Solidaridad y distancia

Por Venezuela Real - 20 de Marzo, 2007, 10:31, Categoría: Política Nacional

EARLE HERRERA
El Mundo
19 de Marzo de 2007

«En el pasado reciente, los dueños de los medios, erigidos en conductores de la oposición, "suicidaron" a los militares de Plaza Francia y a los obtusos meritócratas petroleros. De esas aventuras, los magnates mediáticos siempre salieron incólumes. »

En la medida en que se acerca el día final de la concesión televisiva, las solidaridades se desdibujan. Entre el amor y el interés, ya se sabe lo que pasó. Sobre el supuesto vacío que quedará en el espacio radioeléctrico, sobrevuelan socios de ayer y amigos de la víspera. En el pasado reciente, los dueños de los medios, erigidos en conductores de la oposición, "suicidaron" a los militares de Plaza Francia y a los obtusos meritócratas petroleros. De esas aventuras, los magnates mediáticos siempre salieron incólumes.

Esta vez, frente al abismo, uno de ellos ha decidido dar un paso al frente.

Sus colegas no dicen ni pío. Algunos ni siquiera se dan por enterados. Otros se apresuran sacar remitidos de prensa para evitar confusiones molestosas. La solidaridad se convierte en distancia, en demarcación.

A nadie se le ha dejado solo. Sencillamente, alguien está pidiendo a los otros que lo acompañen en el salto al abismo que, al grito de "no hay vuelta atrás", ha decidido dar. "Chao", le han dicho sin más, como le dijo a Hugo Chávez un eufórico Teodoro Petkoff aquel 11 de abril de 2002. Tan solidario él.

Una actriz se fue por otros canales en busca de firmas entre sus colegas. Terminó pegando gritos por la "falta de solidaridad", la misma que aquellos no consiguieron cuando fueron echados de la planta sin demasiada o ninguna consideración. La vida es una tómbola, se oyó canturrear. Para lograr el apoyo, se quiso hacer del canal una abstracción y de sus dueños y ejecutivos una aureola. "No es por la empresa ni por ellos sino por la libertad y los valores". Pero la "abstracción" y la "aureola" dejaron marcas muy lacerantes en el pasado, huellas, heridas.

Desde Europa, rueda por ahí una amarga carta de un reportero que se resteó por el canal y se "enfrentó" al régimen por su patrono. Hoy se siente en la estacada y dice cosas horribles de la "gerencia estalinista" de la planta, el pobre. Un canal de televisión reclama y prohibe en un remitido que utilicen videos de su propiedad y, otra televisora, también públicamente, aclara que "nunca ha sido utilizada como mecanismo de desinformación ni se ha plegado ni se plegará a ninguna iniciativa antidemocrática".

Las dos últimas líneas encandilan por su claridad. Seguidamente, el canal precisa que desde 2002 "hemos estado transmitiendo las 24 horas del día, los 365 días del año con total objetividad, imparcialidad y profesionalismo, acatando las leyes y los reglamentos que regulan todo lo concerniente a las telecomunicaciones en Venezuela".

El citado remitido, publicado el pasado viernes 16 de marzo, nos recuerda que fueron otros los que impusieron al pueblo venezolano un silencio informativo durante los días del golpe de 2002 y se plegaron a "iniciativas antidemocráticas". Nadie quiere, pues, que se le confunda con aquellos que siguen atizando aventuras sin destino.

Por eso fueron tan lánguidas las cacerolas el pasado jueves. Por eso mismo, tan desdibujadas las solidaridades. Hay cuentas pendientes, cartelizaciones de ayer que no se olvidan, maltratos laborales, despidos humillantes y ambiciones políticas que nada tienen que ver con la "libertad", otras simulaciones y otras máscaras.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog