Federica Palomero: "No todo el mundo puede exponer en los museos"

Por Venezuela Real - 30 de Abril, 2007, 11:49, Categoría: Cultura e Ideas

MARÍA GABRIELA MÉNDEZ
EL UNIVERSAL
30 de abril de 2007

Entrevista // Federica Palomero, historiadora de arte

Federica Palomero cree que la programación de los museos ha bajado su calidad, lo que ha disminuido el número de visitantes, y que las galerías privadas están llenando ese vacío
"La exposición de Miranda tiene su mérito pero la GAN es un museo de arte y no un museo histórico"

Más de 30 años dedicados al estudio del arte y una amplia trayectoria en los museos venezolanos le permiten a Federica Palomero, historiadora de arte, asegurar que ahora ni la cultura ni los museos están blindados a la política. Cree que la inclusión en las artes plásticas no es una utopía, aunque no se puede apreciar lo que no se conoce: "Los museos en un sentido son islas, pero también son puentes para que la gente que está fuera pueda cruzar y llegar a ella".

-¿Cómo evalúa la gerencia en los museos?
-Vista desde fuera la gerencia no se deja ver. Es decir, yo ahora soy público, salté la barrera o me la hicieron saltar, y entonces no participo de la vida interna de los museos como para opinar de la gerencia. Lo que sí creo es que como público debería tener los beneficios de una gerencia, aunque no sepa cómo se maneja internamente. Me interesaría ir a los museos para sentir que estoy viendo cosas importantes, disfrutarlas para mi formación intelectual, ver cosas que otros circuitos no permiten ver y no veo nada de esto. Eso me lleva a pensar que hay problemas serios de gerencia.

-La gente que está al frente de los museos es gente preparada, muy inteligente, ¿qué pasa entonces?
-Sí. Eso es sumamente extraño, porque sigue siendo la misma gente que ha trabajado durante años. ¿Qué ocurre? Para mí es un misterio. Hablo con algunas personas que están en puestos que no tienen mucho poder de decisión y les toca acatar. Lo que me pregunto es si las personas que sí tienen poder también tienen que acatar y no tienen ese margen de autonomía, creatividad, iniciativa, inclusive de riesgo, que habíamos asumido y dio resultados bastante buenos. Siento que hay un sistema sumamente burocrático y que todo viene de arriba respondiendo a intereses que no son específicamente artísticos.

-¿Tiene que ver la creación de la Fundación de Museos Nacionales en eso?
-Por supuesto. Es una instancia más. Y entre esa instancia y el viceministerio, hay una más. Eso multiplica la burocracia, hace que la gente se sienta como distante de las decisiones que se tienen que tomar en los museos. Porque nadie mejor que la gente que está en los museos, que conoce su colección, su público, su perfil y sabe lo que puede ser conveniente.

-¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la Fundación?
-Como público no le he visto ninguna ventaja porque lo que he visto es una baja de nivel en la programación, unas exposiciones que se quedan meses, que no tienen nada que ver con el perfil de los museos, y que responden a otro tipo de intereses. O he visto exposiciones excelentes, porque también las hubo, pero sin público. Entonces hay un problema gravísimo en los museos. No es porque se creó la Fundación, ese problema responde a una serie de factores más complejos. Lo que sí se puede decir es que la Fundación no ayudó.

-¿Puede dar ejemplos de eso que llama el bajo de nivel?
-En el Museo de Bellas Artes hay una exposición sobre el 27 de febrero que evidentemente tiene objetivos ideológicos; que al mismo momento haya una exposición del mismo fotógrafo con un corte antropológico es un problema de perfil. Esta exposición tiene su mérito y podría estar en el Museo de Ciencias, ¿qué hace en el MBA? Se crea una confusión. Ha sido tan difícil y se ha trabajado durante años para comunicar al público el perfil de cada museo... Y es muy triste ver que eso se está deconstruyendo por razones que son bastante oscuras. La exposición de Miranda tiene su mérito, pero la Galería de Arte Nacional es un museo de arte y esta es una exposición para un museo histórico.

-¿Entonces es pertinente la creación de nuevos museos?
-Creo que en vez de crear museos que salen de la nada, sería importante darle más fuerza, más autonomía, más presupuesto y más amplitud dentro de sus programaciones a los museos que ya existen. Me da mucha tristeza que cuando se vaya a mudar la GAN del edificio que tiene desde hace más de 30 años, y que pertenece al MBA, vaya a pasar a un museo de Arquitectura y no sea devuelto al MBA. No entiendo cómo desde el mismo museo no hubo una protesta. Sé que para la gente del museo es difícil protestar. Pero al menos una llamada al diálogo.

-¿Le hace falta espacio?
-¡Por supuesto! Le hace falta el que le quitaron. El MBA es el pilar el eje de la cultural visual y plástica de Venezuela. Con María Elena Ramos se hizo un trabajo de sacar espacio de donde no había. Pero llega el momento en que va a necesitar recuperar su edificio para tener uno con las colecciones y otro con las exposiciones temporales.

-¿Qué piensa de la idea de descentralizar los museos de Caracas?
-En el interior ciertamente hay una carencia muy grande, pero también hay museos. No siempre tienen la capacidad por la precariedad de sus instalaciones de poder trabajar con el MBA. Si llegaran los museos del interior a tener mejores condiciones físicas, de conservación, de seguridad, se podría trabajar con las colecciones de los museos de Caracas. Sería una manera de hacer circular el patrimonio.

-¿Tiene que ver el presupuesto en la disminución de la calidad?
-Nunca he pensado que se podía justificar la desidia y el abandono por la falta de dinero. Cuando quieres hacer algo y crees en tu proyecto siempre vas a conseguir alguien que te va a ayudar. Antes había una benevolencia, una apertura hacia las actividades culturales. Se estaba empezando a crear una tradición de mecenazgo corporativo muy interesante.

-¿Qué opina del afán de inclusión?
-Inclusión muy mal entendida, porque la inclusión es atraer el mayor número posible de personas al museo y ponerlas en contacto con el gran arte. La inclusión no es que cualquier artista, artesano o aficionado pueda exponer en el museo, eso es un engaño hacia esas personas que a veces son humildes, que no tienen las herramientas intelectuales para darse cuenta de que son manipuladas de manera populista y demagógica. No todo el mundo puede exponer en los museos. Y también hay un engaño al público, al que se le ofrece como arte algo que no lo es. El arte de por sí es elitesco como producción. Los artistas son pocos, tienen ese don, ese talento, pero no todos somos artistas.

-¿Y no todos están capacitados para apreciar lo que conocemos como arte?
-Yo creo que sí. Todos estamos capacitados para apreciar el arte y esa es una labor de los museos. Ese concepto de élite ha sido mal manejado. Yo me eduqué con la idea de que ser parte de la élite era bueno y que uno tenía que esforzarse en lo suyo para pertenecer a esa élite. He sido formada en esa idea de la superación y ahora resulta que eso es malo. Uno de los logros de los museos es poner el gran arte al alcance de todo el mundo, sin distinción.

-¿Cómo se hace eso?
-Con mucha educación informal. Que el museo no sea una asignatura más, es muy aburrido si es así. Que sea a través del despertar de la sensibilidad, del arte, del cine, de la literatura.

-¿Ha disminuido la cantidad de visitantes?
-Las veces que voy, lamentablemente no veo gente o veo muy poca. Cuando antes veía hordas de niños, público que trabaja cerca y aprovecha el momento de descanso, las familias los domingos. Hay muchas razones: la zona donde están los museos está muy deteriorada. Se está haciendo un esfuerzo en la recuperación de la plaza y eso es positivo, pero todavía falta mucho. La inseguridad hace que la gente lo piense dos veces. Y además, tiene que haber un incentivo: si hay una exposición que me va a emocionar, voy.

-¿Las galerías están llenando ese vacío?
-Hay un movimiento interesantísimo en Caracas, muy dinámico y que nos enseña que hay un público y artistas. La gente se ha ido mudando de lo público a lo privado y de la zona de los museos que está deteriorada desde el punto de vista urbano a zonas del este más agradables. Es una oferta de artistas venezolanos que nos enseña que hay gente trabajando, surgiendo. Más allá del aspecto comercial, que es legítimo, las galerías han ido ocupando espacios. Pero no es suficiente porque en los museos están las colecciones y es otro nivel.

-¿Los museos venezolanos siguen siendo pioneros?
-Por lo que he compartido con colegas de fuera nos ven con mucha preocupación, porque sienten que la museología venezolana, que había sido la vanguardia, se está perdiendo mientras que ellos siguen creciendo. Definitivamente nos estamos quedando atrás.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog