La nueva denuncia sobre magnicidio tiene poco sustento para acusar

Por Venezuela Real - 10 de Marzo, 2007, 9:09, Categoría: Historia Oficial

JESÚS GERARDO HERNÁNDEZ
El Mundo
09 de Marzo de 2007

Grabar una llamada telefónica en forma fraudulenta es una prueba débil
Investigan a general retirado y su hijo, oficial de la Guardia Nacional

Caracas. Poco efecto podría tener la prueba telefónica presentada en el programa La Hojilla, de Venezolana de Televisión , el pasado miércoles, que compromete al capitán (GN) Tomás Guillén en un plan para asesinar al presidente de la República Hugo Chávez.

Fuentes vinculadas a la defensa indicaron que se trata de una prueba obtenida de forma fraudulenta mediante la intervención de un teléfono sin una orden judicial.

Guillén se encuentra a la orden de su componente, la Guardia Nacional, tras conocerse el contenido de esta llamada telefónica que lo vincula con el magnicidio.

El padre de este oficial, el general de brigada retirado (GN) Ramón Guillén Dávila, también fue implicado y previa acusación del fiscal militar, teniente de fragata Miguel Ángel Cusinato, fue privado de su libertad y se encuentra detenido en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM). El caso del presunto magnicidio contra el mandatario nacional por parte de un grupo de oficiales, está en manos del tribunal 1º de control militar, a cargo de capitán (Ej) Marino Mosquera.

El delito que fue imputado al general Dávila es instigación a la rebelión contemplado en el artículo 481 del Código Orgánico de Enjuiciamiento Criminal.

El presidente Chávez denunció un nuevo plan de magnicidio el pasado domingo y acusó a grupos anticastristas.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog