Las colas del siglo XXI

Por Venezuela Real - 6 de Marzo, 2007, 16:10, Categoría: Dimensión Social

Gustavo Linares Benzo
El Universal
04 de Marzo de 2007

Las largas filas nos muestran el parecido entre el Socialismo del Siglo XXI y el del Siglo XX

El Socialismo del Siglo XXI mostró ya su similitud con el del siglo pasado: las colas. Filas y filas de gente, personas, una detrás de la otra, esperando para adquirir los productos más necesarios, para viajar, para obtener permisos y dádivas del Estado. Eso es la característica esencial del socialismo, en Belgrado, La Habana o Saigón, ayer, hoy en Caracas y en el futuro donde sea.

El Socialismo del Siglo XXI, parece que sí merece el nombre desde que ahora hay que hacer colas para comprar carne, porque no hay, o leche, porque tampoco existe, o vehículos económicos, porque menos aún se encuentran en el mercado. La cola, pues, como manifestación esencial del socialismo, también en el siglo XXI, es producto del fenómeno económico también fundamental de ese modelo: la escasez. Por más bonanza que reine, el socialismo se encarga de impedir que llegue a todos, como ocurre de alguna manera en los actuales momentos en Venezuela.

La escasez es producto, a su vez, del centralismo asfixiante del modelo socialista, al parecer también en el siglo XXI. La soberbia fe en que Hugo Chávez y sus ministros para el poder popular tienen más capacidad e inteligencia que todos los productores y consumidores venezolanos juntos. De modo muy parecido a los fundamentalistas de signo contrario, algunos tecnócratas de derecha, la soberbia socialista siempre encuentra culpables de sus espectaculares yerros, pero nunca reconoce sus propios errores o vicios ni mucho menos la ineficacia de un modelo tan infiel a la realidad.

En el discurso oficial, la escasez es siempre producto del acaparamiento y de la especulación, pero no, por ejemplo, de la burla a los productores venezolanos que significó gastar dinero en reflotar una industria láctea argentina (para gozo de Kirchner, (que se ve que le saca mucho provecho a su amistad con Chávez). ¿Quién va a continuar produciendo leche con un gobierno que sin ninguna duda abrirá las puertas a toda la que manufacture las fábricas de los amigotes musiúes?

La enseñanza básica de la segunda mitad del siglo XX es que no hay dogmas económicos, ni altares para el dios mercado o para el dios Estado. Pero también que la libertad es la fuente de la energía humana, no la benevolencia del líder. Y en las colas se aprecia que también en la alergia a la libertad, al pluralismo y a la disidencia el Socialismo del Siglo XXI se parece al del siglo XX.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog