Medición de fuerzas

Por Venezuela Real - 9 de Marzo, 2007, 8:50, Categoría: Política Internacional

VenEconomía Opina
08 de marzo de 2007

Hoy comienza la gira de seis días del presidente estadounidense, George W. Bush por Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México. Este viaje es la piedra angular de su autoproclamado "año de compromiso" con América Latina, además de ser el más largo recorrido que haya realizado Bush por Latinoamérica y su esfuerzo personal más ambicioso para mejorar los vínculos de Estados Unidos con la región.

En su agenda el foco de atención lo ocuparán temas sobre: 1) fuentes energéticas alternativas; 2) las relaciones comerciales; 3) el narcoterrorismo: 4) la seguridad y 5) la inmigración.

Por ejemplo, en Brasil, Bush espera comprometer al Gobierno brasilero en una sociedad para la producción de combustible biológico con el objetivo final de disminuir la dependencia estadounidense de las importaciones de crudo de regiones inestables como el Medio Oriente y países hostiles como Venezuela. En Colombia, espera renovar y ampliar la asistencia en materia militar y de combate al narcotráfico, para lo cual ya ha confirmado su respaldo hacia el Plan Colombia II por otros cinco años con una inversión de $4,4 millardos. Y en México, se espera que Bush discuta temas relativos al comercio, a la seguridad y la inmigración.

Además, Bush tendrá que vencer los estragos de seis largos años de indiferencia y abandono, deberá evitar que ser percibido como un presidente debilitado con una mayoría opositora en el Congreso o cómo el presidente de un país cuya influencia en el mundo ha disminuido en forma significativa en los últimos cuatro años. Algo difícil de lograr.

Sin embargo, el leit motiv en cada uno de los cinco países visitados será la contención del avance del totalitarismo y la ultraizquierda en la región.

Allí el Presidente de Norteamérica tiene un hueso duro de roer en su homólogo venezolano: Hugo Chávez, quien se ha autoproclamado como su más acérrimo enemigo. Chávez conoce sus fortalezas, ha estudiado y profundizado las debilidades de Bush en la región, con el uso y abuso de los recursos del petróleo, con los cuales ha comprado voluntades de gobiernos y pueblos.

El presidente Chávez busca con delirio extender su propio liderazgo en la región, y cambiar la hegemonía imperialista de Estados Unidos por la hegemonía petrolera de la Venezuela-saudí, así tenga que subvertir elementales normas de respeto en relaciones entre los países. Por ejemplo, en una iniciativa pocas veces vistas, Hugo Chávez, un presidente en ejercicio, mañana encabezará un acto anti-Bush en un estadio en Buenos Aires, organizado por las Madres de Mayo. Según el diario La Nación, el costo se calcula en $192.000, aportados por el Gobierno venezolano, y en el cual más de 300 efectivos militares venezolanos ayudarán en la seguridad. Ésta es una manifestación de vasallaje nunca vista en la historia del hemisferio.

No se debe olvidar, que cuando se trata de imponer su proyecto político dentro o fuera de Venezuela, para Chávez, al igual que para "El Príncipe" de Maquiavelo, el fin siempre justifica los medios.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog