Nixon Moreno: una piedra en la bota militar

Por Venezuela Real - 29 de Marzo, 2007, 23:56, Categoría: Militarización/Militarismo

Ricardo Gil Otaiza
El Universal
29 de marzo de 2007

Conozco a Nixon Moreno desde hace casi cinco años, cuando coincidimos en el Consejo Universitario de la ULA: él como presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU), y yo como decano de la Facultad de Farmacia. De entrada percibo en él a un hombre de pensamiento, defensor de sus ideales políticos, y fiel representante de una casta estudiantil -por cierto- en peligro de extinción. Cada vez que nos encontrábamos en los predios del hermoso recinto del Rectorado, nos enfrascábamos en conversaciones que versaban sobre disímiles temas, desde la crítica situación nacional (para ese entonces con el agregado de los terribles sucesos del fallido golpe de Estado, y luego el paro nacional), hasta temas literarios, ya que ambos compartimos la pasión por los libros y las letras.

No es frecuente hallar entre los líderes estudiantiles cabezas bien amobladas en lo intelectual, y formadas en lo político. Tal vez el fragor de la lucha dentro de la universidad hace que muchos le presten demasiada atención a las menudencias, a lo inmediato, olvidándose del necesario empeño en adquirir una conciencia universal que les permita discurrir con propiedad y buena oratoria, a los fines de su futura participación en las luchas políticas fuera de la institución. En el caso particular de Nixon Moreno debo reconocer a un muchacho bien plantado, formado política e intelectualmente, lo que se traduce en un excelente dominio de escena y en una locuacidad verdaderamente admirables. Percibo en él una angustia social (regional y nacional) que no hallo en otros líderes, lo que se traduce en un vaso comunicante con su entorno y en la aquiescencia casi inmediata frente a sus densos planteamientos.

Nixon no es un líder oportunista, su discurso así lo demuestra. A lo largo del tiempo ha mantenido una férrea línea oposicionista, que se manifiesta en una constante denuncia ante los desafueros gubernamentales, en enfrentar lo que entiende como un camino errado para el país, y en decir sin tapujos los graves peligros que acechan a la nación. Pero lo más importante no es eso (muchos de alguna manera lo han hecho). Su principal fortaleza es que es un líder carismático y humilde, que sabe llegar a las masas y pulsar esa tecla que abre la conciencia de muchos para alistarse en sus filas. Su discurso se convierte en adhesión, su voluntad política se transforma en lucha permanente y en esa avalancha en las urnas electorales que ya quisieran algunos. En pocas palabras, Nixon es un avezado líder político y una piedra en el zapato de Chávez (o en la bota militar, que es lo mismo), de allí todo este escándalo que busca enlodarlo moralmente para sacarlo del camino. Toda la nación sabe que Nixon Moreno era (y lo sigue siendo) el candidato imperdible de las elecciones de la FCU ulandina, y eso había que pararlo, no convenía a la cúpula gubernamental, era un riesgo demasiado grande como para no ejercer acciones.

Hoy termina sólo una fase en la carrera política de Nixon Moreno. Su solicitud de protección y de asilo ante la Nunciatura Apostólica, es porque sencillamente se cansó de esconderse (comprensible por su personalidad) y su integridad corre serio peligro. Más temprano que tarde podrá reintegrarse a sus actividades académicas y políticas con su nombre en limpio (¿quién lo pone en duda?), para seguir luchando por ese país grande con el que sueña, y por el que ha dejado atrás su vida y su tranquilidad personal.

Profesor universitario y escritor





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog