Asilo para Nixon Moreno

Por Venezuela Real - 26 de Marzo, 2007, 16:06, Categoría: Derechos Humanos

 Adolfo P. Salgueiro
El Universal
24 de marzo de 2007

La Constitución Bolivariana consagra al asilo y el refugio como derechos

Al momento de escribir estas líneas la situación de Nixon Moreno, "huésped" en la Nunciatura Apostólica, aún permanece sin resolverse. Como alrededor de este caso se han dicho tantas insensateces creemos conveniente expresar un par de cosas.

En primer lugar estemos claros que la Nunciatura Apostólica es ni más ni menos que la embajada de la Santa Sede o Vaticano, Estado con el que Venezuela mantiene relaciones diplomáticas desde hace muchos años. Ocurre que por tradición a la embajada vaticana se la denomina Nunciatura.

El Vaticano es la sede de la Iglesia Católica Romana universal pero no es lo mismo que la Iglesia Católica venezolana y aun cuando es obvia la relación estrecha que existe entre ambas ramas de un mismo árbol, no son la misma cosa. Así pues, la determinación final que tomen el Santo Padre y la Secretaría de Estado vaticanas -concediendo o negando el asilo a Nixon Moreno- no es atribuible a nuestra iglesia local cuya orientación es guiada por la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) cuya opinión, seguramente, habrá sido auscultada en este caso.

El señor Fiscal General ha expresado que la Santa Sede no puede otorgar asilo a Nixon Moreno por cuanto aquel Estado no es firmante de la Convención Interamericana suscrita en Caracas en 1954. Este columnista, que ejerce la jefatura de la cátedra de Derecho Internacional Público en la UCAB le refresca al señor Fiscal que la Constitución que él mismo firmó como constituyente consagra (art. 69) al asilo y el refugio como derechos y le recuerda también que no son los tratados la única fuente del derecho sino también la costumbre que en esta particular materia lleva la bicoca de más de dos mil años y en la cual la Iglesia Católica y América Latina han sido actores principales.

El Fiscal tampoco tuvo presente el caso de Víctor Raúl Haya de la Torre resuelto en 1950 por la Corte Internacional de Justicia donde el tema quedó suficientemente dilucidado. Nos imaginamos que desde la limitada visión del derecho laboral de su ejercicio profesional al doctor Rodríguez le hayan pasado desapercibidos esos "detalles" lo cual no es un pecado. Lo que sí es pecado es hablar sin saber.

Se comenta que antes de ingresar a la Nunciatura Nixon hizo consultas infructuosas ante otras embajadas que ahora se lavan las manos. A este columnista le consta que ello es cierto por cuanto nosotros mismos -con testigos del mas alto prestigio- presentamos el caso ante una respetabilísima nación de Europa Occidental, altamente respetuosa de los derechos humanos y generosa receptora de refugiados. Ese país por boca de su embajador, nos hizo saber que tal solicitud de asilo no sería acogida ya que los importantes nexos económicos entre ellos y el gobierno bolivariano no podían ser puestos en entredicho. ¡Chequera mata asilo!

Esperemos que este asunto se resuelva de conformidad con los principios humanitarios que inspiran a nuestro credo cristiano además de tenerse en cuenta el fundamento legal, y que si no se le concediera el asilo a Nixon al menos se le facilite su salida hacia un tercer país donde pueda preservar su libertad. ¿Será mucho pedir?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog