Misiones educativas avanzan sin control y evaluación

Por Venezuela Real - 25 de Marzo, 2007, 20:00, Categoría: Educación

GUSTAVO MÉNDEZ
EL UNIVERSAL
25 de marzo de 2007

Estudiantes exigen una auditoría nacional de la Misión Sucre
Preocupa en el Gobierno los pocos estudiantes que, tras egresar de la Misión Ribas, no se incorporan a la Misión Sucre

"Entonces yo le decía a los dos ministros en la tarde, Rafael Ramírez y Luis Acuña, hasta ahora la cantidad de graduados en la Misión Ribas ha sido de 400 mil y tantos, 418.000 se han graduado, pero se han incorporado a la Misión Sucre apenas 25.000, 25.000 no es ni siquiera el 10%... Ahí tenemos una falla, una falla que debe ser corregida lo más pronto posible".

Con esas palabras el presidente Hugo Chávez reconoció, el pasado miércoles, las fallas que desde hace tiempo vienen erosionando la efectividad de las misiones educativas. Casualidad o no, lo cierto es que ese mismo día la subcomisión de Misiones, adscrita a la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional, formalizó el inicio de una investigación para evaluar el desarrollo de estos programas ante las progresivas denuncias sobre irregularidades académicas y administrativas.

Este es el segundo intento, el anterior fue realizado por la diputada María de Queipo, el cual se enfocó en evaluar la calidad académica de las misiones Robinson I y II, Ribas y Sucre; sin embargo, los resultados nunca se conocieron.

La diputada Pastora Medina, presidenta de la subcomisión, con datos en manos, ha alertado sobre la necesidad de auditar y evaluar los programas educativos, dado el desorden imperante. "En el estado Delta Amacuro se ha detectado una migración de la Misión Ribas a Vuelvan Caras, porque en esta última se otorgan más becas, además de la posibilidad de lograr un trabajo".

El legajo de probables irregularidades es extenso y se expande a los estados, entre otros, Bolívar, Portuguesa, Trujillo, Cojedes, Nueva Esparta, Anzoátegui, Monagas, Miranda y Distrito Capital.

En cuanto a la región de Bolívar, la cual representa en el Parlamento, Medina declaró que tras supervisar varios centros observó una merma tanto en la inscripción como en la prosecución de los alumnos de la Misión Ribas. "Sólo asisten a clases la mitad o menos de la mitad de los inscritos. Una de las razones de la baja asistencia es que no han tenido todo el apoyo, se sienten abandonados, no hay material didáctico, no se les apoya como debería ser, lo cual desestimula a los alumnos y facilitadores".

La desoladora situación de los alumnos, en el caso de la parroquia Simón Bolívar del municipio Caroní, se palpa en el déficit de material didáctico, pese a que ya está presupuestado. Hay falta de equipos e instalaciones en precarias condiciones. "Se trabaja a pura boca y con el esfuerzo de los facilitadores que les sacan copias cuando pueden", subrayó.

Aparte de la parte administrativa, la legisladora Medina exuda su preocupación por las falencias académicas, que es la razón misma de la misiones.

"Los facilitadores no están a tono con la realidad. Sé de muchos que apenas han recibido un curso de preparación. Esto demuestra que hay carencia de supervisión, de control, de apoyo, de evaluación. Se requiere una preparación sólida para los facilitadores. Igual no los evalúan, si acaso una vez al año, para examinar sus competencias académicas y pedagógicas. Además, sabemos que muchos se prestan para irregularidades".

Otro factor que complementa el ominoso cuadro es la inseguridad. Medina señaló que en Bolívar la matrícula en el turno nocturno ha mermado por el alto índice delictivo. "Sé de grupos de estudiantes que se ponen de acuerdo para no ir a clases los viernes, dado que no hay seguridad, por lo menos en Guayana, y se protegen de que los asalten".
Piratería total

Entre los casos que destacan del expediente que maneja la parlamentaria se encuentra el de la Misión Sucre en la ciudad de Cantaura, municipio Freites del estado Anzoátegui. La denuncia, presentada por los propios estudiantes, cuestiona la gestión de la coordinadora de la aldea universitaria, licenciada Magdeli Siso.

De acuerdo con los alumnos, la funcionaria "secuestró" las instalaciones, pues, pese a estar 95% concluidas, no permite que se impartan clases ni que se realicen actividades cónsonas con una comunidad estudiantil.

Siso, además de su funciones, acusan los alumnos, es coordinadora del partido MVR en el municipio Freites. Por otro lado, no se comunica con los bachilleres y no asiste a las asambleas. Por igual, despide a los profesores, sin tomar en cuenta la opinión de los estudiantes.

Otro caso relacionado con la Misión Sucre se da en la aldea "Tomás Vicente González" en la parroquia Caricuao del municipio Libertador, del Distrito Capital.

Los estudiantes se quejan de que los coordinadores hayan "neutralizado" el funcionamiento de la aldea los fines de semana. "A tal punto que actualmente sólo queda un número muy reducido de estudiantes en condiciones precarias coartando el derecho al estudio de quienes no pueden asistir en la semana".

En cuanto a lo académico, se critica la "ausencia de material de apoyo, el cual existe pero no es distribuido a todas las aldeas". La alta rotación de profesores, por falta de pago, afecta la calidad de los programas. Más adelante se señala que no se "respeta el período académico establecido, improvisando reducciones o ampliaciones del tiempo sin justificación alguna", afirman.

Como es previsible, y en un acto de total franqueza, los propios alumnos admiten que si bien para finales de este año se graduarían los primeros técnicos superiores, no cuentan con la preparación académica exigida.

Sin conformarse con la denuncia, el colectivo estudiantil solicitó a la subcomisión de Misiones la destitución e investigación de todo el personal directivo de la Misión Sucre.

Más aun, exigen una auditoría de la Misión y de todas las aldeas universitarias del país.

Dada la gravedad de las instalaciones, los bachilleres piden "sincerizar" la municipalización de las aldeas, en el aspecto de construir más centros educativos.

Con base en la participación protagónica, los estudiantes exigen "la presencia y el voto de la vocería estudiantil en la toma de decisiones para el funcionamiento de la Misión Sucre".
Poner orden en casa

Al tanto de las irregularidades, las cuales aumentan cada día, Pastora Medina admite que se trata de una faraónica tarea que debe comenzar por la revisión de los contenidos.

"Muchos de los programas de formación, en especial los más nuevos, carecen de solidez académica. Si bien hay un esfuerzo del Gobierno, se da el caso que el programa de formación en hidrocarburos no tiene la exigencia académica requerida. En el estado Monagas no cuentan con los laboratorios, necesitan siete a lo largo de la carrera. Ahí los estudiantes andan a la buena de Dios. Los pensa de estudios no están bien estructurados, administrados".

En cuanto a las aldeas universitarias, la diputada confesó que hay retraso, y se da el caso de que algunas se construyeron sin el estudio del suelo.

"Será un arduo trabajo. Vamos a reunirnos con los coordinadores regionales para que nos den más información, estamos claros en que a muchos funcionarios no les gusta el control y se oponen a dar información. Vamos a exigirla y ellos deben darla porque es su obligación", puntualizó Medina.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog