Pluma libre

Por Venezuela Real - 14 de Abril, 2007, 20:11, Categoría: Derechos Humanos

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
14 de abril de 2007

Desconozco quién le dio clases de ética periodística al comunicador social Willian Lara, pero no se necesita ser muy perspicaz para darse cuenta de que ese no fue su curso favorito cuando hacía su peregrinaje académico en la UCV, obviemos si de tranco en tranco o a trancazos, y que si tuvo como profesor al mejor especialista de la materia, obviamente, desperdició la oportunidad.

Pata enterrada está.

Las reiteradas amenazas, unas veladas y otras no, del bien pronunciadito ministro del rojorrojismo bolivariano se corresponden con la praxis de un servidor público que supinamente confunde la gimnasia con la magnesia. No por la manera cómo arguye, de suyo quebradiza, sino por los argumentos que utiliza para justificar una medida represiva que es inaceptable para cualquier comunicador que, como Lara, profese los ideales más ortodoxos del marxismo-leninismo: el cierre de una televisora.

El manifiesto comunista no pedía censura sino libertad; cultura, no ignorancia. ¿Recuerdas, Vladimir? Hasta ahora, todas las acusaciones esgrimidas para no renovar la concesión de RCTV sirven para redescubrir la baja ralea y la ineficiencia del funcionariado del pensamiento único, pero no para convencernos de que puede encerrar alguna justeza la coz gubernamental.

Si en los últimos cinco años los directivos de 1BC han cometido tantas faltas éticas y legales, como Lara enumera con su particular oralidad, habría que preguntarse por qué jamás se les abrió un expediente ni se les conminó a eliminar, al menos, los contenidos pornográficos en que tanto insisten los perifoneadores oficialistas que transmiten y que son tan fáciles de identificar. Si no les enviaron siquiera un memorándum, significa que quienes debían velar por el contenido de la programación televisiva en aras de la sanidad mental de la población no cumplieron las responsabilidades inherentes al cargo y al sueldo que cobran, y la Patria (con mayúscula inicial) está en la obligación de demandárselo.

Una de las reglas éticas que más nombra Willian Lara es la que se refiere a la información veraz, paradójicamente el rubro en el que comete más estropicios. Quizás sea consecuencia de su impericia reporteril, de su falta de periodismo de calle; de burdel, decía Gustavo Wanloxten. No repregunta, se limita a obedecer. Calla y come. Se vende divisa con garantía de alto cargo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog