Modelos para desarmar

Por Venezuela Real - 26 de Abril, 2007, 19:10, Categoría: Seguridad/Inseguridad

BELÉN MARTÍNEZ
El Mundo
26 de Abril de 2007

«Existe una conexión entre una forma de masculinidad, que aún persiste, y el uso de la violencia para imponer las ideas propias, establecer reglas o normas y resolver los conflictos interpersonales. »

Muchos niños crecen familiarizados con las armas, o con un arsenal de juguetes que imitan esas armas, interiorizando que es legítimo el desprecio identitario basado en comportamientos xenófobos, homófobos y sexistas.

Es cierto que 80% de las víctimas de la violencia armada son mujeres y niños, siempre y cuando nos estemos refiriendo a contextos de guerra.

También es verdad que alrededor de 50% de las mujeres asesinadas cada año son ejecutadas por hombres con los que han establecido algún tipo de intimidad; cuatro mujeres por día; una cada seis horas. Sin embargo, algunas de estas aseveraciones precisan ser matizadas.

Informes de la Organización Mundial de la Salud nos recuerdan que la violencia es la causa principal de muerte para las personas de entre 15 y 44 años en todo el mundo, representando 14% de las muertes entre los hombres y 7% entre las mujeres.

Más de 90% de los homicidios y lesiones relacionadas con armas ocurren entre hombres.

De 50.000 personas que se suicidan con arma cada año, 88% son hombres y 12% son mujeres. Por otro lado, los hombres son de tres a cinco veces más proclives que las mujeres a cometer homicidios.

En los Estados Unidos los jóvenes están involucrados en 80% de los disparos accidentales que matan a alrededor de 400 niños y lesionan a otros 3.000 cada año.

Las investigaciones coinciden en que existe una conexión entre una forma de masculinidad, que aún persiste, y el uso de la violencia para imponer las ideas propias, establecer reglas o normas y resolver los conflictos interpersonales mediante la amenaza, la intimidación o la utilización de la violencia propiamente física.

En este sentido, empuñar un arma y exhibirla es el resultado de una socialización que incluye expresiones violentas de la virilidad y la hombría.

En la actualidad los niños están aprendiendo que los hombres pueden utilizar un arma para probar y defender su masculinidad, y también para desafiar la de otros hombres que, a su vez, deben acudir al recurso de las armas con el propósito de demostrar que no son "menos hombres" que aquéllos que les han desafiado.

Después vendrá la discusión sobre el "uso indebido" de las armas. Ese debate sobre el uso de las armas no cuestiona aspectos como la trampa de la lógica securitaria y armamentística en la que estamos inmersos en la actualidad.

En esta lógica incluyo la producción, el comercio y la plusvalía que genera esa forma de pensar y proceder, así como los costes sociales que la misma implica, y las contradicciones surgidas en el seno de ciertos movimientos denominados "pacifistas" y de promoción y defensa de los derechos humanos.

El 6 de diciembre de 1989 Marc Lèpine asesinó a 14 alumnas de la Escuela Politécnica de Montreal, simplemente por ser mujeres.

La pasada semana, Cho Seung-Hui le quitó la vida a 32 personas y malhirió a otras tantas. Después se suicidó. Dejó escrito: «Ustedes me llevaron a hacerlo». ¿Será verdad? Urge seguir teorizando sobre las violencias.


Tomado de www.rebelion.org





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog