El Junquito aprendió a vivir sin agua

Por Venezuela Real - 16 de Abril, 2007, 9:18, Categoría: Dimensión Social

BRIAMEL GONZÁLEZ ZAMBRANO
EL UNIVERSAL
16 de abril de 2007

Problemas de altura hacen que el líquido llegue una sola vez al mes
Hasta siete tanques diferentes tienen algunas casas entre los kilómetros 12 y 14. La sequía los ha obligado a improvisar novedosas formas de reciclaje de agua, de las que se puede aprender en otras zonas

Puntos azules sobresalen de los techos al observar de lejos las casas del kilómetro 14 de El Junquito. Se trata de los tanques para el agua, accesorios sin los que sería improbable sobrevivir en la zona, donde el líquido sólo moja las tuberías una vez al mes, y sin saber cuál día, desde hace por lo menos 40 años.

Sol Cacheiro reside en la urbanización Monte Alto, que está lleno de quintas de varias plantas donde conservan jardines enormes. Cacheiro ha pasado cuatro décadas en la zona y no recuerda haber vivido sin tanque. "Tenemos uno superficial y otro subterráneo: de lo contrario sólo tendríamos agua una vez cada 28 días", relató, mientras regaba sus plantas.

María Velásquez, residente de una casa que dividieron en siete apartamentos, dice que como inquilina nunca ha tenido problemas. "Vivo sola y mi tanque me da el mes completo, pero sé de vecinos que sufren mucho cuando se les acaba. Hay que estar pendientes de cuando viene el agua de la calle", comentó.

A la familia de Ernesto Santiago, con siete miembros, la deficiencia del servicio les atormenta pues el tanque nunca es suficiente. Aprendieron a reciclar el producto y la misma porción con la que lavan los platos la reutilizan para limpiar la cocina. O con la que lavan sus ropas asean los baños.

"Nos mudamos hace cuatro años. Nadie nos contó sobre esta falla. Somos muchos, es imposible vivir sin que vengan los mosquitos. Mi hijo de tres años se ha enfermado por falta de agua. Tenemos dos tanques y nos duran apenas dos semanas", aseguró Santiago.

Lorenzo López se pregunta cómo les llega el agua a los ranchos de las invasiones que se producen a diario en la carretera de El Junquito. "La llegada de estos vecinos ilegales constituye un problema enorme relacionado con los servicios de electricidad, agua y aseo. Aún ninguna autoridad se ha acercado a hablar con los habitantes que llevamos años aquí ni con ellos", relató el médico, que lleva una década en El Junquito.
El gasto necesario

El costo de las estructuras para almacenar el líquido varía de acuerdo a su capacidad. El mes pasado cuando se le dañaron los dos tanques que tiene en su casa, Mayra Moreno bajó hasta El Silencio a comprar en una tienda especializada. "Compré dos de 2.500 litros porque sólo vivimos mi esposo y yo. Me salieron en Bs 450 mil cada uno. Si lo compro en las tiendas cercanas puede resultar más costoso. No me imagino la vida de quienes tienen hijos y cocinan acá", aseguró la administradora.

Los precios de los tanques en las cercanías de El Junquito no llegan a duplicarse, pero se incrementan al menos 20% con respecto a Caracas. "Los vendedores dicen que el problema es el traslado. Ya los de 3 mil litros valen Bs 900 mil. Hay vecinos que los tienen amarrados con candados a las rejas. Es lo que nos faltaba, que se los roben", manifestó Darío Gómez, dueño de un restaurante de la zona.

Hay casas que por estar divididas en anexos cuentan hasta con ocho tanques, como la de Henry Cuesta. "Siempre dejamos una llave abierta para saber cuando viene el agua. Llenamos la mayor cantidad de envases posibles para las cosas pequeñas. Si no estuviera este problema y las colas, este sería un lugar perfecto para vivir", confirmó quien vive en la zona Las Tres Vías del kilómetro 14.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog