La muerte de Schlesinger

Por Venezuela Real - 12 de Marzo, 2007, 17:10, Categoría: Cultura e Ideas

SIMÓN ALBERTO CONSALVI
EL NACIONAL
11 de Marzo de 2007  

A la edad de 89 años, el 28 de febrero 2007 murió en Nueva York Arthur M. Schlesinger, uno de los grandes historiadores norteamericanos del siglo XX. Vinculó siempre el pasado con el presente, y juzgó al presente no sólo como un historiador del pretérito sino como un testigo comprometido, como alguien que comprendía el papel de quien conoce la historia y sus laberintos y siente la necesidad imperiosa de advertir y de analizar los hechos, los fenómenos y las personalidades dentro del contexto general de los procesos. Fue el gran historiador de "La Era de Roosvelt", una obra en tres volúmenes a través de la cual interpretó un tiempo y una de las figuras más polémicas de Estados Unidos. The crisis of the Old Order /1919-1933, The coming of the New Deal, y The politics of upheaval. Como historiador consideró que indagar y conocer el pasado no era un hobby, sino algo indispensable para comprender el presente.

El libro que lo hizo famoso a edad temprana, a los 27 años, fue su estudio The age of Jackson, (1945) sobre un presidente que, como Roosevelt, había gobernado en un tiempo de crisis en el siglo XIX, y lo hizo contra viento y marea y contra todas las convenciones. Había ascendido al poder, como escribió John Burgess, en hombros de los descontentos y se reconoció entonces el poder de las masas en la política.

Arthur Schlesinger adquirió notoriedad y relevancia internacional más allá de los círculos académicos en los años 60, como consejero presidencial de John F.

Kennedy. Fue entonces un intelectual de enorme influencia, y no cabe duda de que gran parte del prestigio de que disfrutó en el mundo el Presidente se debió a su contribución, a su comprensión sagaz y a su talento de historiador. Su libro sobre aquel tiempo de brillo y de esplendor, A Thousand Days: John F. Kennedy in the White House, (1965), es una de las grandes memorias políticas de una nación donde no escasean.

Una de sus obras más conocidas es La Presidencia Imperial. Un análisis del poder y de la influencia de los presidentes y del propio imperio. Abogó por la conveniencia para la democracia de "presidentes débiles", contra figuras dominantes que terminan alterando los sistemas teórica y constitucionalmente democráticos. Criticó los "presidentes activistas", analizó el poder presidencial (y lo criticó), vinculándolo especialmente a las potestades de guerrear, de ir a la guerra más allá de lo establecido en la Constitución o en las leyes.

No en vano, en uno de sus últimos libros War and the American Presidency, de 2004, Schlesinger lo dedicó al drama contemporáneo de la guerra y del papel de George W. Bush. En líneas generales, esta fue una de sus grandes batallas en los últimos años de vida. Colaborador frecuente de The New York Review of Books, estuvo en la línea de fuego, tratando de que la historia del presente se escribiera en tiempo presente y no a través de los extravíos o de los equívocos de la "presidencia imperial".

No se puede escribir sobre Arthur Schlesinger sin recordar su admiración por Venezuela, y sobre todo, su gran amistad con el Presidente Rómulo Betancourt. Como el inglés Hugh Thomas, Schlesinger escribió también sobre el autor de Venezuela, política y petróleo. En un texto titulado La historia y Rómulo Betancourt, el gran historiador de "La era de Roosevelt" subrayó:"La historia incuestionable mirará la presidencia de Rómulo Betancourt en Venezuela como una piedra miliar en la larga faena de la democracia en las Américas. Pronunciaría este juicio no sólo porque el Presidente Betancourt fue el primer presidente de Venezuela libremente elegido que cumpliera el período de su cargo, no sólo por el progreso y las oportunidades que su ad ministración trajo al pueblo de Venezuela.

La hazaña de Betan court es de mayor significación. Al combatir por la democracia en su propia nación, en críticas horas de conflicto ideológico, ofreció una impresionante demostración de habilidad de la democracia en la América Latina. Su persistencia quedará registrada como una respuesta vigorosa a esa actitud pesimista que durante tanto tiempo ha tenido a la democracia como vana esperanza, como inútil ejercicio en la América Latina".

Arthur Schlesinger conocía también la historia de nuestros países. La presencia de intelectuales como él en la Casa Blanca, marcó un momento de grandes expectativas en las relaciones entre el norte y el sur. Infortunadamente, fue eso, un momento. Vino pronto la muerte de Kennedy, y todo volvió al limbo de los sonámbulos. Fue también el gran historiador del presente.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog