El populismo bolivariano

Por Venezuela Real - 5 de Marzo, 2007, 16:04, Categoría: Política Nacional

MASSIMO DESIATO
EL NACIONAL
04 de Marzo de 2007 

Más o menos todos hemos escuchado decir que si Chávez no existiera, si se le sacara del poder, Venezuela regresaría a ser "la de antes". Lo que no se quiere entender o se comprende mal, es que Chávez no es la causa de la revolución, sino su expresión, en tanto exterioriza lo que se encuentra en el vientre del pueblo.

Rechazar a Chávez es rechazar al pueblo. Pero si no se quiere un presidente con las actuales características, no es el voto político o los intentos de golpes de Estado pregonados por una derecha radical y delirante, el instrumento con el cual se evita esta clase de representante del pueblo. Si se quiere un pueblo distinto, se lo educa de manera distinta. No se lo educó, y el resultado es que se pagan las consecuencias de la omisión de un deber que las clases letradas tenían a su cargo.

Los sectores medios y altos del país no han ido al pueblo. Era un tema que no interesaba. Si, ahora, algún que otro sector se interesa por él, para competir electoralmente contra Chávez, pregonando reformas graduales en el marco del capitalismo, en lugar de la vía revolucionaria que quiere eliminar este sistema, estamos en presencia de una socialdemocracia reactiva y tardía. Ese discurso está, por el momento, monopolizado por Chávez.

Chávez ha ido al pueblo con una ideología rudimentaria pero eficaz, porque está a la altura del electorado que le interesaba. En este sentido, es un populista revolucionario parecido a los populistas rusos que rechazaban las ideas marxistas y leninistas. Desde luego es más que eso, hay una contaminación de las ideas populistas con las leninistas estalinistas procedentes de la revolución cubana, dada la alianza estratégica que Chávez ha trabado con Fidel Castro.

Alianza necesaria y comprensible si se quiere hacer una revolución que sea algo más que la simple toma de poder.

En ausencia de un sujeto revolucionario venezolano a la altura de las condiciones objetivas de su propio país, Chávez ha importado el saber revolucionario de Cuba. Cuba es la conciencia subjetiva externa que ayuda al incipiente sujeto revolucionario venezolano a emprender los primeros pasos, en ausencia de una capacidad de iniciativa revolucionaria. La conciencia revolucionaria del pueblo venezolano transita por la conciencia revolucionaria de aquella parte del pueblo cubano que todavía cree, después de la caída de la URSS, en la posibilidad de renovar la revolución. Este panorama presenta la curiosa mezcla de una revolución dirigida "desde arriba" (Chávez, Castro, Morales) pero con la experiencia cubana de la revolución "desde abajo", que atesora la ideología de la URSS, cuyas ideas preservadas en esta isla del Caribe.

En cuanto a la fórmula de "ir al pueblo" de los populistas rusos, es importante decir que es, tal vez, la forma más apropiada de realizar una revolución en un país "industrialmente atrasado" pero con una base petrolera que puede permitirle evitar los sacrificios que toda revolución industrial implica en términos de vidas y sufrimientos humanos.

Los populistas rusos fueron los primeros en inventar lo que Chávez ha bautizado como "misiones". Porque sólo de esta forma la "vanguardia intelectual revolucionaria" podía poner en marcha la autoliberación del pueblo, que, reconociendo su modo de ser, podía vivir y luchar no en el nombre de una abstracta emancipación, sino en su propio nombre. En Venezuela, cuya base económica no es agraria sino petrolera, este nombre es Chávez: es el precipitado conductual de una situación social mucho más compleja de lo que pueda yo reportar en este ensayo no académico y meramente "discursivo".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog