Celebradas 4 audiencias sobre Venezuela ante Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Por Venezuela Real - 8 de Marzo, 2007, 11:54, Categoría: Derechos Humanos

www.urru.org
07 de marzo de 2007

Durante el día de hoy tuvieron lugar las audiencias solicitadas por las organizaciones no gubernamentales venezolanas en el marco del 127 período de sesiones ordinarias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Las organizaciones asistentes fueron Espacio Público, Centro de Derechos Humanos de la UCAB, COFAVIC, Vicaría de Derechos Humanos de Caracas, Observatorio Venezolano de Prisiones y PROVEA.

 
Los temas abordados fueron “situación de defensoras y defensores de humanos en Venezuela”; “seguridad ciudadana y grupos parapoliciales en Venezuela”, “situación del derecho a la libertad de expresión en Venezuela” y “situación de institucionalidad, garantías y defensa de los derechos humanos en Venezuela”
 
“Situación de defensoras y defensores de derechos humanos en Venezuela”

José Gregorio Guarenas, coordinador de la Vicaría de Derechos Humanos de Caracas, explicó que durante esta audiencia se presentó la evaluación de la situación de defensores desde 2002 hasta nuestros días, para concluir que en lugar de mejorar, la situación de defensores/as se ha deteriorado. Además de mayor número de casos de hostigamiento a defensores/as, se observa que se han incrementado los actores, ya que ahora también son víctimas de amenazas familiares de víctimas, sindicalistas y campesinos en defensa de sus tierras.
 
Guarenas presentó la situación de cumplimiento de las distintas medidas cautelares y provisionales dictadas por la Comisión y la Corte, siendo una constante que el Estado no ha realizado una investigación exhaustiva de los hechos en ninguno de los casos, mientras se registra un preocupante incumplimiento de estas medidas. El Estado venezolano ha desnaturalizado el alcance de las medidas, convirtiéndolas en un mecanismo que expone a los/as beneficiarios/as de estas medidas a graves situaciones de hostigamiento y amenaza, al iniciar procesos judiciales, que en lugar de estar orientados a la investigación y sanción de quienes incurrieron en dichos hechos en contra de defensores/as, colocan en duda si tales hechos efectivamente ocurrieron.

Se ha observado que los/as defensores/as que acuden al Sistema Interamericano se convierten en objeto de ataques. Ejemplo de ello es la situación que se ha planteado con el director del Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, en la cual se puede observar que proporcionalmente a la intensidad en que Prado se ha convertido en usuario del sistema, se han agudizado las amenazas y situaciones de hostigamiento que sufre. Se solicitó a la Comisión Interamericana que monitoree con atención esta situación, la cual es contraria a la práctica en el continente, en la que ser usuario del Sistema Interamericano de Derechos Humanos es un mecanismo de protección. Así mismo se dieron a conocer nuevos casos, como el de José Luis Urbano, defensor de derechos humanos de Anzoátegui, quien fue herido con arma de fuego por su defensa al derecho a la educación; las amenazas sufridas por Alcides Magallanes de la Fundación de Derechos Humanos del estado Anzoátegui;  así como la amenazas contra Sara Mier y Terán del Comité Vida, Paz y Libertad del estado Aragua; y los cuatro sindicalistas que fueron asesinados en Ciudad Bolívar por sicarios. Se hizo hincapié en la amenaza latente del Proyecto de Ley de Cooperación Internacional, el cual coloca en riesgo inminente la naturaleza, vida y acciones de las organizaciones no gubernamentales venezolanas, ya que éste instrumento –de ser sancionado- cancelaría la posibilidad de que existan en Venezuela organizaciones no gubernamentales críticas e independientes, como corresponde a su naturaleza.

“Seguridad Ciudadana y grupos parapoliciales en Venezuela”

Liliana Ortega, directora ejecutiva de COFAVIC, explicó que las ejecuciones extrajudiciales cometidas por grupos parapoliciales –situación que ha sido ampliamente reconocida por el Estado como un problema del cual es necesario ocuparse- ha permeado a la sociedad venezolana, al punto que preocupa la creciente aceptación social frente a este tipo de crímenes, así como el grado de indiferencia con el cual la sociedad en su conjunto recibe estas muertes, así como las que produce la violencia, las cuales son vistas como un evento “normal” dentro de la vida cotidiana. Resulta en extremo preocupante el incremento de las amenazas a familiares de víctimas que denuncian sus casos, en su mayoría mujeres, las cuales sufren una doble victimización.

Ortega agregó que este fenómeno de los grupos parapoliciales, que empezó focalizado en el estado Portuguesa, ha venido diseminándose hasta convertirse en un fenómeno nacional, en el cual el Ministerio Público está investigando, desde el año 2000 hasta el 31 de diciembre de 2005, a 6.141 funcionarios[1]. “Además se ha observado el establecimiento de mecanismos de impunidad, como la alteración del sitio del suceso, la práctica de detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas, las cuales concluyen en no pocas oportunidades con la muerte de la víctima; un precario acceso a los expedientes por parte de los familiares, además de la no remisión de información a los cuerpos policiales presuntamente involucrados” afirmó Ortega.

“Derecho a la libertad de expresión en Venezuela”

Andrés Cañizales, (Centro de derechos humanos de la UCAB) explicó que se presentó un informe que da cuenta de la situación de la libertad de expresión en Venezuela durante el último año, en particular los casos de juicios a periodistas por los delitos de desacato o difamación, entre ellos los casos de Napoleón Bravo, Julio Balza (columnista del Nuevo País) y Gustavo Azócar, periodista de Táchira. Los casos de RCTV y Tal Cual también
 fueron relatados ante los comisionados, además de lo que el gobierno ha denominado “la constitución de la hegemonía mediática del Estado”.

“Situación de institucionalidad, garantías y defensa de los derechos humanos en Venezuela”

Carlos Ayala, quien intervino en nombre del Centro de Derechos Humanos de la UCAB; planteó el tema de la impunidad estructural frente al crimen en general y en concreto frente a las violaciones a los derechos humanos, que en su conjunto son responsabilidad del Estado a través de los distintos organismos que participan en el sistema de justicia. Se mostraron cifras y datos derivados de los diversos informes de las ONG de derechos humanos.

Duro choque de acusaciones entre gobierno de Venezuela y la CIDH

Un durísimo cruce de acusaciones se produjo este miércoles durante una audiencia solicitada por Venezuela a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuando Caracas acusó de "mala fe", de "parcialidad" y de "tergiversar" informaciones a este organismo, que señala al gobierno de Hugo Chávez de no permitirle visitar el país.

En una tensa audiencia abierta al público en el marco del 127 período de sesiones de la CIDH, Germán Saltrón, representante de Venezuela para los Derechos Humanos, sostuvo que su gobierno no puede presumir la buena fe de la Comisión a la que acusó de "tergiversar" informaciones sobre el respeto a los derechos humanos en el país.

Es la "primera vez que escucho en una audiencia de la Comisión señalamientos tan fuertes contra la Comisión Interamericana. Nadie hasta ahora ha tratado así a la Comisión Interamericana que yo sepa y me pregunto por qué el gobierno actual de Venezuela trata así a la Comisión Interamericana", enfatizó en respuesta el presidente del organismo dependiente de la OEA, Florentín Meléndez.

El titular de esta Comisión encargada de verificar las condiciones de respeto a los derechos humanos en el continente, protestó asimismo la "falta de respeto a un órgano principal de la OEA y a siete personas" que la integran.

Meléndez recordó que Chávez trató a los integrantes de la CIDH de "eunucos intelectuales", y exhortó a Venezuela a que brinde un "trato respetuoso" al organismo y que "cumpla con sus obligaciones internacionales" y permita una visita del relator encargado de Venezuela en la Comisión.

"Me extraña que se vengan a cuestionar las facultades constitucionales que tiene la Comisión" en función de la Carta de la OEA para realizar visitas a los países miembros de la organización, insistió Meléndez.

La CIDH denuncia "falta de voluntad" política de Venezuela para permitir una visita de sus miembros al país.

Paulo Sergio Pinheiro, relator de la Comisión para Venezuela, sostuvo que "acusar a un interlocutor de mala fe no es señal de cooperación", pidió que Caracas retire ese señalamiento, y además que se le permita viajar al país.

"Voy a terminar mi mandato aquí y no voy a visitar Venezuela", dijo.

Meléndez de su lado sostuvo que "la tendencia en el continente es de apertura, de voluntad política de los Estados" y pidió "que se manifieste públicamente la voluntad política" de Caracas de permitir la concurrencia de la CIDH a territorio venezolano.

"Me extraña que digan que es la primera vez que Venezuela hace esos pronunciamientos", replicó el representante venezolano en la audiencia, solicitada por Caracas para dar cuenta de la situación de los derechos humanos en el país. "Eso me indica que ustedes no leen observaciones que Venezuela presenta a los informes preparados por ustedes", lanzó.

"Estamos dispuestos siempre a venir aquí a aclarar todas situaciones presuntas de violación de derechos humanos pero siempre y cuando esta comisión actúe con la objetividad del caso", insistió Saltrón. "(Estamos) dispuestos siempre a ser revisados y observados pero por favor queremos que sean objetivos en los señalamientos", insistió el funcionario.

En declaraciones a la prensa, consultado sobre la posibilidad de que Venezuela habilite una visita de la CIDH, Saltrón manifestó: sería posible "siempre y cuando nos pongamos de acuerdo con la Comisión sobre en qué consiste la visita y en qué condiciones se va a hacer esa visita porque nosotros somos un Estado soberano".
 
También dijo que su país no retirará, como solicitó la CIDH durante la audiencia, las acusaciones de "mala fe" en la actuación del organismo.

"En absoluto, es que lo podemos perfectamente probar, de que hay parcialidad de parte de la Comisión cuando se analiza la situación de derechos humanos en Venezuela", insistió.
 
El gobierno venezolano pide a la CIDH una "autocrítica" por "no haber decretado una medida cautelar cuando el presidente Chávez estaba detenido por los golpistas el 11 de abril" de 2002, cuando un golpe de Estado sacó por 47 horas del poder el mandatario.
La CIDH de su lado, defiende los pronunciamientos que formuló con motivo del golpe de Estado y del encarcelamiento de Chávez por parte de los opositores que intentaron derrocar su gobierno.

Gobierno reclama a Comisión de DDHH posición “sesgada” en denuncias de ONG´s y defensores de derechos humanos

El agente del Estado venezolano ante organismos de Derechos Humanos, Germán Saltrón anunció que la delegación reclamó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lo que considera una posición sesgada del organismo respecto a las denuncias formuladas por ONG´s venezolanas y defensores de derechos humanos en el país.

Según Saltrón, las denuncias formuladas ante el organismo interamericano por ONG´s y defensores de Derechos Humanos ante la Comisión Interamericana, se basan en informaciones de prensa transmitidas por medios de comunicación venezolano “los cuales tienen una posición política en contra del gobierno”.

“Denunciamos nuevamente la posición negligente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al no otorgarle al presidente Chávez y a sus ministros que eran perseguidos, las medidas cautelares de protección, cuando fueron solicitadas el 11 de abril”.

Saltròn aseguró que ante cualquier medida, por alguna razón baladí, “los dueños de comunicación social inventan cualquier presunta persecución, las medidas cautelares le son otorgadas por la Comisión en menos de 24 horas; entonces esta posición sesgada no permite que la Comisión cumpla debidamente su función de vigilancia de los derechos humanos. No es una posición objetiva y eso lo planteamos ante el organismo”, dijo



Duro choque de acusaciones entre gobierno y CIDH

Washington.- Un durísimo cruce de acusaciones se produjo hoy durante una audiencia solicitada por Venezuela a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuando Caracas acusó de "mala fe", de "parcialidad" y de "tergiversar" informaciones a este organismo, que señala al gobierno de Hugo Chávez de no permitirle visitar el país.   

En una tensa audiencia abierta al público en el marco del 127 período de sesiones de la CIDH, Germán Saltrón, representante de Venezuela para los Derechos Humanos, sostuvo que su gobierno no puede presumir la buena fe de la Comisión a la que acusó de "tergiversar" informaciones sobre el respeto a los derechos humanos en el país.   

Saltrón calificó como sesgada y poco objetiva la posición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ante las denuncias formuladas por las Organizaciones Gubernamentales (ONG' s) del país.
 
A su juicio, ello se basa en informaciones transmitidas por los medios de comunicación, los que "tienen una posición política en contra del gobierno".

"Denunciamos nuevamente la posición negligente de la Comisión al no otorgarle al presidente Chávez y a sus ministros, quienes eran perseguidos, las medidas cautelares de protección, cuando fueron solicitadas el 11 de abril".

Es la "primera vez que escucho en una audiencia de la Comisión señalamientos tan fuertes contra la Comisión Interamericana. Nadie hasta ahora ha tratado así a la Comisión Interamericana que yo sepa y me pregunto por qué el gobierno actual de Venezuela trata así a la Comisión Interamericana", enfatizó en respuesta el presidente del organismo dependiente de la OEA,  Florentín Meléndez, divulgó AFP.   

El titular de esta Comisión encargada de verificar las condiciones de respeto a los derechos humanos en el continente, protestó asimismo la "falta de respeto a un órgano principal de la OEA y a siete personas" que la integran.   

Meléndez recordó que Chávez trató a los integrantes de la CIDH de "eunucos  intelectuales", y exhortó a Venezuela a que brinde un "trato respetuoso" al organismo y que "cumpla con sus obligaciones internacionales" y permita una visita del relator encargado de Venezuela en la Comisión.   

"Me extraña que se vengan a cuestionar las facultades constitucionales que tiene la Comisión" en función de la Carta de la OEA para realizar visitas a los países miembros de la organización, insistió Meléndez.   

La CIDH denuncia "falta de voluntad" política de Venezuela para permitir una visita de sus miembros al país.   

Paulo Sergio Pinheiro, relator de la Comisión para Venezuela, sostuvo que "acusar a un interlocutor de mala fe no es señal de cooperación", pidió que Caracas retire ese señalamiento, y además que se le permita viajar al país.    

"Voy a terminar mi mandato aquí y no voy a visitar Venezuela", dijo. Meléndez de su lado sostuvo que "la tendencia en el continente es de apertura, de voluntad política de los Estados" y pidió "que se manifieste públicamente la voluntad política" de Caracas de permitir la concurrencia de la CIDH a territorio venezolano.   

"Me extraña que digan que es la primera vez que Venezuela hace esos  pronunciamientos", replicó el representante venezolano en la audiencia, solicitada por Caracas para dar cuenta de la situación de los derechos humanos en el país.   

"Eso me indica que ustedes no leen observaciones que Venezuela presenta a los informes preparados por ustedes", lanzó.   

"Estamos dispuestos siempre a venir aquí a aclarar todas situaciones presuntas de violación de derechos humanos, pero siempre y cuando esta comisión actúe con la objetividad del caso", insistió Saltrón. "(Estamos) dispuestos siempre a ser revisados y observados, pero por favor queremos que sean objetivos en los señalamientos", insistió el funcionario.   

En declaraciones a la prensa, consultado sobre la posibilidad de que Venezuela habilite una visita de la CIDH, Saltrón manifestó: sería posible "siempre y cuando nos pongamos de acuerdo con la Comisión sobre en qué consiste la visita y en qué condiciones se va a hacer esa visita porque nosotros somos un Estado soberano".   

También dijo que su país no retirará, como solicitó la CIDH durante la audiencia, las acusaciones de "mala fe" en la actuación del organismo.   

"En absoluto, es que lo podemos perfectamente probar, de que hay parcialidad de parte de la Comisión cuando se analiza la situación de derechos humanos en Venezuela", insistió.   

El gobierno venezolano pide a la CIDH una "autocrítica" por "no haber decretado una medida cautelar cuando el presidente Chávez estaba detenido por los golpistas el 11 de abril" de 2002.   

La CIDH de su lado, defiende los pronunciamientos que formuló con motivo del golpe de Estado y del encarcelamiento de Chávez por parte de los opositores que intentaron derrocar su gobierno.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog