"Violencia y odio acechan al país"

Por Venezuela Real - 29 de Abril, 2007, 15:28, Categoría: Dimensión Social

MONSEÑOR SAÚL FIGUEROA, OBISPO AUXILIAR DE CARACAS
El Nacional
29 de abril de 2007

Las últimas siete palabras que pronunció Cristo en la cruz sirvieron para que Saúl Figueroa, obispo auxiliar de Caracas, hiciera ayer en la Catedral de Caracas una analogía entre los mensajes de dolor y esperanza de Jesús y la situación políticosocial del país. De acuerdo con el prelado, el hecho de que se trate de eliminar la educación católica es un retroceso social.

Además, indicó que es necesario que los venezolanos aprendan el significado del perdón.

"Como desconocen de qué se trata esa palabra, todos los días crece la violencia", dijo.

Durante el tradicional Sermón de las Siete Palabras -que duró un poco más de dos horas y media- Figueroa intentó explicarle a los feligreses, que en el país hay una gran injusticia social.

"En las instituciones sociales se ha llegado a la intolerancia, al odio, al desprecio. Esto se traduce en un maltrato de nuestra parte. Hacemos poco por el prójimo y por el diálogo. Debemos cesar la conducta de venganza que se propaga en la sociedad y entre las autoridades", expresó.

"TENGO SED"

El obispo auxiliar de Caracas explicó que Cristo en la cruz representa a los hombres que son abandonados y que tienen sed de justicia, de educación y de cualquier otro tipo de necesidad. "Ese es un llamado a las autoridades del Estado, que deben ver que con su política y con sus organismos deben combatir la pobreza.

Pero nosotros como cristianos, desde el evangelio, desde la Iglesia, tenemos que ser solidarios con los pobres a través de las parroquias, los colegios, los hospitales, en los dispensarios. Las instituciones deben ser realmente útiles y responder a las necesidades que sufren nuestros pobres. En una sociedad en donde hay tanta pobreza y tantos problemas que resolver, la Iglesia tiene que contribuir con los derechos fundamentales", manifestó.

AMENAZA A LA EDUCACIÓN

Declaraciones omo las del ministro de Educación, Adán Chávez, quien dijo que había que supervisar más los colegios católicos y privados, hacen reflexionar al representante de la Iglesia acerca de ese aspecto.

Relaciona el derecho a la educación católica con la última palabra que dijo Jesús: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". "El hombre es un ser espiritual y tiene derechos. La educación es un derecho humano. Por tanto, toda la sociedad tiene derecho a ella. Nosotros tenemos educación católica desde toda la vida y está considerada en la ley orgánica de educación", dijo.

El arzobispo auxiliar señala que erradicar la educación católica en el país sería un retroceso en la legislación."Es un contrasentido eliminar la educación religiosa" . El obispo auxiliar de Caracas, Saúl Figueroa, expresó que la injusticia social reina en todas las instituciones del país como las del ministro de Educación, Adán Chávez, quien dijo que había que supervisar más los colegios católicos y privados, hacen reflexionar al representante de la Iglesia acerca de ese aspecto.

Relaciona el derecho a la educación católica con la última palabra que dijo Jesús: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". "El hombre es un ser espiritual y tiene derechos. La educación es un derecho humano. Por tanto, toda la sociedad tiene derecho a ella. Nosotros tenemos educación católica desde toda la vida y está considerada en la ley orgánica de educación", dijo.

El arzobispo auxiliar señala que erradicar la educación católica en el país sería un retroceso en la legislación. "Es un contrasentido eliminar la educación católica en el país. Todo país se distingue por su progreso en relación con los derechos humanos. Con esto no decimos que queremos que el país sea enteramente católico. En Venezuela hay libertad religiosa.

Hay musulmanes, judíos, protestantes y cada uno de ellos tiene derecho a tener su educación", añadió.

Habló de temas que causan trastornos a la sociedad, como la violencia y el aborto. "En la tercera palabra Jesús dice: `Mujer, he ahí a tu hijo; hijo, he ahí a tu madre’. Eso revela el hecho de que María es nuestra madre. Pero también es un llamado de atención al problema de la vida.

La delincuencia y la violencia han traído como consecuencia que "la vida no valga nada".

Por eso vemos asesinatos y secuestros, producto de la inseguridad, y esto trae una gran secuela de homicidios. Todo se queda en una investigación y después no se llega a nada.

También pasa con la facilidad de extraditar el aborto. Debemos ser responsables con el derecho a la vida", dijo Figueroa. Manifestó que está muy preocupado por los enfrentamientos que ocurren en los barrios.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog