Poco abastecimiento dificulta hacer las compras en un solo local

Por Venezuela Real - 15 de Abril, 2007, 17:55, Categoría: Dimensión Social

RAQUEL BARREIRO C.
EL UNIVERSAL
15 de abril de 2007

Hacer un mercado completo es un lujo

A la hora de realizar el mercado de la quincena hay que estar preparados para superar lo que podría considerarse una carrera con obstáculos. La primera gran inquietud es: ¿cuánto más tendré que gastar esta vez para comprar lo mismo que la quincena pasada? Según los cálculos del Instituto Nacional de Estadística, nada. Los consumidores se ahorraron 12.938 bolívares en la compra de alimentos en marzo con respecto a febrero. De todos modos, la desconfianza siempre está presente y hay que salir preparado con algo más para evitar sorpresas.

Pero no es suficiente llevar más dinero. Antes de poder llenar el carrito hay que superar otra barrera, lograr hacer la compra de toda la lista en un mismo establecimiento, debido a las fallas de abastecimiento de algunos productos.

Al llegar al primer pasillo del supermercado, donde habitualmente se coloca la leche en polvo en todas sus variedades, ahora sólo se consiguen unas pocas marcas. Algunas hacen su presentación triunfal en un mercado de limitada diversidad, lo que obligatoriamente las ubica entre las favoritas de los consumidores.

"Esta marca no la conozco pero es mejor llevarse esto que nada. De todos modos a veces vengo y consigo las marcas que me gustan, sobre todo la leche descremada. Si consigo la leche especial para niños, la compro para mi vecina que siempre me pide el favor porque a ella le cuesta mucho conseguirla", dijo Carlina Soto, quien vive con su esposo y dos hijos que estudian en la universidad.

Al acercarse a la zona donde se coloca la leche pasteurizada, Carlina se sorprende, pues consigue dos marcas de leche. "Estos días no había conseguido leche en las panaderías. Ahora me llevo dos litros, lo malo es que esto se vence y no puedo llevar más. Cuando se me acabe volveré a la misma búsqueda por todas partes. También voy a llevar yogur que no había conseguido mucho estos días".
Cuestión de suerte

El carrito se va llenando con productos indispensables, café, sopas deshidratadas, avena, pan, salsa de tomate¿ Pero algunos estantes muestran muy poca variedad de marcas y tamaños de alimentos básicos como la margarina. "No hay envases grandes, así que me toca comprar este que se me acaba rapidísimo", comenta Miriam Pacheco.

Según Datanálisis, el venezolano es un consumidor muy fiel a las marcas, pero esta fidelidad ha dejado de ser una prioridad para esta ama de casa, no por un problema adquisitivo, sino de oportunidad. El anaquel de los aceites también muestra faltantes de ciertas marcas. "Llevo días que no consigo el aceite de maíz que me gusta. A veces vengo y si tengo suerte lo consigo, pero hoy me toca llevarme este otro".

Son pocos los pasillos del supermercado que no ofrecen sorpresas poco agradables para el consumidor. Por lo menos los anaqueles de pastas, harina de maíz precocida o arroz muestran total abastecimiento, pero al llegar al pasillo de los enlatados del mar, la situación cambia.

"No hay sardina de la normal. Aquí lo que hay son unas marcas importadas que dicen sardina en aceite de oliva y otra en escabeche, pero cuestan entre 6.800 y 19.000 bolívares. La verdad no sé que tendrán estas sardinas pero yo las dejo ahí", comentó Estela Colmenares, quien -para compensar el consumo de pescado- decidió colocar en el carrito varias latas de atún en aceite vegetal, pues la variedad "en agua" tampoco se consigue.

De manos atadas

La nevera que dice "Aves" está vacía. Al lado, otra nevera mezcla algunos cortes de carne y sólo algunas bandejas de muslo de pollo.

"Esta semana no he conseguido bandejas con pechuga de pollo como antes. No la encuentro ni congelada. No me queda más remedio que pedir número y llevar un pollo entero, que es lo único que hay. El problema es que me toca esperar un montón de tiempo para que me atiendan. Antes hacía la compra más rápido porque ponían el pollo y la carne en bandejas, pero ahora no siempre la consigues", señaló Estela Colmenares.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, el pollo era en 2005 el segundo alimento más consumido por los venezolanos después de la harina de maíz. Resultaría interesante saber qué dato arrojaría el mismo estudio si se mide el mercado en los últimos días.
Limpios pero no tanto

Los pasillos de los productos de limpieza muestran empaques de detergente de tamaños que van desde los 2,4 kilos hasta algo más de 6, pero la oferta de empaques pequeños se ve muy reducida en cuanto a marcas y variedad.

"No voy a cargar con estos sacos de jabón. Voy a ver si en el chino encuentro la marca que yo uso y de paso compro el papel higiénico, porque hoy no hay la marca que quiero", dijo Carlina Soto.

Al llegar a la caja, ciertamente la factura del mercado salió igual a la de la quincena anterior, pero Carlina tiene que completar la compra visitando otras alternativas que ofrece el mercado. "Tengo que ir a los chinos, además todavía tengo que comprar pechuga de pollo y huevos que aquí no conseguí, tengo que buscar azúcar, y a ver si tengo la suerte de encontrar caraotas negras, y algunos otros productos que siempre compro fuera del supermercado".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog