Por donde vamos

Por Venezuela Real - 27 de Abril, 2007, 18:09, Categoría: Política Nacional

Alexander Guerrero
Noticiero Digital
27 de abril de 2007

Alos venezolanos les ha costado mucho comprender la verdadera naturaleza económico-institucional del régimen. Cuando en coro, liderizados por el Presidente, cantan al socialismo, están pensando en el modelo cubano, lo llevan tatuado en la ideología, ese modelo permite el control absoluto de la vida y destino de la gente y sus propiedades.

Sin embargo, aunque el Presidente lo haya dicho hasta el cansancio, el hombre de a pie, el buhonero o empresario informal, el empresario medio, y hasta grandes empresarios, parecieran no creer que el socialismo tipo cubano, soviético, es una alternativa factible, y mucho menos en la Venezuela petrolera, dicen; yo acotaría, que precisamente por eso, el trayecto hacia el modelo cubano podría ser menos "violento" e inclusive llegar bajo la formalidad de la sanción popular vía voto, así los venezolanos no voten o no hayan votado para vivir en el reino socialista.

El paradigma socialista bolivariano esta pensado llegara poco a poco y por la vía legal institucional, sin expropiaciones masivas ni fusilamientos como ocurrió en Cuba, pero en la ruta de propiedad del Estado.

Como se come el Socialismo s. XXI

La gente, e inclusive vastos sectores de la "inteligentzia", lideres políticos, probablemente desgastados por la larga cadena de fracasos, y porque de alguna manera la gente piensa que los polvos de hoy son los lodos de ayer, no parecen percibir que el tejido o red de normas constitucionales, leyes, decretos y políticas publicas, incluyendo las sentencias emanadas del no menos curioso mecanismo legislativo-jurisprudente del TSJ, conducen irreductiblemente hacia el socialismo básico.

Acotemos, sin los complejos ideológicos, muy visibles en sectores político de la izquierda no-borbónica, que socialismo, o comunismo, son regimenes socioeconómicos donde la propiedad privada se convierte en apenas propiedad individual perdiendo el contenido creador de riqueza que expresa el ejercicio pleno de los derechos de propiedad privada en el capitalismo. La reforma constitucional que se anuncia, muele la propiedad privada.

La topología de los "socialismos" es única: las diferencias son semántica

En el socialismo, los derechos de propiedad están definidos como estatales; de esa manera, la renta que el estado recibe de impuestos de sus ciudadanos y la que generan los activos en manos del Estado, lo convierten en objetivo de captura de renta para la nomenclatura, por lo general aglomerada política e ideológicamente en una organización única, eliminándose por vía formal e informal las organizaciones intermedias que en el capitalismo definen el principio de subsidiariedad. El socialismo invierte el principio de subsidiariedad.

Ejemplos visibles del socialismo s. XXI, similar a los otros socialismos de topología soviética, los tenemos en la Ley de Tierras que ha convertido al Estado en el único terrateniente dueño de tierras. Las tierras fecha expropiadas, estatificadas, o confiscadas se les ha definido propiedad estatal, los campesinos solo reciben unas cartas agrarias para uso de sus tierras.

Otro caso a la vista son las llamadas cooperativas (no capitalistas, Presidente Chávez dixit) donde tampoco existe propiedad en manos de "cooperativistas", tampoco lo son las empresas sociales o proyectos de desarrollo endógeno, la propiedad estatal se define sobre esos activos que conforman esas curiosas organizaciones económicas. Pero además, el Estado es propietario del subsuelo, del espacio, de las aguas, de los bosques, a los ciudadanos les va quedando el tarantín donde venden la vitualla que se importa y se produce.

Ahora le toca a la Salud y la medicina privada.

Consistente con esos lineamentos ideológicos del "proceso" el turno a las organizaciones privadas proveedoras de salud ha llegado. Se inicia bajo dos fases. La primera, un rígido control sobre la estructura de precios del sector, lo cual al debilitar los derechos de propiedad impone de inmediato un proceso de descapitalización, el cual ya habiendo comenzado hace anos (la rígida oferta de las clínicas privadas ante el enorme crecimiento de la demanda es un indicador).

En este sector de oferta de salud privada la descapitalización puede tener efecto aun mas perversos porque una buena porción de médicos y especialistas educados en buenas universidades en el exterior podrían acompañar la diáspora de capital humano que ya por cientos de miles labora allende los mares.

El control de precios, tiene un efecto sistémico porque se extiende por reverberación a la red de seguros que hace posible el financiamiento de la medicina privada. El embiste del Estado es entonces a las clínicas privadas por control de precios a sus servicios, y las empresas aseguradoras, donde el control tamben llegara pero al costo del financiamiento. Allí también llegara la descapitalización, por elevación del costo del dinero dado los mayores costos de transacción.

El servicio disminuirá de calidad, y la capacidad instalada en las clínicas acelera su angustia. En una segunda fase, de un proceso muy complejo, que buscara igualar la calidad del servicio privado con la del sector público, creara las bases para la estatificación por defecto, más allá del método político e institucional a utilizar.

En la cola esta la educación privada. Pero será en nuestra próxima columna.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog