El Tejado Roto: Quiebre temprano

Por Venezuela Real - 12 de Marzo, 2007, 17:08, Categoría: Gente de Chávez

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
10 de Marzo de 2007

Yo no sé si todavía la reconocen en Boqueroncito ni si mantiene abiertas sus "oficinas" en Santa Capilla, pero estoy seguro de que Lina Ron no es Rosa Luxemburgo ni la fiduciaria ideológica de Jiang Qing, la tercera mujer de Mao, tampoco es la reencarnación de Martin Heidegger, pese a sus desatinos epistemológicos y a las responsabilidades doctrinarias que le han insuflado como parte del cogollito que organiza el partido único, de pensamiento único y rojorrojito, aunque en la praxis de la comandante confluya suficiente altanería y audacia como para que algún distraído le adjudique a su talento la autoría de lo que firma, pagado o por pagar.

Como en los procesos revolucionarios importa poco el origen de los fondos, importan los fines, Clodosbaldo Russián no investigará de dónde salieron los cheques y el dinero en efectivo para pagar tantos avisos ripiosos e ilegibles en tantos periódicos contra el filósofo por cuenta propia Ismael García, que ya, para disminuirlo, empiezan a llamar "Ismaelillo" y "adeco disfrazado", porque se atrevió a preguntar: ¿Quién dijo miedo? Rebobinemos. A esta altura del embarazo no caben dudas de que se presagia una pérdida y no precisamente por falta de ácido fólico y sus sucedáneos.

La idea del partido único, traída de La Habana como las misiones y las estatizaciones en serie, no encontró suelo abonado, aunque la profusión de cagarrutas, plastas y cagadas oficiales y extraoficiales podrían indicar lo contrario, como la apresurada y automática disolución del MVR. No habrá parto, o bella, ciao.

Por más que le repitan "ordene, mi comandante", los venezolanos, díscolos y retrecheros, tiran para el monte cuando el gamonal confunde responsabilidad y disciplina con una procesión de caras largas; decreta que la felicidad es socialismo patria o muerte, y elimina la posibilidad de poder mandarlo para el carajo sin remordimientos ni consecuencias.

Al club de amigos de García y Ramón Martínez, se suman los pepetecos de José Albornoz, los rencores de los círculos bolivarianos, la algarabía de los consejos comunales, las contradicciones en el seno del pueblo, la disidencia de siempre y la voluntad indoblegable de que la participación y el protagonismo no sean otro engaño, como lo fueron la federación y el igualitarismo. ¿Quién dijo miedo, Lina?






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog