Marino González: "Hugo Chávez privatizará la salud"

Por Venezuela Real - 29 de Abril, 2007, 11:35, Categoría: Salud

ROBERTO GIUSTI
EL UNIVERSAL
29 de abril de 2007

"El Gobierno tendrá que explicarles a sus empleados cómo y por qué tendrán que sacar de sus salarios el pago de sus servicios de salud"
"La nueva Ley de Salud elimina el HCM y obliga al trabajador a pagar, con parte de su salario, los servicios de salud, cuando la tendencia mundial es asignarlo al Estado"

Experto en políticas públicas, médico de la UCV con estudios en universidades norteamericanas y profesor en la USB, Marino González ha sido también consultor de la Organización Mundial de la Salud y asesor en esa materia en varios países latinoamericanos. De allí que su alarma ante una ley de salud que considera "como la más perjudicial y perniciosa" que se haya producido en el país desde la fundación del Ministerio de Sanidad, deba ser asumida como la advertencia de un especialista y no como el grito demagógico de un político.

-La Ley de Salud y del Sistema Público de Salud, cuya aprobación es inminente, ¿implica la desaparición de la medicina privada?
-No. Con la versión, tal y como aparece en la página web de la Asamblea Nacional, el sector privado podría coexistir con el público, aunque también es cierto que para el Gobierno el sector privado de la salud no es necesario. Según esa visión, la salud debe ser, fundamentalmente, de carácter público, lo cual contradice las tendencias internacionales, que tienden a un acuerdo entre ambos sectores.

-¿Coexistir en qué condiciones?
-Existe el temor, fundado en algunos cambios y en declaraciones del Presidente con respecto a las clínicas privadas, que la actual legislación pudiera ser modificada para incorporar elementos de regulación mucho más estricta en términos de impuestos, tarifas y de relaciones entre las empresas de seguros y las clínicas.

-¿Es esa la causa del nombramiento, como viceministro de Salud, de un economista, Etanislao González, quien viene de ocupar un alto cargo en el Seniat?
-Podríamos especular en el sentido de que la participación de este viceministro puede estar dirigida a incorporar elementos adicionales más restrictivos en ámbitos como el impositivo.

-La eliminación del HCM, como lo contempla la ley, ¿no constituye un golpe de gracia a la medicina privada?
-Claro. Tú pregunta toca los temas del financiamiento y de la prestación. De mantenerse la propuesta de ley, en su artículo 98, el financiamiento de la salud, antes que un problema de erogaciones fiscales, pasa a ser una cuestión vinculada a la condición laboral de la persona. Es decir, si trabaja en el sector formal, en el informal o si no trabaja. En otras palabras, si usted trabaja aporta el 20% de una cotización establecida, mientras que al patrón le corresponde el 80%. Esto para los trabajadores del sector formal. Para los del informal se establece que pagarán el 20% y el restante 80% "podrá", ser aportado por el Gobierno. Una responsabilidad bien dudosa.

-¿Qué pasa con los desempleados?
-Se menciona un mecanismo de subsidio. Pero la gran contradicción estriba en un gobierno que comienza en 1999 proclamando una salud para todos e incorpora ese principio a la Constitución: la salud financiada con cargos fiscales, subvencionada por los impuestos. Nueve años después, sin haber cumplido su palabra y en deuda con la sociedad venezolana, anuncia que financiará la salud con recursos provenientes del bolsillo de los trabajadores. Eso pone a Venezuela a contracorriente de los sistemas de salud modernos.

-Es decir, en esa ley se van difluyendo los límites entre la salud pública y la privada.
-Totalmente, porque asigna al trabajador la responsabilidad del financiamiento, cuando la tendencia internacional es adjudicársela al Estado en términos de cuánto y cómo se harán las inversiones en salud.

-¿Estamos hablando de una privatización de la salud?
-Exactamente. Lo que va a terminar haciendo el Gobierno, en medio de una gran ironía, es convertirse en el gran privatizador de la salud. Así, tenemos un presidente que se llena la boca con la promoción del socialismo del siglo XXI y al mismo tiempo procede a privatizar la salud, cuando los países de América Latina se dirigen en sentido contrario. En Chile la reforma iniciada por el presidente Lagos y continuada por Bachelet, tiene como una de sus metas la interrelación entre lo privado y lo público, evitando las distorsiones de la privatización de la salud impulsada por Augusto Pinochet.

-Entonces la figura del HCM (los seguros, generalmente costeados por el patrono) darán paso al autofinanciamiento.
-Si se eliminan los seguros que financia el sector público a sus trabajadores (beneficios adquiridos a través de conquistas sindicales) el Gobierno deberá explicarles cómo y por qué tendrán que sacar de su salario, el pago de sus gastos de salud.

-¿No tiene razón el Presidente cuando señala la existencia de numerosos organismos y mecanismos de prestación de salud, públicos, que se confunden unos con otros?
-La propuesta de ley significa la creación de la institución más grande en la historia de la Administración Pública venezolana. Tendrá los servicios del Ministerio de Salud, la de los Estados descentralizados (17), del Seguro Social, las instituciones de prestación de servicios, como el Ipasme, el Ipsfa, las alcaldías etc...Todo alrededor del Ministerio de Salud bajo el Instituto Nacional de Atención Médica Integral. Es claro que estamos ante una situación muy riesgosa para la salud de los venezolanos, tanto por el financiamiento, como por la prestación del servicio y los mecanismos de acuerdo entre los sectores público y privado.

-Aquí entramos al tema de la centralización porque todos los hospitales descentralizados pasan ahora a manos del Poder Central.
-Tienen un plazo entre dos y seis años. Así, los dos billones de bolívares que reciben las 17 gobernaciones descentralizadas para el presupuesto del año 2007, se quedarán en Caracas. El Ministerio de Salud tendría esos dos billones, más una cifra similar contemplada en su presupuesto, además de lo correspondiente a Barrio Adentro, ya centralizado en instancias distintas al Ministerio de Salud. Esa ley ha sido criticada, cuestionada y rechazada, desde el año 2004, por los gremios, las universidades, el sector privado, sin que el Gobierno le haya hecho el menor cambio.

-De acuerdo con las cifras que manejas los indicadores de salud del país han ido empeorando en los últimos ocho años. Eso nos estaría diciendo que los organismos de salud descentralizados tampoco funcionan bien.
-Vamos por partes. Tomemos, por ejemplo, el caso del sarampión. Ahí el que ha fallado es el Gobierno Central porque el sarampión forma parte del Programa Ampliado de Inmunizaciones, que requiere controles muy precisos,desde la cadena en frío hasta la calidad de la vacuna. Todo esto, además, debe cumplir normas internacionales. Pero Venezuela ha fracasado en el control de esa enfermedad, al punto que es el país que tiene los únicos casos de sarampión en América Latina.

-Si la salud está descentralizada, la responsabilidad es de los estados.
-Descentralizar la salud no significa que la responsabilidad está en los estados, sino que algunas competencias reposa en sus manos. Pero hay responsabilidades como la visión conjunta del sistema, el financiamiento, los programas internacionales y de alta especialización, que corresponden al Gobierno central. Entonces, para que funcione un sistema intergubernamental se necesitan instancias de coordinación entre los actores (nivel central, regional y municipios) para planificar, asignar tareas y recursos. Pero aquí eso no existe. Incluso, con los gobernadores oficialistas no se hacen las coordinaciones. Por eso el problema del sarampión revela fallas en la planificación general y fallas en la implementación. Entonces, ¿cómo se explica que un país petrolero no haya podido con el sarampión? Simplemente porque las condiciones de salud de los venezolanos no están en el centro de la acción de un gobierno cuyo único interés es controlar y concentrar el poder.

Marchamos A la cola de la América Latina en indicadores

"En malaria y en dengue hay un aumento de la incidencia de 30% con respecto al año pasado. En Venezuela mueren todos los días casi dos personas por tuberculosis. La mortalidad materna ha aumentado 20% desde 1998. Eso quiere decir que cada día una mujer muere por causas relacionadas con el parto y el embarazo. En Venezuela fallecen 20 niños al día por causas como diarrea o atención en el parto. El Presidente le dice al país un gran falsedad cuando advierte que en Venezuela ha mejorado, por ejemplo, la mortalidad materna".

-Hay cifras y cifras.
-Las que manejo son oficiales y cualquiera puede encontrarlas en la página web del Ministerio. En el caso de la atención maternoinfantil esos datos indican que Barrio Adentro atiende sólo uno de cada 600 partos. En estos indicadores, Venezuela está a la cola de los sistemas de salud de América Latina. La salud se ha convertido en un problema ideológico, para enfrentar al sector privado y promover la medicina cubana. Nuestro problema, antes que técnico, es de naturaleza política, forma parte de la estrategia de poder del Presidente.

-¿No pretende, entonces, la centralización, mejorar el servicio sino concentrar poder y recursos?
-Exacto. Si el Presidente aprueba, la próxima semana, en Consejo de Ministros, la propuesta que le pidió al ministro el 3 de mayo, estará reduciendo los gobernadores a un segundo plano y dejará de tener sentido el artículo 4 de la Constitución según el cual Venezuela es un Estado federal descentralizado. Entraremos en una nueva dimensión del poder autoritario del Presidente.

-El autoritarismo no implica, necesariamente, ineficacia a la hora de modificar una política, tomando en cuenta que el modelo cubano es positivamente reconocido.
-Aquí hemos tenido un autoritarismo que es incompetente. Pero las tendencias modernas en la prestación de servicios de salud indican que el Gobierno avanza, exactamente, en sentido contrario. Un informe de la OMS en 2006 señala como fundamental la transferencia de responsabilidades a los niveles locales. Tratar tuberculosis, malaria e incluso cáncer no es lo mismo en distintas zonas del país. Hay características epidemiológicas y biológicas diferentes. Por eso se tiende a una relación directa con los usuarios de los servicios. Y finalmente, antes que arremeter contra el sector privado, la tendencia mundial es sentarse a una mesa para discutir mecanismos de regulación y financiamiento entre el sector público y el privado. Es fácil concluir qué nivel de funcionalidad tendrá un organismo como el que se pretende crear con la nueva ley. En 1987 tuvimos un antecedente con el Sistema Nacional de Salud y no funcionó.

-Si los indicadores son negativos ahora, ¿cómo serán en el futuro?
-Por eso la preocupación en las redes científicas, académicas y gremiales. El Presidente tiene todo a favor. Está habilitado, y ningún gobernador del Gobierno o de la oposición se le opone. Esto va por una sola calle. Pero las repercusiones para la salud de los venezolanos son graves.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog