Puerto y aeropuertos de Carabobo bajo control del gobierno central

Por Venezuela Real - 30 de Abril, 2007, 13:01, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Orel Sambrano
Notitarde
30 de abril de 2007

CENTRALIZADO

Antes de finalizar este año el puerto de Puerto Cabello, al igual que todos los puertos y aeropuertos del país, pasará nuevamente a ser manejado por el gobierno central en sustitución del gobierno regional. Aun se desconoce si los puertos y aeropuertos de todo el país serán adscritos a un ministerio o a otro órgano de la administración central ya existente o si, por el contrario, la ley que devuelva la administración de los puertos y los aeropuertos a la administración central, creará un nuevo ente para tal fin.

Sin embargo, en virtud de que el fundamento de tal decisión se basa, en principio, en razones de seguridad y de defensa nacionales, hay quienes mantienen la tesis de que los puertos y los aeropuertos que hoy día están bajo la administración de algunas gobernaciones, como es el caso del puerto y del aeropuerto de Puerto Cabello, pasen a ser manejados, de alguna forma, por autoridades militares.

La decisión de centralizar de nuevo los puertos y aeropuertos del país se tomará en el marco de la ley habilitante otorgada por la Asamblea Nacional al presidente Chávez.

Aunque se supone que los contratos firmados por operadores portuarios privados con el IPAPC mantendrían su vigencia por lo menos hasta el vencimiento de los mismos, algunos empresarios del sector andan bastante preocupados.

NI PIO

El gobierno de Carabobo, encargado por ahora de la administración del puerto de Puerto Cabello y beneficiario directo de los ingresos que el mismo genera, ha manifestado -por boca del gobernador Acosta Cárlez- no solo su conformidad, sino también su deseo y complacencia por que tal decisión se materialice. Ignoramos cual es la posición de la alcaldía de Puerto Cabello, la cual recibe una parte de los ingresos generados por el puerto para destinarlos a obras para la ciudad. Pero, en cualquier caso, con independencia de lo que piensen o digan los gobernantes locales o regionales, o la gente de Puerto Cabello, la decisión política está tomada y muy pronto será un hecho.

OTRO HECHO

La idea dominante en el gobierno nacional es la de centralizar al máximo todos los servicios públicos, no solo puertos y aeropuertos, sino también la salud y la vialidad pública en materia de autopistas y carreteras. Algunas fuentes aseguran que, para el presidente Chávez, descentralización es una forma de organización del Estado nacional propia de un gobierno orientado, en lo económico, al neoliberalismo, por lo tanto hay que acabar con el proceso iniciado en 1.989 lo antes posible. Ya los gobernadores y alcaldes han sido advertidos por el propio Chávez: hay un gobierno central que no admite planes o proyectos fuera de su control.

Y, agregamos nosotros, el que se salga de ese carril corre el riesgo de ser revocado o acusado de trabajar en favor del imperio, como ocurre en los casos de Didalco Bolívar (gobernador de Aragua) y de Ramón Martínez (gobernador de Sucre) ambos militantes del partido PODEMOS.

QUE MURMUREN

Ante las eventuales críticas de aquellos que puedan pensar que el entierro de la descentralización es una demostración más del espíritu autoritario y centralista del presidente de la República , el gobierno utilizará el argumento de haberle conferido directamente poder al pueblo mediante los consejos comunales, organismos estos que a su vez, paradójicamente, son controlados, política y económicamente desde la presidencia de la República.

En otras palabras, está más claro que el agua que, en poco tiempo, gobernadores y alcaldes, si acaso llegasen a sobrevivir a la reforma constitucional que se cocina prácticamente en secreto, es decir, de continuar existiendo tales cargos como figuras electivas -pues existe la idea de que pudieran ser designados por el propio presidente de la República y que respondan administrativamente ante un vicepresidente (se crearían vicepresidencias por regiones que agrupen varios estados, o tantas vicepresidencias como el presidente estime conveniente)- serán simples figuras decorativas, tan incómodas e inútiles como un jarrón chino.

GUERRA FRIA

No se trata de un enfrentamiento entre bebedores de cerveza, ni tampoco de una reyerta entre fabricantes de hielo, ni mucho menos de un enfrentamiento entre pingüinos. Nada de eso. El tema es otro. Y es así.

El jueves de la semana pasada Vladimir Putin, jefe de Estado ruso, en su octavo mensaje anual a la nación (por ahora, según dijo, será el último pues ha rechazado la posibilidad de reformar la Constitución para optar a un nuevo periodo) pronunciado ante ambas cámaras del Parlamento criticó la "injerencia" de los occidentales "colonizadores" y propuso una moratoria del tratado de las Fuerzas Convencionales en Europa (FCE), que restringe los despliegues militares en el viejo Continente.

Los medios internacionales coincidieron en señalar que las críticas de Putin -hasta ahora siempre prudente cuando se refería a Estados Unidos- adquirieron el tono característico de la Guerra Fría y pusieron las relaciones entre ambas naciones en su punto más tirante desde hace por lo menos diez años.

"Los países de la OTAN están estableciendo bases militares en nuestras fronteras y, lo que es peor, también están planeando situar elementos de sistemas de defensa antimisiles en Polonia y la República Checa ", declaró el jefe del Kremlin, refiriéndose al emplazamiento de estaciones de radar y misiles interceptores norteamericanos en estos dos países.

La Casa Blanca sostiene que el único fin de ese dispositivo militar es proteger a Europa de un eventual ataque de Irán o Corea del Norte, pero el jefe del Kremlin lo considera una amenaza directa para su país y señaló que el escudo antimisiles esconde "peligros reales y desagradables sorpresas".

La secretaria de Estado norteamericana Condoleeza Rice, quien viajó a la cumbre de Oslo para discutir -justamente- los planes de su país para instalar el polémico escudo antimisiles, no tardó en responder a Putin. La secretaria de Estado norteamericana minimizó la amenaza militar denunciada por Putin y afirmó: "La idea de que de alguna manera 10 misiles interceptores y algún radar en Europa del Este puedan amenazar la situación estratégica es absolutamente absurda y todos los saben.

"No estamos más en la situación en que Estados Unidos y la Unión Soviética eran adversarios; nosotros no somos adversarios de Rusia, sino que tenemos por delante amenazas comunes", dijo Rice en alusión al tema del terrorismo.

Aunque usted no lo crea es muy probable que lo que, en principio, parecía una relación comercial entre Rusia y Venezuela destinada a dotar al gobierno venezolano de un proveedor militar confiable, pueda adquirir, en un futuro cercano, las características de una alianza política más estrecha.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog