¡Comandante, no ordene!

Por Venezuela Real - 8 de Marzo, 2007, 8:56, Categoría: Política Nacional

MARIO VILLEGAS
El Mundo
07 de Marzo de 2007

Confieso mi sorpresa ante el fuerte pataleo de quienes, desde el Partido Comunista, Podemos y Patria Para Todos, se resisten a disolver sus organizaciones para integrarse incondicionalmente al partido que va a crear el presidente Hugo Chávez. Aunque no es mucho lo que dicen públicamente, su resistencia revela que en el chavismo comienza a hacer aguas la unanimidad. Me equivoqué, admito, al afirmar que la dirigencia de esos partidos se metería la lengua en el bolsillo de atrás.

Supuse, con base en la observación de todos estos años, que salvo honrosas excepciones nadie en esos partidos se atrevería a contrariar y retar la furia presidencial. Nada fácil resulta exponerse a que el máximo líder, dueño como dice ser de toditos los votos, termine excluyendo de su proceso a los sospechosos de ser infieles. Pero Jerónimo Carrera, presidente del PCV, lanzó la primera piedra, secundada institucionalmente por su partido. Luego vino la de Ismael García con Podemos y, finalmente, la de José Albornoz y el PPT. Tres piedritas que, coincidentes en el tiempo, el espacio y el destinatario, constituyen un verdadero peñonazo a la hasta antier indiscutida discrecionalidad del jefe supremo.

Como era de esperarse, de inmediato comenzaron a tronar las descalificaciones y agresiones propias de la caterva de borregos que generalmente rodea a los amos del poder. Ya se oyen sus voces, parapetadas en la infraestructura mediática gubernamental, acusando de traidores a quienes apenas asoman sus posturas disidentes.

Es la expresión antidemocrática de quienes asumen la militancia como el arte del servilismo y la sumisión, de aquellos que pretenden que los demás degraden su dignidad como ellos mismos arrastran las suyas. Por desgracia, semejante modo de concebir la política preside el pensamiento y la conducta de buena parte de la sargentería chavista.

Tal es la irreflexiva cartilla de estos cachorritos dizque revolucionarios que a los dirigentes que exigen hacer palabra cierta aquello de la democracia participativa y protagónica, no vacilan en atribuirles semejanzas en el lenguaje y la acción -incluso posibles nexos- con la oligarquía golpista y el imperialismo.

Por poco no les preguntan, pero seguramente lo piensan, cuántos cochinos dólares le habrán pagado a Jerónimo, a Ismael y a Albornoz por lo que se precipitan a considerar una traición. Cada ladrón juzga por su condición.

Reclamar, como simplemente han hecho los voceros del PCV, Podemos y PPT, una democrática discusión política, ideológica, programática y organizativa, previa a la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela, es un derecho legítimo de quienquiera que adscriba un proyecto partidista, cualquiera éste sea, pero sobre todo si se pretende revolucionario.

Más aún: a diferencia de lo que algunos creen, un auténtico revolucionario, hombre o mujer de indomable espíritu crítico, o incluso un mero y sencillo demócrata de cualquier signo, jamás podrá decir ¡Comandante, ordene! Por supuesto, no se sabe hasta dónde le llegará la gasolina a la sobrevenida disidencia que hoy adorna el panorama chavista. Pero es muy esperanzador para los venezolanos que queremos democracia, respeto, justicia social, tolerancia y paz, que contra el culto a la autoritaria y camorrera personalidad del Presidente, la dirigencia del PCV, de Podemos y del PPT, haya lanzado este sonoro Por Ahora.

 Por poco no les preguntan, pero seguramente lo piensan, cuántos cochinos dólares le habrán pagado a Jerónimo, a Ismael y a Albornoz por lo que se precipitan a considerar una traición










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog