Crónica de una muerta anunciada

Por Venezuela Real - 16 de Marzo, 2007, 12:12, Categoría: Economía

VenEconomía Opina
15 de marzo de 2007

En su ejercicio de poder, el presidente Chávez ha avanzado a pasos agigantados para mutilar la independencia del Banco Central de Venezuela (BCV).

El 20 de julio de 2005, se modificó la Ley del BCV para extraer ingentes sumas de las reservas de la República. Estas reservas que deben ser de la custodia y manejo autónomo del instituto emisor, pasaron a ser, de hecho manejadas a discreción por el Ejecutivo, contraviniendo principios básicos de política monetaria.

Para empeorar la situación, el 8 de enero, el presidente Chávez, anunció el fin del resto de autonomía que aún le quedaba al ente emisor cuando: 1) Sentenció que ''el Banco Central de Venezuela no debe ser autónomo'', y esto quedaría reflejado en la reforma de la Constitución; y 2) cambió a varios directores de la institución, de manera que la directiva quedó integrada en su mayoría por funcionarios de la tolda oficialista, sin equilibrio ni independencia para la toma de decisiones.

Las consecuencias de este secuestro de la autonomía del Banco han afectado la transparencia y eficiencia de sus operaciones. Para evidenciarlo bastan dos ejemplos.

El primero, cuando el presidente Chávez, gracias a los poderes habilitantes, decreta la Ley de Reconversión Monetaria. Con esto madrugó al Banco Central, ya que la Ley pareciera no haber sido lo suficientemente consultada y analizada con la directiva del Banco Central. En su artículo 1, esta Ley establece el redondeo para convertir el bolívar actual en el nuevo Bolívar Fuerte, con lo cual se propician abusos en el incremento de precios y agudiza el problema inflacionario. Sin embargo, a pocos días de haberse decretado la misma, el BCV pareciera que está remendando el capote al Ejecutivo, cuando el presidente del BCV, Gastón Parra Luzardo, anunció las nuevas denominaciones del Bolívar Fuerte que dejan obsoleto el artículo primero de la Ley pues ya el redondeo no tendría sentido, las mismas permiten dar vueltos con meridiana exactitud.

Luego, para completar, el lunes 12 de marzo, el BCV reflejó un traspaso de reservas por $2 millardos hacia el Fonden, que había realizado el 27 de febrero. Es decir, luego de 13 días del hecho los venezolanos se enteraron que la República contaba con $2 millardos menos de respaldo en sus arcas. Para colmo, sin ninguna explicación el ente corrigió retroactivamente el saldo de las reservas internacionales, como puede corroborarse en cualquiera de los registros diarios de reservas que publica la prensa nacional.

El BCV de Chávez, sin autonomía ni transparencia, pierde su razón de ser: "mantener la estabilidad de los precios y preservar el valor de la moneda". La independencia de los bancos centrales es una condición necesaria para fundamentar la confianza de los actores económicos en la moneda.

Lamentablemente, el Gobierno de turno en Venezuela no cree en este tipo de nimiedades. Esta actitud sólo traerá el derrumbe de la credibilidad y un mayor deterioro de la estabilidad monetaria en Venezuela. Tristemente ésta es la crónica de una muerte anunciada.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog