Divagaciones: Detrás de la Noticia

Por Venezuela Real - 15 de Marzo, 2007, 20:35, Categoría: Política Nacional

Javier Conde
TalCual
14 de Marzo de 2007

El canal 8 tiene su telenovela. Se llama Detrás de la noticia, un documental de unos 20 minutos que Carlos Azpúrua, cineasta comprometido y ex diputado, filmó entre 1984 y 1985, mientras se libraba una tensa y larga batalla laboral –y política- en El Diario de Caracas, entonces propiedad de las empresas 1BC y cuya cabeza más visible era Marcel Granier, quien comparte, en el film, los roles de villano con Carlos Ball, gerente general de EDC y autor de una carta vergonzosa en la que planteaba la reducción de los columnistas de "izquierda" en vista de su escaso caudal electoral en las presidenciales de diciembre de 1983.

Los buenos éramos todos los trabajadores de El Diario. O casi todos.

Premiado en su oportunidad por el Concejo Municipal, estrenado a sala llena en el Cine Prensa y exhibido a los diputados del hoy fenecido Congreso Nacional -¡cuándo ahora!-, el cortometraje de Azpúrua ha derivado en un arma más para atacar a Granier y, de pasadita, a aquellos que entonces fueron "buenos", pero hoy se distancian de la línea oficial, que no es otra que de un plumazo –o dedazo, según se prefiera- borrar de la faz de la tierra a Radio Caracas Televisión.

La carnada es apetitosa.

Las masas lo exigen y deben ser complacidas. La revolución será más revolución después de mayo, cuando se cumplan los dictados presidenciales. Hoy, como ayer, pienso que en aquel episodio se manifestaron tendencias antidemocráticas que estaban allí agazapadas, esperando su oportunidad para insurgir en un contexto en el cual eran visibles ya los síntomas de la crisis económica y del deterioro acelerado de los partidos que eran sostén del régimen democrático instaurado en 1958. Se pretendía, en la historia a la que alude el corto, despedir a 32 periodistas –donde figuraban, entre otros, los nombres d e Miyó Vestrini, Juan Manuel Polo, Guillermo Campos Martínez, referencias de un periodismo serio y de calidad por su forma de pensar, por lo que escribían y cómo lo escribían. Ni uno sólo, sin embargo, pudo ser botado porque, por fortuna, funcionaron los mecanismos legales y una conciencia democrática en sectores políticos e intelectuales que contribuyó a impedir el plan empresarial.


Colaborador destacado de EDC por aquellos días era el periodista José Vicente Rangel que, curiosamente, no aparece en la producción de Azpúrua comentando aquellos hechos, como sí lo hace Eleazar Díaz Rangel. Sí JVR –tan frecuente en las páginas de la gran prensa y en Primer Plano- avizoraba esos comportamientos que hoy endilgan a Granier (fascista, golpista), se lo guardó muy para dentro. Típico en él, por lo demás.

Pasar agachado da dividendos.

La peliculita (por lo cortica) de Azpúrua evidencia, también, que la crítica a los medios y su comportamiento no comenzó con el chavismo, y ni siquiera en ese trance de 1984.La historia democrática está jalonada de enfrentamientos similares, en los cuales los periodistas han tenido que defender frente al Estado y las empresas la pluralidad y diversidad como fundamentos de la vida en democracia.Y lo tendrán que seguir haciendo, por las tempestades que soplan.

En estas repeticiones de Detrás de la noticia, los programadores del canal 8 pierden de vista lo esencial.

Suponen que la coherencia es mantenerse irreductible frente a Granier y aplaudir, por tanto, el cierre de RCTV, como castigo justo y necesario a sus "desafueros" pasados. "Mira a éstos, ahora defienden a Marcel", es la conseja que repiten. Ni por un instante reparan en el hecho de que son a rgumentaciones falsas para acumular un poder excesivo, colocado a favor de unas supuestas causas populares y constreñir aún más la posibilidad de disentir, cuestionar y burlar el poder establecido.

Detrás de la noticia del cierre de RCTV se esconden intenciones totalitarias, contrarias a la libertad, palabra que los jerarcas del momento aborrecen porque se distancia de los pensamientos únicos y uniformados. Sí a Azpúrua aún le quedan ganas de filmar documentos del valor de su corto comentado, aquí tiene una veta inexplorada.

Hay, sin embargo, un trago amargo: que la cámara capte sin ambages el coraje de Marcel Granier.

Lo cortés no quita lo valiente.

 El documental de Carlos Azpúrua que cuenta el conflicto periodístico de 1984 en El Diario de Caracas es el hallazgo fílmico más notorio del canal 8 que lo repite hasta la saciedad.

La contrafigura es Marcel Granier, lo que da una pista de las verdaderas intenciones






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog