Inflación perfecta

Por Venezuela Real - 4 de Marzo, 2007, 11:21, Categoría: Economía

Domingo Fontiveros
El Universal
04 de Marzo de 2007

Las autoridades están dando tratamiento político a un problema económico

Varias dinámicas en desarrollo revelan, por primera vez en 3 años, un cambio radical en las tendencias económicas. Hacia mucho mayor inflación y un más lento crecimiento.

El consumo viene creciendo a un ritmo más alto que el igualable por cualquier aparato productivo, aunque el PIB crezca más de 20% en dos años, como fue el caso nuestro en 2005-06. La gran discrepancia entre producción y consumo hubiera desatado entonces una grave e inflacionaria escasez, si no fuera porque la economía comenzó a importar a un ritmo frenético e inicialmente había capacidad de producción no utilizada.

La oferta nacional ya no puede crecer a la velocidad previa, y aunque las importaciones casi se duplicaron respecto a 2004, hasta $32 millardos, está claro que la economía está recalentada y el gobierno debe actuar.

Es por ello que la inflación general se aceleró en un 50% durante el 2do. semestre de 2006; en el caso de los alimentos, fue de un 100%. A pesar de la avalancha importadora, que en volumen volvió a crecer más del 30%, y del esfuerzo empresarial por elevar la oferta.

Aunque estos indicadores son alarmantes, el gobierno, sin tener un plan antiinflacionario formal, ha dicho que su meta es 12% de inflación este año. Lo cual deja en evidencia que los ministros no tienen idea del problema que manejan. Especialmente si se considera que el ritmo inflacionario actual está más cerca del 23% registrado en los meses recientes que del 17% reportado para todo el año 2006, cuyo 1er. semestre fue "normal".

Pero lo realmente grave es que las autoridades están dando tratamiento político a un problema esencialmente económico. Si la raíz del asunto está en que la demanda supera a la oferta, lo elemental es estimular la oferta y restringir la demanda, hasta alcanzar un nuevo equilibrio dinámico entre ambas fuerzas del mercado. Sin embargo, el gobierno se va por el camino equivocado, estimulando la demanda y reprimiendo la oferta. Es decir, reduciendo el IVA y arremetiendo contra los circuitos comerciales.

Eliminar el IVA para algunos renglones y reducir la tasa para el resto es una medida netamente efectista, que parece popular, pero esconde un alto potencial inflacionario ulterior. Popular porque el precio que paga el consumidor bajará "inicialmente" en proporción al IVA reducido. Pero efectista porque no ataca la causa del fenómeno, que es una demanda muy por encima de la oferta. De hecho, agrava el problema. Porque ahora los consumidores dispondrán para gastar en el mercado de más bolívares (los que dejan de pagar en IVA), con lo que elevarán su demanda. Es decir, lo opuesto a lo necesario para acabar la escasez.

La represión comercial, por su parte, tiene efectos negativos por el lado de la oferta. Inhibe y ahuyenta la nueva inversión, que es lo requerido para expandir la capacidad de operación de los circuitos comerciales y productores. Y desestimula la producción corriente al vulnerar la rentabilidad.

Aumento en demanda y represión de oferta es un cóctel explosivo en materia inflacionaria. Como las otras orientaciones del gobierno siguen su curso, gasto fiscal y exceso de moneda entre otros, las recientes medidas tendrán un efecto bumerán. Condiciones de "tormenta perfecta", como diría un climatólogo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog