¿QUIEN EXPLICA LO INEXPLICABLE?

Por Venezuela Real - 13 de Marzo, 2007, 11:40, Categoría: Prensa Internacional

Malú Kikuchi
lacajadepandoraonline.com
12 de Marzo de 2007

“Pido a los Santos del Cielo
que ayuden mi pensamiento […]
que refresquen mi memoria
y aclaren mi entendimiento”

Como Martín Fierro, necesito ayuda. La mayoría de los argentinos necesitamos ayuda. Se podría suponer que el resto del planeta Tierra necesita ayuda para explicar … lo inexplicable.

¡Cómo explicar que el Presidente de Venezuela, con permiso y anuencia del Presidente de Argentina, venga al país a hacer un show colorido, populista, demagógico y absolutamente agraviante …dedicado al Presidente de los EEUU, de visita en la República Federativa del Brasil y la República Oriental del Uruguay! ¿Cómo explicarlo?

Según el diccionario, “explicar” significa: dar a conocer la causa o motivo de algo; llegar a comprender la razón de algo, darse cuenta. “Inexplicable”, quiere decir: que no se puede explicar. Lo que pasó en la cancha de Ferro, barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires, ¿República? Argentina, el viernes 9 de marzo 2007, es absolutamente INEXPLICABLE.

Las preguntas son muchas. No hay respuestas coherentes a esas preguntas. ¿Existe alguna razón para que el Presidente Argentino quiera insultar y agraviar al Presidente de los EEUU? La lógica dice que no, la historia, la política y la diplomacia más elemental, dicen que no, que no hay razones. Pero, si esa razón existiera, el Presidente Kirchner  debería asumir el riesgo de hacerlo el mismo y no a través de otra persona con la que ni siquiera comparte la nacionalidad argentina. Inexplicable.

Si al Presidente Chávez no le alcanza su bolivariana Venezuela para insultar al Presidente de los Estados Unidos, ¿por qué elige a la Argentina como sucursal del agravio? ¿Por qué no lo hace desde México, o desde Perú, Colombia o Chile? Ha de ser porque los países serios, esos que no usan la seriedad como  eslogan electoral (son serios en serio), no se lo permitirían. La Argentina se lo permite. Inexplicable.

¿La Argentina del Presidente Kirchner se lo permite porque Venezuela es el único comprador de bonos argentinos, (lo que le reditúa al Gobierno venezolano buenas ganancias)? Aclaremos que nuestro tan cacareado divorcio del FMI nos ha costado un carísimo casamiento con Chávez, que nos cobra intereses sensiblemente más altos que el Fondo. Inexplicable.

¿La Argentina del Presidente Kirchner le permite cualquier cosa al Presidente Chávez porque comparte su ideología del socialismo para el siglo XXI? No es fácil de aceptar cuando Kirchner declama su imperiosa necesidad de tener un fuerte empresariado autóctono, respeta las concesiones petroleras, aeroportuarias, camineras y todas aquellas donde los amigos estén bien representados. Chávez es abiertamente antisemita, Kirchner no lo es. Chávez insulta a los EEUU mientras les vende el 60% de su petróleo, les compra el 30% de sus importaciones y siempre, en cualquier lugar, se aloja en el Sheraton de turno. No es el caso del Presidente Argentino. No tenemos, desgraciadamente tanto comercio con los EEUU y al parecer, Kirchner no tiene cadena de hoteles preferidos. Entonces, ¿por qué? Inexplicable.

Por la razón que fuera, la Argentina permitió que Chávez reuniera a toda la izquierda local, movimientos sociales, piqueteros, madres de Plaza de Mayo, algunos diputados (oficialistas), músicos y cantantes progres, banderas argentinas con Evita y el Che (¿¿¿???), llevados “espontáneamente” con 436 micros, que llenaron el estadio de Ferro. Se vio por CNN. El planeta lo vio. Inexplicable.

 La presentación del acto estuvo a cargo de “la madre” del Presidente Argentino, Hebe de Bonafini, que le agradeció efusivamente a su “hijo” el permitirles hacer el acto en libertad. Luego Chávez insultó a Bush.. Lo trató de cadáver político,- todo presidente americano lo es en la mitad de su segundo y último mandato-, e hizo una curiosa mezcla de Bolívar, Washington, el imperialismo, la pobreza, la dignidad, Kirchner, las crisis, todo rejuntado en un largo, largísimo discurso tropical, mechado de chistes para la platea. Todos lo vieron o por lo menos, todos se enteraron. ¡Qué vergüenza! ¡Qué  vergüenza para la Argentina! Inexplicable.

Mientras Chávez, desde su atalaya  argentino, agraviaba al Presidente de la más poderosa nación de la Tierra, de paso, insultaba a los presidentes de los países que estaban en el itinerario de visitas de Bush. Quedamos, gratuitamente y en un solo acto, mal con los EEUU, con Brasil y con el Uruguay. Inexplicable.

 Dicen que el acto costó $600.000. ¿Quién los pagó? ¿Venezuela o Argentina? Los 300 militares venezolanos (¿tenían permiso de nuestro Congreso?) que llegaron a Buenos Aires con Chávez, ¿estaban a cargo de PDVSA, de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, del Gobierno de la Ciudad? Nadie aclara nada. Nadie pide explicaciones. Inexplicable.

El canciller Jorge Taiana se apresura a declarar que “el gobierno no tuvo nada que ver con el acto de Chávez en Ferro”. No tuvo nada que ver, pero lo permitió. Permitió que la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo invitara al Presidente Venezolano para hacer un acto en contra del presidente de otro país que estaba de visita en un cuarto país. Si el gobierno “no tuvo nada que ver” no debió permitir que la visita de Chávez coincidiera con la de Bush a Brasil y a Uruguay. Una curiosa manera de no tener nada que ver. Inexplicable.

¿Qué ganó la Argentina con esta patoteada de cuarta y a cargo de un tercero, como si no nos diera el cuero para hacerla nosotros? Quizás ganó electores, dicen que somos el país más antiyanki del planeta, dicen que el 92% de los argentinos odian a los EEUU. Razón por la cual no se explica que la mayoría de los argentinos que emigran, lo hagan hacia Norteamérica (a riesgo de vivir indocumentados) y no hacia Cuba o Venezuela. Inexplicable.

¿Qué perdió la Argentina con las diatribas de Chávez en contra de Bush y de los países que lo recibieron? En lo material, probablemente, no pierda nada. Todo quedará como estaba, un poco más deteriorado, pero sin sanciones visibles. Sólo que, “lo esencial, es invisible a los ojos”, decía el Principito de Saint Exupéry. Y aunque no se vea, el prestigio que alguna vez tuviera la Argentina, desapareció. Dejamos de ser creíbles. Dejamos de ser confiables. Perdimos toda noción de hidalguía. Somos irrelevantes. Nos desvanecemos inmersos en la vergüenza. Inexplicable.

Empezamos con el Martín Fierro, y para soñar que todavía somos argentinos, que a algunos todavía nos queda algo  de la dignidad de la Argentina que fue y ya no es, recordemos que:

           “si la vergüenza se pierde
            jamás se vuelve a encontrar”

PD.: Llamado a la solidaridad; si alguien encuentra la vergüenza y el honor argentinos extraviados en Ferro el viernes pasado, se ruega devolverlos el 28/10/07 en las urnas. Será recompensado con una ¡REPUBLICA!

Periodista Argentina





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog