Esperan surtir a la Policía Nacional con las nuevas pistolas zamoranas

Por Venezuela Real - 5 de Marzo, 2007, 10:33, Categoría: Temas Militares

 Salvadoreños, mexicanos, colombianos, peruanos y otros cachorros del imperio, temblad.

CELINA CARQUEZ
EL NACIONAL
05 de Marzo de 2007

Los modelos están todavía en prueba hasta lograr el prototipo y luego comenzarán su fabricación

La Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim) está desarrollando dos nuevas armas de fabricación nacional: la granada Maisanta y el revólver Miranda, informó el presidente de la institución, general (Ej) Gustavo Ochoa Méndez.

La granada, en forma de piña, es una bomba de metal y polímero cargada con pentolita y será netamente defensiva.

Fue pensada por los ingenieros de la institución para una guerra asimétrica y convencional.

Cavim tiene listo un prototipo y está realizando pruebas hasta dar con el modelo ideal para empezar sus producción.

"Queremos ser autosuficientes y depender cada vez menos de los otros países. Lograr una tecnología de punta no se puede hacer de la noche a la mañana, pero estamos dando los primeros pasos. Todos los países desarrollados empezaron poco a poco", dijo Ochoa en los galpones de la empresa en Tapa-Tapa, estado Aragua.

Los componentes que se utilizan para la fabricación de la granada son de materia prima nacional a excepción del fulminante (explosivo). El arma tiene un radio de acción efectivo de 10 metros y un alcance de 25 metros. El tiempo de retardo (desde que se activa hasta que se lanza) es de 4,5 segundos. Pesa 480 gramos, mide 113 milímetros y la espoleta es de nylon 66. Su capacidad de fragmentación es superior a los 1.500 fragmentos.

Los ingenieros de la Sala de Ingeniería y Proyectos también diseñan una granada con explosivo de carácter civil, pero tarda un poco más en explotar (hasta 10 segundos). La meta de Cavim es fabricar el explosivo para reducir su dependencia de otros países, ahorrar dinero y producir empleos directos e indirectos.

Para realizar todo ese trabajo –así como la fabricación de las pistolas zamoranas–, Cavim tuvo que repotenciar las viejas máquinas que posee la empresa, pues algunas datan de 1937 y pasaron más de 25 años inactivas.

El otro producto que la compañía espera culminar es el revólver Miranda. Es un arma de fuego de corto alcance calibre .38 SPL. La idea es que sustituya a los revólveres de elevado precio. Su armazón es liviano y de alta resistencia. Podrá ser utilizado por policías, civiles y empresas de vigilancia.

Se ideó para la defensa personal y neutralizar a un objetivo enemigo en cualquier situación de alto riesgo. Es un arma de fácil manejo. También está en fase de prueba para lograr el modelo idóneo antes de empezar a fabricarse.

Todos sus componentes están hechos con materia prima nacional lo que facilitará su producción masiva. Mide 101,6 milímetros, pesa 850 gramos y posee una multirecámara con capacidad para 6 cartuchos.

Su cañón tiene una longitud de 240 milímetros y una altura de 123 milímetros. Se prevé que al masificarse la producción se generen nuevos empleos.

"Tenemos que ser creativos para garantizar la defensa del país en una guerra de cuarta generación", dijo el general Ochoa Méndez y enfatizó que las últimas compras de equipos bélicos han tenido una premisa: la transferencia de tecnología; es decir, que el Estado tenga garantías de mantener y luego producir las armas compradas.

Citó como ejemplo los fusiles de asalto ruso Kalashnikov AK103. En el contrato suscrito con Rusia se incluyó la instalación de dos fábricas: una para municiones y otra para fabricación de las armas.

Igual pasará con los helicópteros rusos multipropósito modelo MI. Se instalará un centro de mantenimiento en el estado Cojedes para que los técnicos venezolanos aprendan a usar los equipos y repararlos.

"Si el Estado no tenía dinero para pagar la reparación o había problemas con el país al cual se le compraba se paralizaba el equipo. Eso pasó, por ejemplo, con los aviones F-16", recordó.

Explicó que los mayores obstáculos que enfrenta la producción nacional de armas son las empresas transnacionales y los perros de la guerra que se lucran con la venta de equipos bélicos.
  
 Las zamoranas

El general (Ej) Gustavo Ochoa Méndez explicó que las pistolas zamoranas fueron diseñadas para ser usadas por los cuerpos policiales. Espera que el principal comprador de las pistolas sea la nueva Policía Nacional. La Zamorana, de calibre 9 milímetros, es un arma semiautomática de doble acción que funciona por retroceso del cañón. El primer disparo que hace es de revólver; se activa un seguro y el segundo disparo es de pistola. Cavim se asoció con la empresa Consorcio Los Checos, dirigida por Pavel Vanatko, para fabricar la pistola. La empresa invirtió en el país 1.150.000 dólares. De las 52 piezas que componen la pistola sólo tres son importadas: alza, guión y corredera. La otras son fabricadas en el país, unas elaboradas en los talleres de Cavim y otras en empresas nacionales. La vida útil del cañón es de 15.000 disparos. Los aceros que se utilizan son importados. El costo de producción de cada pistola oscila entre 200 dólares y 250 dólares. Se venden a 2.100.000 bolívares y diariamente producen 50 unidades. La han vendido a varias policías regionales.

 "Queremos ser autosuficientes y depender cada vez menos de los otros  países"







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog