La Cuadrícula Mental de Tobías

Por Venezuela Real - 2 de Mayo, 2007, 18:47, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Francisco TORO
Noticiero Digital
01 de mayo de 2007

Llevo ya cuatro años en plan de becario en este rinconcito de Europa, y admito que desde hace dos hago lo posible por no hablar sobre Venezuela con esta gente. Sencillamente es inútil. El software mental del Europeo no le permite procesar una realidad tan heterogénea como la nuestra.

El trabajo de traducción cultural - lo que hay que hacer para expresar nuestra situación en términos que ellos puedan entender - es agotador y pocas veces fructífero. Hace ya tiempo que entendí que cuando me preguntan que qué me parece la última de nuestro presi, lo mejor que puedo responder es "no me enteré; es que estaba viendo el partido del Manchester United - ¿viste que bárbaro Giggs por la banda?"

Con todo y eso, a veces a uno lo agarran desprevenido. El otro día me conseguí a Tobías, un muchachote alemán muy simpático que para practicar su francés lee Le Monde Diplomatique y para practicar su español me interroga sobre Chávez:

"Hola, Vransizco," me saluda, "oye, zerrrá verrrdat que vueztrrro prrrezidente kierre kambiarrr 70 arrrticulos de vueztrrra konztituzión?"

"Pues si, Tobías," le digo yo, "¿no ves que Chávez quiere mandar hasta que se muera?"

"Zi, bueno," me responde, "ezo lo logrrra kambiando un zolo arrrtículo, perrro lo ke no entendí ez parrra qué quierrre kambiarrr loz otrrroz 69?"

"Yo tampoco. La verdad es que en Venezuela los otros cambios no le interesan a casi nadie."

Se me queda viendo con una expresión de profunda confusión hasta que me dice "perrro, ¿komo ez pozible ke kambien media konztituzión y ezo no le interrreze a nadie?"

Y ahí me doy de que la cosa es grave. O cambio el tema, o van a ser como 3 horas de explicaciones para que el tipo enteinda el trasfondo del asunto. Porque, viéndolo bien, ¿cómo hace uno para explicarle a un alemán con la materia gris cuadriculada que, en la práctica, el 98% de nuestra constitución es de mentirita? ¿Eso se podrá lograr sin revolverle las ontologías? Me doy cuenta de que, para que medio capte el asunto, tendría que lanzarme una perorata así:

Ven acá, Tobías, que te voy a contar un secreto que ya todos los venezolanos sabemos, pero que - hasta el día de hoy - ningún extranjero ha conocido: resulta que en Venezuela no hay una constitución, hay dos.

Primero está la Constitución Dura, que es la que explica como se llega legitimamente a la presidencia de la república. En español eso se llama el 'Hilo Constitucional.' Y son cinco articulitos nada más, de los 350 que tiene el texto. ¡Sí! Búscalos en internet si quieres...el 227, 228, 230, 233, el 234 y ya. Esa es la Constitución Dura.

Por otra parte tenemos la Constitución Blanda, que es la letanía interminable de buenas intenciones y de hipocresías solemnes que andan regadas por los otros 345 artículos.

Fíjate que curioso, Tobías: lo realmente novedoso de nuestra jurisprudencia es que la Constitución Dura es de obligatorio cumplimiento, pero la Blanda no. Eso no lo vas a conseguir escrito en ningún libro de derecho, pero a la hora de la verdad todos los venezolanos sabemos que es así. Y ojo, eso no es que lo inventó Chávez. Mentira. La constitución de 1961 la tratabamos igualito. El disco-duro político del venezolano está formateado así.

¿Qué quiere decir, en la práctica? Que cuando alguien trata de romper el hilo constitucional, hablamos de un golpe de estado. Ya sea el Carupanazo, el 4F o el 12A, nos alarmamos porque eso viola la Constitución Dura. Pero las centenares de violaciones de la   Blanda que hemos visto no digo desde el año 99, sino desde el 61, esas nunca las consideramos golpes de estado. En el fondo, todo el mundo entiende que algunos artículos son más iguales que otros.

Y es que nuestra Constitución Blanda esboza una especie de Utopia Helvética que no se parece en nada al país en que vivimos: un sitio en el que el derecho a la vida está garantizado, el debido proceso es sacrosanto, los servicios públicos se prestan indistintamente en Español o en Wayuu, el gobierno jamás gasta ni un medio sin previa autorización de la Asamblea Nacional, todo el mundo tiene una vivienda decente, un buen empleo, vacaciones y aguinaldo, los funcionarios públicos están al servicio del estado y no de una parcialidad política, los militares no tienen pero naíta que ver con la política más allá de su derecho al voto, el Fiscal General es un angelito inmaculado de imparcialidad salomónica y pare Ud. de contar. Suena fantástico, ¿no?

Lo que pasa, Tobías, es que la Constitución Blanda en realidad no es un marco legal obligatorio, sino más bien un compendio de nuestras aspiraciones. En teoría será de obligatorio cumplimiento, pero la experiencia nos enseñó hace ya tiempo que eso es paja. Y por eso es que nadie se preocupa por la reforma de los otros 69 artículos, Tobías, porque al máximo lo que pueden lograr es remplazar una cuerda de aspiraciones liberales a las que ya nadie les para por una cuerda de aspiraciones socialistas a las que tampoco les van a parar.

Me lo quedo viendo, preguntándome si de verdad tendrá sentido tratar de explicarle todo eso. Pero ya de antemano sé que no vale la pena, porque para que un alemán entienda el sentido profundo de una explicación así, primero tendría que dejar de ser alemán.

"No tengo ni idea, Tobías," le miento, "es que anoche estaba viendo era el partido del Chelsea. Parece que a Shevchenko le hicieron una
lobotomía antes de soltarlo del Milan, ¿no crees?"





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog