El Método del Discurso

Por Venezuela Real - 14 de Abril, 2007, 19:53, Categoría: Temas Militares

FAUSTO MASÓ
EL NACIONAL
4 de Abril de 2007 

¿Desconfía Chávez de algunos militares? Se cura en salud. El día en que los generales prefieran vivir en La Vega el chavismo gobernará hasta el 2021. Por su mentalidad, oficiales y políticos pertenecen a la clase media. Esa contradicción no la ha superado la revolución: los lectores de Marx sueñan con un apartamento propio, vacaciones en Florida, y un buen carro. Chávez pide despreciar el dinero, pero al hombre nuevo le gustan los restaurantes moleculares, los caros, claro. Nadie conspira dando la cara.

 Según Ochoa Antich, el 31 de diciembre de 1957 a Pérez Jiménez le informaron que un oficial de nombre Hugo preparaba un alzamiento. Destituyó al jefe del Ejército, Hugo Fuentes. El movimiento lo dirigía Hugo Trejo y uno de los miembros de la Junta Patriótica visitaba Miraflores, el reportero Fabricio Ojeda. Las conspiraciones militares requieren maduración. El movimiento del 4 de febrero tardó años en cuajar.

Chávez no enfrenta hoy manifestaciones diarias de miles de personas, la alianza de la Iglesia, Fedecámaras, ONG, partidos, como en los días del 11 de abril. Aquella vez, el 7 de abril Chávez provocó un desenlace con la expulsión de cuatro gerentes de Pdvsa. Buscaba abortar el alzamiento militar y civil. Lo logró, solo que le costó la presidencia. A continuación los generales se enzarzaron en disputas tontas, faltaba una clara autoridad civil, o militar, no supieron si mandar a Chávez al extranjero, y olvidaron a aquellos que en la Armada y el Ejército no les gustó el gobierno de Carmona.

A los militares alzados les faltaba una cabeza. Ahora Chávez coloca otro peine a sus adversarios. Habla como si nos aproximáramos a otro 11 de abril. Rechaza la política del consenso. Exige que los militares descontentos con el socialismo o muerte, abandonen el Ejército. Nadie pedirá su pase a retiro. Genera con su discurso un ambiente de miedo y de provocación, desvía de paso la atención del país sobre las banderas verdaderas de la oposición: el caso de RCTV y la reelección presidencial. Quizá hasta el propio Chávez no quiera celebrar ya el referéndum, quizá desee postergarlo. No hay ambiente para votar a favor de la reelección presidencial, en una campaña a favor, o en contra, de la reelección, llevaría las de ganar los que la condenan.

 Hay un viraje en la línea oficial. Jorge Rodríguez que cumplía la tarea de provocar abiertamente, asumir posiciones duras, ha sido relegado, aparentemente, claro. Reaparece en cambio José Vicente en su función de puente, apaciguador, seductor de la oposición. El que algunos defiendan el sagrado derecho de emborracharse no le hace daño a Chávez, cuya postura también en el tema de las clínicas privadas no molesta a los que pagan las facturas de cualquier visita a una clínica. Esta comedia encubre el tema esencial: la reelección causa rechazo dentro del propio chavismo. El que quiera movilizar al país aprovecha cualquier ocasión, como una campaña.

A pesar de los pesares como resultado de las elecciones presidenciales surgió un movimiento alrededor de Manuel Rosales, Primero Justicia volvió a la vida y Copei resucitó. Las conspiraciones no se publican, Chávez busca abortarlas porque él sabe de conspiraciones. A los políticos les queda hacer política, movilizar al país como lo lograron en los días anteriores al 11 de abril, aunque cometieran a continuación todos los errores imaginables, como caer en los peines de Chávez. Yo me entretengo leyendo la Trama estéril del petróleo de Malavé Mata. A mi no me provocan, yo me voy a la playa este fin de semana. Litoral o muerte.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog