Luis Marcano: "El conocimiento debe ser colectivo"

Por Venezuela Real - 7 de Abril, 2007, 13:43, Categoría: Cultura e Ideas

GUSTAVO MÉNDEZ
El Universal
07 de abril de 2007


El socialismo del siglo XXI se manifestará en la ciencia y en la tecnología a través del esfuerzo colectivo. El Estado no permitirá la propiedad sobre el conocimiento, pero respetará los derechos de patente
El viceministro Marcano destacó que en ocho años se cuadriplicó el número de investigadores gracias a una política de estímulo

Si bien la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti) entró en vigencia en 2006 es ahora cuando empieza a generar incertidumbre en cuanto a su aplicación. La potestad del Ejecutivo de pechar a las empresas para que aporten a un fondo que estimulará el desarrollo y la investigación es, entre otros, uno de los aspectos más polémicos de la norma.

Para el viceministro Luis Marcano no hay nubes en el panorama, pues la ley es bien clara, y resalta el diálogo permanente que el Gobierno ha sostenido con los actores del sector.

-La ley establece que los organismos miembro del Sistema Nacional de Ciencia tendrán que adaptar sus planes a los del Ejecutivo. ¿Cómo afecta esto los planes autónomos de esas dependencias?
-Lo deseable es que haya acuerdo. Pero ellos pueden tener sus propios planes. Las universidades diseñan sus propios programas de investigación y desarrollo. No se pretende definir una sola línea de trabajo. El Estado define sus prioridades, que son las del país. Ahora, si hay organismos que están interesados en trabajar en esa línea se involucrarán. Lo importante es que ahora tenemos una política de ciencia e investigación, y no una para la ciencia, que es distinta.

-¿Cuáles serían las líneas macro del Plan 2005-2030?
-El cambio de la cultura científica. Cuando llegamos al Gobierno en 1999 la visión de la ciencia era para una élite. El Estado no había impulsado el desarrollo de la ciencia sino en sitios muy definidos como los centros de investigación y las universidades. Para entonces existían mil 550 científicos de acuerdo con el Programa de Promoción del Investigador, cuando el estimado por la Unesco, según nuestra población, era de 25 mil investigadores. Por tanto, nosotros tenemos que buscar que la ciencia sea un asunto de todos y no de unos pocos. Esa es la reforma cultural más importante. Que la ciencia nazca de las realidades de nuestro país.

-La ciencia por su propia naturaleza es de élites. ¿Cómo se promoverá el aumento en calidad y cantidad?
-Permíteme corregirte, justamente lo que me preguntas es asociar la investigación sólo a la ciencia exclusivamente. La ciencia y la tecnología no son sólo formación de talento e investigación. Hablamos de una actividad más amplia. Podemos contabilizar investigación y desarrollo. Cuando tenemos una investigación de ese tipo, estamos formando talento, fortaleciendo la capacidad nacional, estimulando a las empresas para que produzcan ciencia. ¿Cómo se está promoviendo la investigación? A través de la Misión Ciencia seleccionamos a dos mil becarios de posgrado. En treinta años el Conicit no alcanzó esa cantidad de becarios. Lo que hacemos es un esfuerzo extenso e intenso en la formación. Ahora existen 5 mil 400 científicos.

-Las universidades forman a los investigadores, pero no cuentan con fondos. ¿Cómo se concatenará este programa para financiar esa formación?
-La Misión Ciencia es un esfuerzo para convenir con las universidades. Lamentablemente el año pasado no fue propicio por el clima electoral, se confundió nuestro trabajo con lo electoral. Sin las universidades la Misión Ciencia no tiene sentido. Ahora, si las universidades nacionales mediante su autonomía no quieren participar, por lo menos sus autoridades, estarán cortando a sus comunidades la capacidad de desarrollar sus proyectos.

-La crítica es que la Misión Ciencia impuso los proyectos. Además de que las condiciones violan la autonomía.
-Esa es una visión prejuiciada. Algunos rectores han confundido su condición de autoridad con la de dirigente político. Pero no es así.

-¿Se ha conversado para aclarar las diferencias?
En la formulación de 25 proyectos de investigación participaron más de mil 600 personas. El Estado debe definir cuáles son las áreas. Pero igual las universidades tienen su espacio.

-¿Cómo se fomentará la vocación el investigador?
-Con la Misión Ciencia se trabajó en el Plan de Actualización Docente destinado a los profesores de Biología, Matemática, Física y Química para mejorar la enseñanza de esas materias... Hay un problema de orden cultural que radica en el poco interés en esas asignaturas. Hay que crear un clima que desmonte el miedo a estas materias, llamadas las tres Marías.

-Hay polémica por la participación del sector privado y su aporte al Fondo de Ciencia. ¿Cómo es la relación con las empresas del sector?
-Es muy positiva. Incluso las empresas se quejan de no conseguir proyectos para entregar los aportes. Esta es una ley del compre venezolano ciencia y tecnología. Las empresas consumen tecnología pero no contribuyen a su producción en el país. La ley establece que compres parte de los productos que necesitas en el país. Y te obli- go a que 0,5% y 2% de ingresos brutos los dediques a eso, a proyectos.

-¿La empresa tendrá libertad para invertir recursos?
-Así está estipulado. Ahora, si no no lo hace hay previsiones y multas en la ley.

-Hay quejas por la falta de una cartera de inversiones.
-Hay un registro de proyectos y de beneficiarios. Las empresas pueden acceder a esos planes para ver cuáles áreas le interesan.

-El negocio tecnológico reside en el valor de las patentes. ¿Se respetará la propiedad intelectual y la explotación de la misma?
-Estamos construyendo el socialismo del siglo XXI, donde priva lo colectivo. Hoy en día el conocimiento es el principal medio de producción. Como Estado no te puedo dar la propiedad sobre el conocimiento. Vamos a impulsar el esfuerzo colectivo, el conocimiento colectivo, respetando la propiedad privada.

-Quien crea un producto es dueño de la patente, ¿o acaso el Gobierno se la apropiará?
-No. Las patentes existirán, lo que queremos es que no sea la única línea. Insisto en la apropiación social del conocimiento. El conocimiento es algo que es de todos. A diferencia de otros países donde es de una élite. Insisto, vamos a la propiedad social del conocimiento.

Más infocentros

La política de acceso a la información adelantada por el Ejecutivo a través de los Infocentros se estancó, así lo admite el viceministro Luis Marcano. Apenas, según su contabilidad, hay un total de quinientos en todo el país, cuando la meta es crear diez mil puntos de acceso a Internet.

La fabricación de la computadora bolivariana marcha a todo tren en el Complejo Industrial de Paraguaná. La producción anual está estimada en 100 mil equipos anualmente los cuales abastecerán las necesidades de la Administración Pública nacional, estadal y municipal. Por ahora, no está prevista su comercialización al público. Sin embargo, esa posibilidad no está descartada del todo.

El viceministro Marcano es arquitecto e ingeniero egresado de la UCV.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog