Me sorprendiste, Aristóbulo

Por Venezuela Real - 18 de Abril, 2007, 15:10, Categoría: Política Nacional

IGNACIO ÁVALOS GUTIÉRREZ
El Nacional
18 de abril de 2007

Siempre me ha parecido, tal vez más antes y menos ahora, que el PPT es el partido con más oficio político dentro del grupo de organizaciones que apoyan al Gobierno, que sus dirigentes le dan un toque que no pueden ponerle los demás, en particular los del MVR, una agrupación que semeja más bien un aparato electoral, y ni hablar de los militares, por razones casi obvias. Lo que digo se vio muy claro durante los sucesos de abril del año 2002, cuando ocurrió el golpe de Estado, devenido en "vacío de poder" gracias a un tecnicismo jurídico fabricado por el Tribunal Supremo de Justicia, circunstancia en la que los dirigentes pepetistas daban la impresión de ser casi los únicos que sabían lo que había que hacer.

En general, este partido de cuadros, como se autodefine el PPT, siempre ha aportado cosas importantes para el desenvolvimiento del Gobierno e, inclusive, del propio chavismo.

Aristóbulo Istúriz ha sido, en ese sentido, una figura descollante. Siempre fue una de las caras más coherentes del "proceso", persona de buenos argumentos en abierto contraste con no pocos colegas suyos del oficialismo, dados, más bien, a la tarea de enredar, confundir y dividir. En suma, un operador político con mucho pedigree en un Gobierno que no se ha caracterizado, precisamente, por contar con muchos (de paso, ya se echa en falta a José Vicente Rangel). El día que se saquen las cuentas se sabrá, así pues, lo mucho que influyó su opinión en el transcurso de estos años, hasta que fue separado del Ministerio de Educación sin que se conozcan muy bien las razones (¿acaso se saben las que decidieron la suerte de varios otros ministros?) y sin que, sospechan algunos a punta de pura mala intención, las tenga claras el propio Aristóbulo.

Enterado de su trayectoria desde sus tiempos en la Causa R, en la década de los 80 si no me falla la memoria como me suele fallar, uno hubiera apostado lo que sea a que Aristóbulo aguantaría, bien agarrado al PPT, el chaparrón generado por la sugerencia presidencial del partido único. Es que uno tiene la imagen de Aristóbulo como la de un tipo irreverente, contestón, fajador, independiente en su manera de pensar. Por eso suponía que en estas circunstancias se crecería defendiendo, como gato patas arriba, la idea de que la construcción de un movimiento político orientado por el objetivo de tener una mejor sociedad para todos, no puede ser cosa de poner orden, ajustar los mandos, apretar tuercas, corregir "desviaciones", regar normas por aquí y por allá, sacralizar la disciplina, resguardar dogmas y cosas así.

En fin, uno creía que Aristóbulo podría ser una voz crítica frente al personalismo del Presidente y su pretensión de concentrar cada vez más el poder, bajo la justificación de que, como me dijo, de buena fe, un amigo chavista, "así le va bien a la revolución porque se hace más rápido". Una voz crítica frente a la tentación de gobernar a través de leyes habilitantes que sirven "para ahorrar el tiempo perdido en tanta discutidera" (mi amigo dixit). Frente a la idea de una reforma constitucional que se cocina quién sabe dónde, apuntando quién sabe hacia cuáles fines. Frente a la propuesta de permitir la reelección presidencial indefinida. Una voz capaz de encarar la discusión del proyecto del "socialismo del siglo XXI", todavía muy ambiguo, tanto como para que quepan muchas cosas, entre ellas varias que sería mejor que no cupieran. La voz crítica, pues, frente a tantos otros temas, de parecido tenor político e ideológico, en cuya discusión se juega el futuro del país.

Pero, menos mal que no aposté, porque Aristóbulo dejó petrificado a propios y extraños abandonando rapidito, apenas tuvieron lugar los primeros escarceos, al PPT. Lo lamento, dijo. Fue una separación dolorosa, hasta lloré, dijo. Voy a tratar de construir un partido (el PSUV) que debe discutir, porque un partido revolucionario debe ser contestatario, dijo. Los compañeros que se quedan no han sabido interpretar el momento histórico, dijo.

Así, Aristóbulo se montó en el vagón del PSUV para que no lo dejara el tren bolivariano.

De lo que explicó cabe entender que lo hizo porque es partidario de dar la pelea desde adentro aunque, por lo que se tiene visto, cualquiera creería que adentro no va a haber ninguna pelea.

¿Cómo entenderte, entonces, Aristóbulo? Harina de otro costal. La ley seca fue decretada pensando en una varita prodigiosa que resolviera la eterna tragedia de Semana Santa. Buena parte de las autoridades no disponían del "alcoholímetro". Un alto prelado de la Iglesia Católica pidió que se suavizara su aplicación. En diversas partes del país se decidió administrarla casi a discreción. Cuentan que a uno de los ideólogos de la medida lo encontraron ebrio el Sábado de Gloria. ¿Quién dice que no puede hablarse de la venezolanidad, etapa superior del realismo mágico?






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog