Reyes Montiel, quien ocupa el cargo después del fallecimiento del fundador de dicha universidad, Giovanni Nani, hizo estudios de Filosofía en la Universidad del Zulia, los cuales continuó con posgrados en Teoría del Conocimiento en México, Colombia y en California donde se especializó en Diseño Curricular.

En el Seminario de Maracaibo, donde nació, estudió Latín y Griego, por lo cual fue profesor de esas materias cuando estaban incluidas en el pensum de estudio del bachillerato.

"Di clases en el liceo Baralt, donde fui padrino de la promoción de bachilleres en la que estuvieron los dirigentes políticos Ixora Rojas, Calixto Ortega e Iván Rincón", recuerda.

-¿Cómo recuerda aquella época?
- Fue una etapa en la que el bachillerato era superior en los liceos al que impartían los colegios privados. Los jóvenes se enorgullecían de estudiar en el liceo Baralt. Hoy, desgraciadamente, como todos los liceos que fueron emblemáticos en el país, está destruido física y educacionalmente, por el vandalismo que se extendió a la parte pedagógica.

- ¿Qué pasó en el país que llegamos a ese vandalismo mencionado por usted?
- Hoy no se distingue entre sociedad y comunidad por lo cual tampoco se distingue entre poder y autoridad, entre orden y disciplina, entre estudiante y discípulo. Son distinciones básicas para nuestra época, desde el punto de vista educacional.

- Porque a la sociedad se entra por obligación. De ella no nos podemos salir, mientras que a la comunidad se entra por amor y nos salimos cuando queremos.

- De allí se deriva el orden y la disciplina. El orden es impuesto externamente en la sociedad. Se puede ver un pelotón del ejército, un día de parada militar, y se observa perfección. Pero, si se ve cuando está libre, ya no hay orden, porque no hay una autoridad externa que la imponga.

- La disciplina es algo interno. Es lo que nos convence para que tengamos un comportamiento debido; lo que nos impide poner un grafitti en un baño aunque nadie nos vea. No lo ponemos porque sabemos que no debemos hacerlo.

- En esa confusión de términos a los cuales usted se refiere están también la autoridad y el poder?
- Es común confundir los dos términos. El poder se nos da externamente y se acaba cuando quien nos lo dio, nos lo quita. La autoridad no nos la quita nadie. El presidente de una empresa tiene poder. Pero si no tiene autoridad no hace nada. Este es el grave problema de Venezuela.

- La autoridad va mucho en la parte interna, al igual que la disciplina, que se nos da en lo moral, en nuestro comportamiento y nos causa respeto externo, lo cual no nos causa el poder, necesariamente. El poder puede causarnos respeto por miedo, mientras que la autoridad nos viene externamente y nadie nos la quita cuando nos vamos del sitio. Cuando tenemos poder, nada más, somos pobres hombres, cuando dejamos el cargo.

-¿Cuál es la diferencia entre alumno y discípulo?
- El alumno aprende la información que le da el maestro. El discípulo, además de aprender, sigue el ejemplo del maestro. Pero hoy no tenemos maestros verdaderos. Incluso algunos se avergüenzan que les digan maestros, cuando es lo que todos debemos ser. Podemos ser maestros, aunque no tengamos un título universitario.

- De hecho la vieja escuela tenía en su mayoría maestros que no eran graduados, sino personas de buenas familias, con buen fundamento, con buena educación, que es diferente a instrucción.

- ¿Está de acuerdo con reformar la Ley de Educación para adoctrinar a los niños en el Socialismo del siglo XXI?

- No hablo ni de Socialismo ni de Capitalismo. Hay un principio fundamental: toda reforma educacional fracasa si no tiene quién la instrumente. Y quien la instrumenta son los maestros. Si no hay maestros, preguntamos como el filósofo: de qué vale un Castillo si no tiene gente que lo habite?

- Todas las reformas educativas, las de los gobiernos anteriores y las de los gobiernos que vengan, si no cuentan con un maestro formado, van dirigidas al fracaso. Es como cuando vamos en un carro y el que maneja no sabe. Puede ir en un Rolls Royce, pero se va a estrellar porque falta conductor. El conductor en el proceso educacional es el maestro. No podemos hacer nada sin él.

- Hay que empezar por formar maestros, que no están siendo formados. El gobierno de Caldera acabó con las escuelas Normales y con las escuelas técnicas. Ojalá que vuelvan las escuelas Normales para que podamos pensar en una revolución educativa, en el mejor de los sentidos.

- Si el gobierno no se preocupa por la familia, por los valores morales, por los valores en general, no tendremos maestros, porque los maestros deben salir de la familia, de acuerdo a la educación que se tenga.

-En el país hay preocupación por los cambios de valores de la sociedad venezolana. Se pretende igualar a Ezequiel Zamora, que fue un bodeguero metido a político, con Bolívar; hacer creer que José Antonio Páez fue un delincuente, que Fidel Castro es digno de adoración. O que el 4 de Febrero es similar al 5 de Julio de 1811. ¿Logrará ese objetivo el proceso de Chávez?

- Creo que todo proceso, venga de donde venga y vaya a donde vaya fracasa, está condenado al fracaso si no tienen al maestro que forme al verdadero maestro. Si tenemos buenos maestros habrá una serie de valores en el proceso educacional, que pasará por el cedazo de la educación y el muchacho terminará siendo lo que él quiere ser, de acuerdo a los valores que ha visto.

- Me preocupa el hecho de que un proceso, pueda desvirtuarse por no tener quién lo lleve adelante. Este proceso no lo lleva un ministro, ni el director de una zona educativa sino un maestro. El gobierno haría una gran revolución si rescata el término de maestro que, gracias a Dios, lo guardaron en un congelador y lo llaman ahora trabajador de la enseñanza, obrero, como si la enseñanza fuera sólo enseñanza y no fuera educación.

-¿Estamos confundiendo instrucción con educación?
- En la instrucción, el maestro transmite información y, como toda información, es deteriorada. La educación transmite valores. No hay educación si no hay discípulo y maestro.

- Cuando hay un trabajador de la enseñanza, hay instrucción, información, simplemente. El muchacho podrá saber mucha aritmética, mucha lengua -que no la sabe- pero no está educado. Ya Bolívar dijo que un pueblo, sin instrucción y sin educación, está condenado prácticamente.

- Como especialista en Diseño Curricular, ¿colaboró usted con Giovanni Nani para fundar la universidad Arturo Michelena?
- Tuve el privilegio de participar en su diseño, colaborando con el doctor Giovanni Nani, puesto que mi especialidad es diseño curricular. Nani fue un educador, no sólo en el aula sino en la construcción de universidades. La universidad Rómulo Gallegos es una de ellas.

- Cuando tuvo la idea de la universidad Arturo Michelena lo hizo con el objetivo de una función social. Esta es la única universidad privada que tiene un centro clínico para darle atención a un barrio. A mi me corresponde terminar este proyecto.

- Una universidad que sea un getto, una isla en la zona donde está enclavada, comete un grave error, está aislada. A siete años de haber comenzado sus actividades tiene un desarrollo de planta física equivalente a una universidad de 30 años.

- ¿Está formando la universidad Arturo Michelena, a los comunicadores sociales, de acuerdo a las exigencias de nuestro tiempo?

- Creo que no. Eso está pasando en toda Venezuela. Al comunicador social no se le ha conceptuado, en el diseño curricular, como un educador.

- Estamos haciendo un comunicador social como un informador y no como un educador de la gran aula, que es la comunidad. Por eso, nuestra prensa, en general, se preocupa muy poco por el proceso educativo de la comunidad, que debe encarnar el comunicador. No es posible hoy, un comunicador social sin idea del desarrollo de las comunidades.

- El mejor instrumento para una revolución comunitaria es el comunicador social, lo cual será imposible mientras las universidades no transformen sus planes de estudios, incluyendo la Arturo Michelena.

- Como Rector de la Universidad Arturo Michelena, ¿tiene programado cambios?
- Creo en la transferencia del capital social. La universidad privada tiene que procurar que, quienes pagan, financien a quienes no pueden pagar para que podamos sostener, como lo estamos haciendo, un buen grupo de becas. Ojalá que el Gobierno Nacional pueda incorporarse a esta iniciativa, para financiar los estudios de muchachos previamente seleccionados.

- Lo prioritario es hacer una evaluación del personal administrativo y directivo, del personal profesoral, del estudiantado y del personal de apoyo. Después de la evaluación, podrán venir algunas transformaciones en las facultades.

- ¿Por ejemplo?
- Podemos trasladar algunas carreras a otras facultades; a lo mejor desaparece el nombre de alguna facultad para iniciar otro proceso de crecimiento.

- Con esta conversación intuyo que, a usted, no le disgusta el socialismo de Chávez
- ¿Por qué hay que tenerle miedo a eso? El problema no es el socialismo ni el capitalismo, el problema es quien lo habite. No hay temor por el socialismo europeo. Creo que, dentro de ese esquema, sí hay democracia, podemos convivir perfectamente y cooperar. No puedo concebir que, porque nos encerremos en una concepción, no aceptemos las otras.

Soy católico y no tengo inconveniente en combinar mi cristianismo con el socialismo.

-¿Cree que Chávez dice la verdad cuando afirma que Cristo era socialista?
- Cristo fue un ser humano, hombre perfecto y Dios perfecto, por lo cual no podía sino atender al ser humano. El socialismo es posterior, pero proviene de esa fuente. Marx era un ferviente protestante que se conocía la Biblia al revés y al derecho. Muchas de las ideas del marxismo están sacadas de las ideas de las Sagradas Escrituras. El problema está en que el fin no justifica los medios

- ¿Qué nos quiere decir?
- Si yo quiero pasar al otro lado y usted es un obstáculo, yo no puedo matarlo a usted para pasar, porque yo tengo que respetarlo. Puedo ser muy bueno pero el medio para llegar al fin, no es bueno. Ese es el único peligro, que lo hay también en el capitalismo y en el socialismo. El utilitarismo es lo dañino.

- ¿Cuáles son sus propuestas para lograr ese objetivo?
- Estoy proponiendo la apertura de una cátedra libre de comunicación social, para que los medios tengan un espacio dentro de la universidad, donde puedan vaciar su experiencia en conferencias y diversas actividades.

- Por otra parte, tendremos un diplomado sobre Nuevas Tendencias de la Comunicación Social. Tenemos, casi confirmado, al doctor Bañón, especialista en gerencia de medios para dictar el curso. Haremos énfasis en la parte electrónica, el periodismo, las televisoras y radios comunitarias, las emisoras comerciales de radio, para poner al día a los que han egresado y a los que se están formando.

- Esto hay que hacerlo. Porque, si estamos hablando de un proceso educacional, allí tenemos los dos elementos para incluir en ese proceso. Tenemos un posgrado en Educación y un diplomado mención Educación Superior y Comunicación Social; tenemos un estudio de televisión, que dirige Rosa Elena Piñero, y un estudio de radio que pueden servir para crear recursos a la universidad.

No hay autonomía universitaria

- ¿Cuál es su opinión de la autonomía universitaria?
- Yo le critico a la universidad pública lo mismo que criticaba cuando era estudiante. ¿Cuál autonomía? Ninguna universidad venezolana es autónoma administrativamente. Todas reciben dinero del gobierno. Más autónomas son las universidades privadas, desde ese punto de vista.

Se defiende mucho la autonomía administrativa, pero se ha descuidado, en cambio, la raíz de la verdadera autonomía académica, de cátedra, que le permite al profesor decir y exponer la teoría que quiera en clases. La autonomía académica es la que le permite al estudiante disentir del profesor. Esa autonomía no la estamos ejerciendo.

- La universidad es una escuela para la dictadura, porque falta el maestro que ame al estudiante y acepte sus planteamientos. Nuestra educación e instrucción está basada en el principio latino: magíster dixit (el maestro lo dijo). Pero, aquí no hay discusión si el muchacho está o no de acuerdo con lo que dice el maestro. Así ha pasado en nuestra universidad y sigue pasando, porque no hay maestros. Si queremos hacer una revolución tenemos que contar con el maestro. No hay otra fórmula.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog