Científicos y comunismo

Por Venezuela Real - 19 de Abril, 2007, 13:56, Categoría: Cultura e Ideas

LAURA DE GURFINKEL
El Nacional
19 de abril de 2007

A Claudio Mendoza La destitución de su cargo de jefe de los Laboratorios de Física del físico venezolano Claudio Mendoza, me hizo releer el libro publicado en la Unión Soviética, que contiene las Ac tas Taquigráficas de la Sesión de la Academia Lenin de Ciencias Agrícolas de la URSS, que se había realizado en 1948.

Trofin D. Lisenko, presidente de la Academia de Ciencias Agrícolas, planteó en su discurso que el tema básico sería la discusión entre los que defendían la teoría que planteaba que los caracteres se transmiten por los genes contenidos en los cromosomas de las células, que él calificaba de reaccionaria y burguesa, y los que la negaban en nombre de la ciencia soviética.

Criticó que todavía se estaba enseñando esta teoría en las escuelas superiores de la Unión Soviética, e informó que gracias a las presiones del Partido de Gobierno, que era el único, y a las del camarada Stalin en persona, la situación de la Academia había mejorado porque muchos habían "aceptado" negar la teoría cromosómica. A pesar de esta presión política varios de los ponentes se opusieron a las ideas de Lisenko.

I. A. Rapoport del Instituto de Citología, Histología y Embriología de la Academia de Ciencias de la URSS, expresó que debían estar muy atentos frente a la crítica que el camarada Lisenko había hecho a la teoría de la herencia y defendió el papel de los cromosomas.

Es decir se opuso a Lisenko.

En su discurso, V. M. Molotov, miembro del Comité Central del Partido, apoyó la errada tesis de Lisenko y con ello contribuyó a reforzar el poder político de éste.

Al científico Rapoport le exigieron que repudiara la teoría cromosómica de la herencia, pero lo que hizo fue intentar demostrarles los valores prácticos de la genética. Cuando fue refutado con argumentos de Molotov, Rapoport preguntó: "¿Ustedes piensan que Molotov sabe más genética que yo?" Esta réplica pasó a la historia como la respuesta de un reconocido científico a un político que sólo tenía el poder que le daba el régimen comunista. Por ello lo expulsaron del Partido Comunista, lo destituyeron de su cargo y lo forzaron a trabajar en un instituto de geología.

Después de la muerte de Stalin, Rapoport fue restituido en su cargo pero el trato injusto y cruel había dañado su salud y muere poco después.

La ciencia totalitaria y la de los países democráticos siguieron caminos diferentes.

Mientras la genética soviética se quedó atrás, la cromosómica produjo grandes logros.

La destitución de Mendoza, debe ser repudiada por todos, para evitar que con este caso se inicie algo semejante a lo ocurrido a los soviéticos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog