Campaña de descrédito

Por Venezuela Real - 16 de Marzo, 2007, 18:06, Categoría: Derechos Humanos

HÉCTOR FAÚNDEZ LEDESMA
EL NACIONAL
15 de Marzo de 2007     

En el último período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, celebrado en Washington, el Gobierno de Venezuela solicitó una audiencia para referirse a la situación de los derechos humanos en el país. En esa audiencia, el agente del Estado objetó las atribuciones de la comisión, demostrando un absoluto desconocimiento de los instrumentos que señalan sus competencias y regulan el ejercicio de las mismas. En un lenguaje agresivo, hizo un absurdo e insólito ataque a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, acusándola de "conducta negligente", de "mala praxis", de extralimitarse en sus funciones, de "banalizar sus procedimientos", y de actuar de mala fe. En su inusitada intervención ante esa instancia, el agente condenó la actitud de la comisión, al "erigirse en órgano de monitoreo" del respeto de los derechos humanos, no obstante que eso es, precisamente, lo que le encomienda la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Ignorando las competencias de la comisión y su carácter independiente, el agente del Estado pretendió indicarle cómo hacer su trabajo, señalándole que "ella tiene distintos instrumentos" para la realización de sus tareas, invitándola a un "diálogo claro con los Estados concernidos", e instándola a que evite "profundizar un cisma que recorre el sistema interamericano". No es difícil imaginar qué es lo que se esconde detrás de esa velada amenaza. Invocando un concepto medieval de la soberanía, que cualquier estudiante de Derecho sabe que ya está superado, el agente del gobierno reclamó respeto para el Estado. Ignora el mencionado agente que, además del gobierno, el Estado está uintegrado por otros elementos, incluida su población, la que también merece que se respeten sus derechos fundamentales.

De lo que se trata es muy simple. El Gobierno de Venezuela se niega a permitir una visita de la Comisión Interamericana, para examinar la situación de los derechos humanos en el país. Al igual que como antes lo hicieron Stroessner, Pinochet, y Fujimori, el gobierno de Venezuela se niega a permitir que una Comisión independiente pueda visitar las cárceles, conversar con los presos políticos, dialogar con periodistas venezolanos, cerciorarse del funcionamiento del Poder Judicial y, en definitiva, apreciar el grado de respeto de nuestras libertades públicas.

En la audiencia que comentamos, el agente del Estado denunció una "campaña de descrédito en contra de las instituciones venezolanas". De existir esa campaña, no cabe duda que el agente del Estado ante la CIDH tiene una responsabilidad primordial en la misma.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog