Luis Alberto La Calle: "Chávez es un tiro al pie de Mercosur"

Por Venezuela Real - 11 de Marzo, 2007, 17:38, Categoría: Política Internacional

ROBERTO GIUSTI
El Universal
11 de marzo de 2007

Entrevista Luis Alberto La Calle, ex presidente del Uruguay

La Calle afirma que centenares de militares están asistiendo a "escuelas de guerra" venezolanas para inducirlos a un "cambio de estrategia"
"Como presidente del mecanismo se instalará en Montevideo y temblaremos cuando abra la boca en nombre de Mercosur"

Elocuente y extrovertido, Luis Alberto La Calle no desentona con el talante de los maracuchos. Desde la suite presidencial que le asignaron se domina una panorámica del Lago. Mucha luz y reverberación de colores fuertes, el estereotipo de lo que un sureño puede imaginarse como el espléndido trópico, amortiguado por la gelidez del aire acondicionado.

Lo invitó la Cámara de Comercio de Maracaibo a dictar una charla magistral, a la que asistieron más de 300 personas que lo acosaron a preguntas. Impulsor de reformas económicas liberales durante su gobierno (1990-1995) y cofundador de Mercosur, critica la entrada de Venezuela a ese mecanismo de integración y en tiempo real analiza la confrontación entre los dos polos del Continente.

-¿Provocará la visita de Bush a la América Latina un reflujo de la influencia chavista en el Continente?
-Los dos están en la arena mediática librando un combate, con espadas de cartón, muy vocingleros y sólo para llenar primeras páginas y minutos de televisión. Creo que el presidente Chávez necesita a Bush más que éste a Chávez. Estados Unidos peca de inconsistencia en las políticas relativas a Iberoamérica y lo ha reconocido Bush en Sao Paulo. Desde Kennedy para acá ha habido tres o cuatro iniciativas, ninguna de ellas consumada en su ejecución ni en la intensidad de la atención. Entiendo que el presidente norteamericano tiene algunas prioridades, pero lo no prioritario también es importante. Entonces, cuando se dan cuenta, irrumpen en una suerte de impromtu para subsanarlo.

-¿De qué manera se inserta allí la política exterior venezolana?
-El presidente Chávez, quien es relativamente nuevo en el juego, ha encontrado, atacando a Bush, un terreno fértil porque la inteligentsia, la izquierda, los medios y los políticos en general, consideran chic ser antinorteamericano. Un poco como Francia. De manera que Chávez encuentra un buen frontón sobre el cual arrojar su pelota y el presidente Bush ahora se ha dado cuenta de que no le conviene ni mencionarlo. Los demás somos meros espectadores.

-Usted describe un duelo con espadas de cartón, Chávez habla de "la espada de Bolívar que camina por la América Latina" y otros dicen que no es la espada de Bolívar, sino la chequera de Chávez la que vuela por el Continente. Bien sea con la espada, con la chequera o con ambas, Chávez se ha convertido en una referencia continental, de manera que no se trata sólo de retórica, sino de una amenaza muy con-creta.
-Contante y sonante. Yo diría que pertenece a una América con la que poco tengo que ver. El Caribe y el Pacífico son otro mundo para nosotros. El Río de La Plata es una unidad conceptual sustancialmente distinta. Chávez aprovecha la tonta solidaridad ideológica de algunos gobiernos pendientes de beneficios por una supuesta identidad ideológica. Por eso Lula es primero brasileño y después socialista, aunque el Gobierno uruguayo creyó ingenuamente lo contrario. Hasta que, en una crisis energética, le negó un poco de electricidad. Pero lo curioso de esto es la pasividad y la complicidad de Brasil.

-¿En qué consisten esa pasividad y complicidad?
-En el hecho de incorporar la República Bolivariana y a Chávez en el esquema de Mercosur. Sobre eso tuve una discusión personal como el canciller Amorim. Brasil es producto de un acto de voluntad de 200 años, que finalmente tuvo éxito con una línea de permanencia admirable, imponiéndose sobre Argentina. Pero, ¿a santo de qué se incorpora a Chávez a la región platense? Creo que ahora los brasileños se están dando cuenta de su error.

-La respuesta la puede encontrar en los contratos de empresas brasileñas para grandes proyectos como el Puente sobre el Orinoco o el Metro de Caracas.
-Yo le decía a Amorim que encontraba disminuido a Brasil en esa concesión que, y ahí está el drama, tergiversó la idea original del proyecto y convirtió un acuerdo económico y comercial, como debió ser siempre, en acuerdo político e institucionalizado en el parlamento de Mercosur, asignándole la categoría de socio (a Venezuela) . Eso lo vuelve muy difícil de deshacer y el señor Chávez, creo que en el otro semestre de este año, será presidente de Mercosur. Se instalará en Montevideo y temblaremos cuando abra la boca en nombre de Mercosur, porque ¡quién sabe las cosas que dirá! Se van a tirar de los pelos quienes han ambientado esta asociación y la conversión de Mercosur en asociación política.

-¿Es el presidente Chávez una amenaza para la existencia de Mercosur?
-Mercosur se pegó un tiro en el pie cuando salió de lo económico-comercial, siempre más fácil de arreglar. Se trata de comprar o vender. En cambio, en la relación institucionalizada no hay escapatoria.

-Chávez se pronuncia contra el ALCA y los tratados bilaterales de libre comercio con EEUU, pero, de hecho, Venezuela le vende la mayor parte de su producción petrolera a ese país.
-Puede parecer hipócrita, pero Chávez y Bush lo hacen porque les conviene y no están atados políticamente. Ahora, que Chávez pueda estropear el ALCA, no lo creo. No le asignaría tanto poder. Ahí fueron los complejos de Brasil los que impidieron la negociación del ALCA porque recordemos que el ALCA no existe aún.

--No existe y es posible que no termine de cuajar.
-Ahora me atrevo a predecir el futuro: Brasil encabezará la negociación para un TLC y ahí quiero ver qué hará Venezuela.

-¿Lo predice como consecuencia de la gira de Bush?
-Por supuesto. Eso lo impondrá la realidad.

-Una cosa son los tratados bilaterales y otra el ALCA.
-Brasil lo va encabezar, quizás con otro nombre.

-¿Se monta Uruguay en ese tren?
-No lo sabemos. El Gobierno uruguayo es ejercido por una coalición electoralmente muy eficaz, pero visceralmente dividida en el poder. El presidente Tabaré Vázquez ha sido derrotado. Lo ha llevado con mucha elegancia, pero en política exterior la línea extrema le ha impuesto su ritmo. "Más y mejor Mercosur" (Mercosur ideologizado) y "No al TLC", son victorias del sector más radical del Gobierno.

-Sin embargo, allá estuvo Bush este viernes.
--Va justamente por eso. A él le quedan relaciones fluidas con Colombia, Chile, Uruguay y Brasil. Ahora viene a tratar de rescatar ese cachito de tierra que somos nosotros, al fin y al cabo articuladores de la cuenca platense. Por eso no va a Chile.

--Si eso es así, tendría que venir a Venezuela.
-Venezuela pasó al otro lado.

-¿Cómo resolver la contradicción que usted plantea con Chávez conspirando contra el propósito original de la integración? ¿Se divide Mercosur?
-Creo que Mercosur puede estar en las vísperas de unos ejercicios espirituales para repensar la vida.

-¿Cómo repensar la vida con el demonio adentro?
-Esa es la dificultad. Ya nos embarcamos, cuesta abajo, en un embalaje. Hemos perdido parte de esa discrecionalidad. Si yo fuera presidente intentaría partir las cartas de nuevo, comenzando por lo básico y dejando para más adelante otros compromisos. Pero hay cosas atadas. Es una aberración para Uruguay haber aceptado integrar un cuerpo político supranacional, el Parlamento de Mercosur, en el cual seremos la minoría de la minoría.

-¿Por qué esa laxitud de la mayoría de los presidentes latinoamericanos con Chávez? Pareciera ejercer sobre ellos un influjo...
-Una fascinación. Quienes provienen del socialismo sienten siempre fascinación por los hombres fuertes. El haber incurrido Brasil y Argentina en la barbaridad de aprobar la reelección presidencial, le quita nitidez a los períodos de gobierno. Por suerte, Uruguay se va salvando de esa enfermedad. Empezamos a dilatar la permanencia en el poder y al mismo tiempo aparecen estas figuras que quieren gobernar para siempre, con un poder económico tremendo y capacidad mediática para llegar a la gente. La popularidad del presidente Chávez resulta impresionante.

-¿No obedece esa popularidad al fracaso de las políticas neoliberales?
-No creo que se hayan aplicado las políticas liberales a plenitud. Por lo menos en Uruguay no las pudimos aplicar.

-Porque no lo dejaron.
-Por eso. Entonces no me hable de fracaso.

-Pero había avanzado.
-Sí. A pesar de que no nos permitieron la apertura y la reorganización de las empresas públicas, redujimos la pobreza de 12 a 6% en 5 años. Un rotundo mentís para quienes dicen que un quinquenio no alcanza.

-Según eso, Chávez no debería ser tan popular.
-No debería serlo. Pero no olvide que 50% de la población optaron por el Frente Amplio y Tabaré Vázquez. Por tanto, en ese porcentaje hay una simpatía potencial por Chávez.

-¿No encuentran allí una diferencia entre la propuesta socialista de Tabaré y la de Chávez?
-En Vázquez sí, pero no en sus compañeros autoritarios. Los partidos comunista y socialista uruguayos funcionan de acuerdo con la vieja usanza y consideran, por ejemplo, que Ricardo Lagos, Tony Blair o Felipe González merecen ser condenados. La votación más grande del Frente Amplio es de los Tupamaros, quienes quisieron imponer un gobierno por la fuerza. Vázquez es la cara amable de una coalición mayoritariamente radical.

-Entonces Uruguay está en peligro de caer en manos del radicalismo autoritario.
-No, porque la fuerza de lo democrático es muy grande. Son cien años de ejercicio democrático con muy pocas impurezas. Todo depende de la reelección. Si Vázquez comete el error de ir por la reelección, fracasará.

-Hablando de fracasos, no respondió la pregunta sobre el fracaso del neoliberalismo.
-En Chile se ha aplicado, paradójicamente por gobiernos socialistas. Por eso lo humano no cabe en moldes y fórmulas. Eso es lo más parecido a la aplicación de políticas liberales.

-Pero con fuerte acento social y redistributivo.
-Nadie dice que la política liberal va contra lo social.

-Lo dice Chávez.
-Creo que se equivoca. Nosotros hicimos una apertura económica sin precedentes, duplicamos los presupuestos de educación y salud, tuvimos un desempleo de 7% y una rebaja a la mitad de la pobreza. Todo eso sin llegar a donde queríamos. Los ataques a las políticas liberales al final son sólo un cliché.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog