Informar o ser informados

Por Venezuela Real - 10 de Abril, 2007, 18:53, Categoría: Derechos Humanos

SIXTO MEDINA
El Mundo
10 de Abril de 2007

El presidente Hugo Chávez se ufana diciendo que en Venezuela existe la libertad de expresión, pero casi cotidianamente amenaza a los medios de comunicación con objeto de recortar esa libertad. La libertad no debe ser coartada en función de ningún otro fin. Vemos como iniciativas oficiales impiden el desenvolvimiento de los periodistas que trabajan en los medios independientes. La libre expresión de las ideas a través de cualquier medio de comunicación constituye un derecho inalienable de los seres humanos. Todos sabemos que la libertad es una, pero a la vez múltiple en sus manifestaciones, pertenece a los seres humanos, no al poder.

Sin libertad no puede haber verdadero orden, estabilidad y justicia. La libertad de expresión y de búsqueda, difusión y recepción de informaciones, sólo podrá ser ejercida si existe la libertad; quien dirige y gobierna no tiene el derecho a limitar o restringir esa libertad.

La libertad de prensa, radio y televisión, existe en Venezuela pero con restricciones de peligrosidad. En el país se ha venido consolidado una situación que amenaza con anular en la práctica, la libertad de expresión; de que la democracia no se realice, ejemplo de ello es el pretexto para no renovarle la concesión a Rctv, se trata de la liquidación por la oscura ansia de poder y conveniencia política de un medio de comunicación. No hay persona que no haya meditado sobre este caso. Hay un sentimiento de rechazo en la población. Hoy Rctv es un canal perseguido y acosado. Así lo siente la ciudadanía.

Hay un problema a la hora de ejercitar la democracia en nuestro país. Ocurre que otro de los aspectos muy importantes, la libertad para la critica, la opinión y el humorismo se han visto afectados por este gobierno por fallos o decisiones judiciales que preocupan por su carácter recurrente por amenazas e intimidaciones a periodistas, por juicios e intentos de censura previa y con multas millonarias, como las aplicadas al humorista Laureano Márquez y al diario Tal Cual; por los injustificados ataques verbales contra determinados órganos periodísticos, como El Nacional, El Universal, Ultimas Noticias y Correo del Caroní, entre otros, así como contra Rctv y Globovisión, lanzados desde los altos sitiales del poder político.

En todo país libre el flujo de la información es una obligación del Estado y, a su vez, todos los funcionarios son fuentes periodísticas. Esta obligación se viola, principalmente, mediante el menosprecio oficial de demorar o negar el acceso a la información, que permitiría al ciudadano tener conocimiento de los actos, temas o sucesos que comprometen al solo ejercicio de gobierno. Lo que revela una visión equivocada de la misión que el periodismo desempeña en una democracia. Así desconocen el derecho que tiene el pueblo venezolano a estar informado. Ese derecho no puede ser pensado como una obra del gobierno sino del ciudadano común que exige acceder a la información.

En una sociedad libre la opinión pública premia o castiga.

Hugo Chávez, días atrás, en su programa "Alo Presidente", hecho mano de uno de los derechos irrenunciables de la libertad de expresión cuando manifestó: "Lo importante es decir lo que uno piensa", hizo uso del mismo derecho que él cercena al producir ataques concretos y, en algunos casos muy graves, contra el ejercicio democrático de informar y ser informados. En lo cotidiano es un ejercicio circular en donde hay acosamiento y persecución a periodistas.

Con amenaza de cierre de medios de comunicación.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog