"En Venezuela es muy difícil probar que un policía torturó"

Por Venezuela Real - 8 de Abril, 2007, 10:21, Categoría: Derechos Humanos

JUAN FRANCISCO ALONSO
EL UNIVERSAL
08 de Abril de 2007

La Red de Apoyo aboga por formar a los policías y militares en materia de derechos humanos, para evitar los abusos
De los 388 casos que ha atendido la Red de Apoyo sólo uno está en etapa de juicio

De los casi cuatrocientos casos de tortura que la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz ha registrado desde 1995, apenas uno se encuentra en etapa de juicio. La razón para este desolador panorama, más allá de los problemas harto conocidos del Poder Judicial, reside, según representantes de esta organización no gubernamental, en que es muy difícil demostrar que se cometió este crimen, pues se requiere de la inmediata actuación de las víctimas, las cuales, en la mayoría de los casos, se muestran temerosas de denunciar a sus agresores.

Los moretones, inflamaciones, cicatrices y cualquier otro signo visible de que una persona fue agredida o vejada por un policía o militar, son imprescindibles para sentar en el banquillo de los acusados a los responsables de estos actos, advierten representantes de la agrupación, la cual tiene dos décadas luchando contra esta práctica tan arraigada en los cuerpos de seguridad y defensa del Estado.

"Es muy difícil probar que un policía o militar torturó a una persona, porque el examen médico forense, que es la principal prueba, a nuestra manera de ver no profundiza en las cosas. No toca las secuelas psicológicas, que son las más profundas, sino que se limita a ver la lesión que tiene la persona al momento de practicarse la prueba, lo cual, en la mayoría de los casos, se produce días después de ocurrida la tortura", explica Fiorella Perrone, médica de la Red, quien indica que son pocas las personas que denuncian que fueron maltratadas, instantes después de ocurridos los hechos, porque sienten miedo.

Ayudarlos a vencer el temor, explicarles que sus agresores no tenían derecho a hacerles daño y acompañarlos en el largo camino para hallar justicia es la misión de la organización.

"A veces las denuncias las metemos a los 15 días de ocurridos los hechos, porque ese es el momento cuando la víctima se siente psicológica y emocionalmente preparada para dar ese paso; y para ese momento las heridas han comenzado a sanar", agrega Perrone, al tiempo que aboga por la adopción del protocolo que las Naciones Unidas aprobó en Estambul (Turquía), referido a la manera cómo se deben realizar este tipo de pruebas.

"Hay que darle validez al testimonio de la víctima. Las secuelas psicológicas agudas que se presentan inmediatamente después del suceso deben ser tomadas en cuenta", enfatiza.
Leyes y formación

Por su parte, la abogada Laura Roldán, quien brinda asesoría jurídica a las víctimas de abusos que acuden a la Red, demanda de las autoridades nacionales que aprueben una ley que sancione la tortura y que establezca reparaciones para las víctimas de ésta, y que capaciten a los funcionarios, no sólo policiales y militares, sino también a los jueces y fiscales en materia de derechos humanos.

"Vemos con preocupación cómo los fiscales y los jueces no logran conectar los instrumentos internacionales de protección de las garantías fundamentales a los hechos que ocurren en el país (...) Todavía persiste esa cultura, según la cual, como la tortura no está tipificada en el Código Penal, entonces no es delito y, por lo tanto, no se puede sancionar a quienes la practican. Los operadores de justicia no recurren a los tratados internacionales, a los cuales la Constitución les da rango de ley", se lamenta.

Las representantes de la organización exigen a la Defensoría del Pueblo que inicie campañas de formación sobre este flagelo, pues ven con preocupación cómo hay ciudadanos que piensan que es normal que un agente del orden los veje y maltrate. "Hay que evidenciar que en Venezuela hay tortura, que no sólo se tortura cuando hay dictadura", dicen.

Respecto a los policías, ambas coinciden en la necesidad de capacitarlos en derechos humanos y se muestran dispuestos a seguir contribuyendo en esa materia, tal y como lo hicieron en Portuguesa hace unos años y como lo están haciendo en la actualidad en Azoátegui.

Igualmente solicitan a las autoridades que el diagnóstico y las recomendaciones hechas por la Comisión para la Reforma Policial no sean engavetadas, sino que sean aplicadas.

"Nos preocupa muchísimo que se esté dejando morir a la comisión, porque eso sería una burla a la gente que participó en ese proceso, en especial a los familiares de las víctimas. Esperamos que comiencen a implementar las sugerencias y que tengamos la policía nacional que se quiere", afirma Roldán, para acto seguido advertir: "En la Red estamos viendo qué hacemos, si no se convoca a la comisión nuevamente, entonces evaluaremos si seguimos o nos retiramos de esa instancia".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog