¡Esa ley sí culturiza!

Por Venezuela Real - 26 de Abril, 2007, 13:22, Categoría: Estado de Derecho

Alejandro Angulo Fontiveros
El Universal
26 de abril de 2007

De antiguo los maravillosos animales enseñan a algunas gentes a ser gente

Hoy, cuando en el mundo la ciencia ecológica y defensa de la naturaleza están muy a la moda vigente, Venezuela quedó expuesta al ludibrio internacional por la torpe acometida de muchos contra la Ley de Protección Animal, aprobada en primera discusión e inicial avance civilizador al respecto en el ámbito legislativo (hoy a las 10 a.m. marcharán a la Asamblea Nacional Legislativa en apoyo de tal ley). El art. 999 del proyecto de Código Penal del Tribunal Supremo de Justicia también propuso fuertes multas a la crueldad con animales.

Hasta ahora había sido estéril la insistencia en la depuración de los espectáculos públicos por elementales razones de política criminal y en resguardo del derecho -de rango constitucional- a la educación, que se enerva con la existencia de ruindades como el toreo, llamado siniestramente "fiesta". Si se pervierte la educación no se forman comunidades civilizadas sino chusmas y al respecto surge una gran responsabilidad de gobernantes y parlamentarios.

El fin educativo -enraizado en el ideal de justicia social- se logra sólo si el modelo es moralizante. La buena o mala educación va con respectivos ejemplos morales e inmorales. La carga emocional y el mensaje que da esa violenta crueldad sanguinaria son brutalmente directos al mal. Esos espectáculos desalmados -toreo, coleo y peleas de gallos o perros- son ejemplos intolerables que deben ser atajados con penas. Además de lo despreciable de torturar animales, su representación pública es un encanallar al pueblo y máxime a jóvenes y niños. Los científicos sociales saben cuán influida es la sociedad por los espectáculos: si una "diversión" es a ojos vistas un sádico martirio de animales en un patio de orates al ron, tiene que ser pernicioso. Bandura creó la teoría del aprendizaje social y condenó el observar violencia pues ello enseña el derecho de la fuerza al estimular la agresividad por imitación. Y así Ferri, Tarde, Altavilla, Wertham, Shaw, Pinatel, Sutherland, Merton, Goldstein y un largo etcétera.

Freud enseñó que la pulsión de agredir está en el alma humana. Tales orgías sangrientas halagan los crueles instintos de la humanidad e influyen en el desarrollo de la personalidad criminal. Los primeros actos de crueldad de muchos delincuentes fueron contra animales. Es muy mal síntoma el que un pueblo se degrade a turba embrutecida al divertirse con estas atrocidades neronianas, que algunos irresponsables apoyan pretextando que son parte del folklore cultural. También lo es la costumbre de pecular y no por ello es buena. A un ser civilizado le es imposible convenir en tormentos tan horribles cuan corruptores.

La mejor culturización es cultivar el alma popular para el bien y hacerle conocer la nueva moral Schweitzeriana.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog